¡Qué mal amigo soy! ;)

128793_la-sinceridad-les-duele

Soy un pedazo de cabrón, jajaja! Ale, “pisando fuerte”, como diría Alejandro Sanz, jajaja!

¿Qué diablos le pasa a la gente que no acepta que puedan estar haciendo algo mal y se enfadan muchísimo cuando sus amigos se lo dicen?

Si en algo se caracteriza un amigo es precisamente en que es SINCERO contigo, nooo? Entonces, deberíamos, lo primero, AGRADECER las muestras de sinceridad evidentes (qué mayor sinceridad que te llamen “gilipollas” a la cara?!, jajaja!). Después, deberíamos CONTENER nuestro EGO enfurecido por el resultado nefasto de algo tan bueno como es un acto de sinceridad, jejeje… Más tarde, una vez relajados, pedir EXPLICACIONES… ;) Seguidamente, si vemos incoherencias en esas explicaciones, REPLICAR con nuestras propias ideas… Eso podría llevar a un DEBATE, apasionado incluso… Finalmente, cuando no hay pretensión de GANAR, el debate suele derivar en una VARIACIÓN de la ideología de ambas partes…

Con todo ese fantástico proceso COMUNICATIVO, iniciado con una aparente “agresión” (que no lo es, dadas las explicaciones posteriores), uno consigue incrementar más el AFECTO por su amigo… Milagro!…, lo que empezó con una aparente agresión, resulta que ha acabado incrementando la amistad! :)

Por otro lado, si todo ese proceso COMUNICATIVO no se establece, la amistad se resiente e incluso se ROMPE… Lo más lamentable de todo es que nuestros mejores amigos son los que pueden aportar más a nuestras vidas… y alguien “igual” a nosotros no nos aportará nada nuevo… Es decir, con esa actitud nos quedaremos sin verdaderos amigos…

La conclusión es muy interesante: Ante alguien que te moleste por sus ideas, no te enfades, PREGÚNTALE… De eso depende de que podáis ser grandes y verdaderos amigos o grandes y verdaderos enemigos… Como muchas veces se ha dicho, LO OPUESTO A LA AMISTAD, NO ES LA ENEMISTAD, ES LA INDIFERENCIA… ;)

Corolario: Sin SINCERIDAD (aunque sea “molesta) sólo obtendremos amigos “de pacotilla”… Yo paso de amigos de pacotilla, y tú? ;)

Corolario 2: Por eso vivimos en una sociedad tan superficial, aparente y artificial: La gente no es sincera… Y la gente no es sincera porque no tienen valores… (si no tengo criterios, no tengo argumentos con los que sincerarme). Vaya dramática conclusión, no es cierto? :O

Eyes connection

eyes-for-love-sexy

Today it has happened something very special… It has happened an “eyes connection”… For me it is incredible how we can connect each of us through eyes…

Some days ago I saw a speech about the symptoms of lie. Particularly, the speaker said that lie, contrarily to people thought, is not seen on eyes… There are many other symptoms that a liar may show when he or she lies. Ok, it is possible, but what about… feelings… attraction… love… ?

Today I have experienced something that I had not experienced rather time ago: Fix my eyes in the eyes of other person, while we were speaking… A fixing very deep, like I was reading her mind. It is an amazing sensation… It seems like you knew that person since many years… “So beautiful”, I was thinking at the same time I was hypnotized by her eyes… Asian eyes with Brazilian culture… She is really beautiful, but very normal too. Anyway, she has hypnotized me this afternoon in our class of English…

It makes me remember the last time that I lived that so special situation. It was with my ex-girlfriend… It was amazing… So amazing than I feel it was very real, very important, very… I don’t know, maybe it’s just a “hormonal game”, maybe I’m too “stupid and romantic”, hehehe…. I don’t know, but it’s a very amazing moment, no doubt about that! To my ex, I was able to be seeing her eyes for hours, almost without speaking… The language of eyes… It seemed like a direct access to our minds, our souls…

Anyway…, today, after some years after that relationship, I have felt something very similar to this sensation… What is the problem? She has partner, a “little big” problem…, hehehe… Anyway, I’m happy because these types of experiences make me feel very… alive! :)

—————-

This text was written several weeks ago… Something very special has been “cooked” between us but she is a very honest and responsible person and nothing more will occur… The next week is my last week of my current English course. After that, probably we see each other never more … Be happy my temporal angel…, and thanks a lot to make me feel alive again… See you always :)

Información, la clave para actuar con coherencia.

Ignora este llamamiento. Se consecuente con TUS ideas, no con tus actos.

INFORMACIÓN => ANÁLISIS => CONCIENCIACIÓN => ACTUACIÓN

Ese es el proceso natural que seguimos las personas para llegar a actuar. Aunque, lamentablemente hay muchos que simplemente actúan, MANEJADOS por la conciencia de otros… Por eso, es tan importante INFORMAR. Y se puede informar de la forma que uno quiera en función de la capacidad de ANÁLISIS que los demás posean.

Lamentablemente, no mucha gente es capaz de hacer un análisis objetivo de cualquier circunstancia. Por eso, es necesario acudir directamente a la EMOCIÓN que también activa directamente la CONCIENCIA. Una información impactante consigue ese efecto: Concienciar de forma directa. Eso, mientras la información sea VERAZ, no tiene nada de malo, aunque lo ideal es siempre llegar a hacer un análisis propio y lo más objetivo posible. Los manipuladores se las saben todas y pueden llegar a falsear la información para conseguir concienciar directamente y así evitar el análisis que los delataría. Pero si la información es “pura y dura”, no hay nada que temer, por muy impactante que pueda ser.

Yo he detectado mucha manipulación en mi entorno de la que yo no era consciente (como la gran mayoría). Pero un día me propuse “SALIRME DEL REBAÑO” y empezar a ANALIZAR cualquier situación “sospechosa”… Después, de forma natural, llegó la CONCIENCIACIÓN y, finalmente, la ACTUACIÓN.

Yo ya hace mucho que estoy ACTUANDO y no por eso, dejo de INFORMAR; porque soy consciente que para ARREGLAR PROBLEMAS graves y generales, necesitamos unirnos y luchar por esos objetivos comunes. Pero nuestros enemigos (los manipuladores) lanzan este tipo de “campañas” para romper esa unión y así seguir con su imperio totalitario basado en la mentira edulcorada.

Por lo tanto, por mi parte, seguiré subiendo a mis perfiles (facebook y twitter) todas las foto-denuncia que crea necesarias y “orientadas a todas las capacidades analíticas” (más o menos impactantes). El día que no fastidien a nadie será cuando ya no sean necesarias y entonces dejaré de hacerlo.

Penas de emigrante

tocon--estatua-dedicada-al-emigrante-_100994Quiero que me vaya bien en Australia… Querría conseguir un buen trabajo; ganar un sueldo decente; tener buenos amigos; conseguir un buen nivel de inglés; conocer más de esta variada cultura australiana; … Y ya por pedir, conocer a esa chica… bueno, mujer ya a mi edad, jejeje…, con la que incluso fundar una nueva “estirpe Rodríguez australiana”, jejeje… Sí estaría bien…

Pero también quiero volver, claro… Me cuesta asimilar que mis sobrinas, Alba y Leyla, “las niñas de mis ojos”, ya no me querrán como a mi me gustaría que me hubieran querido… Y lo mismo de mi sobrino y ahijado Iker: Cuando lo vuelva a ver, ni intuirá quién soy… Y también me cuesta asimilar que mis hermanos cada vez estarán más lejos de mi y de mi vida… Mis padres son los únicos que parecen tomar consciencia de que “esto es serio”; que es posible que ya no vuelva nunca más a vivir en la misma ciudad que ellos.. Ni en el mismo país… A 15.000 kilómetros de distancia… En general, me cuesta asimilar que el “anterior Alberto” podría haber “muerto” para siempre…

No se trata de una simple “evolución personal”, no… Cuando uno emigra tan lejos, cuando deja atrás todo un estilo de vida, una cultura, un hogar, unas personas que quiere y con las que mantenía un contacto frecuente y cercano; ya no se trata de una simple evolución personal… Es un corte brusco en tu vida… Es un volantazo en medio de la “autopista de tu vida” que, si no lo controlas, te puede hacerte salir de ella…

Primero te das cuenta que la mayor parte de todas tus posesiones ya no valen un pimiento… Todos los años trabajados para poder hipotecarte, para tener un coche, TV, ordenadores, los muebles que soñaste para tu soñada casa… Todas las horas invertidas trabajando para conseguir tu hogar “perfecto”… Todo dejado atrás, abandonado para siempre jamás… Incluso la simple ropa que debemos dejar en gran parte antes de partir… Nada vale nada ya…

Después, cuando ves o empiezas a ver que posiblemente te vaya “bien”, te das cuenta de la verdadera pérdida: La afectiva… Las cosas se vuelven a comprar y listo… Pero el afecto es más difícil de obtener. El afecto no se compra. Y cuando llevas toda una vida en un lugar es casi “automático”. Pero cuando te “plantas” en un lugar tan alejado en muchos sentidos, tienes que “reinventarte” no solo para las cuestiones prácticas, sino también para las “cuestiones afectivas”…

Debes ir con pies de plomo para evitar mal-entendidos personales en un entorno muy diferente al que provienes… Tienes que ser exageradamente cuidadoso en el trato personal, porque eres un extraño que “vete a saber qué piensas”, “vete a saber qué quieres con esas palabras tan extrañas que pronuncias”, “vete a saber si sólo estás aquí para hacer dinero, cueste lo que cueste”… Muchas lógicas desconfianzas, totalmente aceptables, se les plantea a toda la gente que te encuentra en su camino… Tienes que ganártelos “a pulso”… Te das cuenta pues, de lo que cuesta “venderte” a la gente, cuando ya eres un adulto y en una sociedad que, como la nuestra, es bastante superficial y materialista, donde para que apuesten por ti tienes que multiplicar por diez tus cualidades… Tienes que dar, dar, dar…; y eso cuando apenas ya no tienes casi nada, ni material ni afectivo…

“¿Qué puñetas hago aquí?”, nos preguntamos muchos de los que decidimos abandonar nuestra vida en algún momento… Con muchas ilusiones salimos de nuestras patrias pero las más importantes cuestan mucho. Me refiero a las afectivas… Y es que muchos de los que salimos, no lo hicimos sólo por encontrar un trabajo y una vida “material” más o menos confortable, no… La mayoría lo hicimos también para encontrar una “vida afectiva” que no obtuvimos en nuestra tierra… Porque quien tiene el “corazón sano” no se va solo de forma indefinida, nunca… Los solitarios que hemos salido de nuestro país, con expectativas de no volver, es porque teníamos heridas “cardíacas” más o menos intensas, no tengo ninguna duda de ello… Y mi caso no es una excepción…

Resulta paradójico que, estando estando mal del “corazón”, algunos como yo nos hayamos arriesgado a empeorar nuestras “heridas cardíacas” al alejarnos indefinidamente de nuestras familias y amigos más cercanos… Suena a locura… Suena a suicidio sentimental… Suena como a echarle más agua a uno que se está ahogando… Bueno, supongo que también somos personas que amamos los retos porque ante ellos nos superamos… Es nuestra baza, una baza arriesgada pero la única que tenemos parece.

En fin…, os echo de menos a todos…. Mi familia, mis amigos, los buenos momentos con todos vosotros, esta navidad que no podré vivir por primera vez con todos vosotros…

También te echo de menos a ti…, mi único amor?… Sí, soy un estúpido que se quedó “atrapado” en el verano del 2011… El verano que todo el mundo debería vivir por lo menos una vez en su vida… Mi oportunidad llegó tarde pero la viví intensamente, de eso sí que no podré arrepentirme jamás… Posiblemente fuera una de las razones por la que todo acabó pero me produce satisfacción saber que esos últimos meses de ese verano fueron los más especiales de mi vida… Sí, fue como un sueño, como la más tonta y ridícula película romántica jamás vista… Pero en este caso, fue real… Real mientras duró claro… Y esa historia también la veo ahora muy lejana aquí en Australia… Con las diferencias culturales y sin apenas vida social “australiana”, que se vuelva a dar una “versión” de aquella historia, también me parece, hoy por hoy, totalmente inverosímil. Me parecería ya inverosímil incluso en mi tierra… Me da la sensación de que fue mi única oportunidad… Y se perdió en el “infinito espacio” por siempre jamás… Así lo siento…

En fin… Os quiero y os echo mucho de menos a todos… Cuando uno se va, se da cuenta de lo que realmente merece la pena…; de lo que realmente vale y lo que no vale nada…

Besos y abrazos para todos… :)

Alberto.

Trabajar sin red de seguridad

imagesEs la primera vez en mi vida que trabajo realmente con la sensación de NECESITARLO de verdad…

Hasta ahora había tenido la “suerte” de trabajar con respaldos de algún tipo… Familia o amigos cercanos que siempre te pueden ayudar. O simplemente, la subvención del gobierno por no tener trabajo (el famoso “paro” de España). Entrecomillo “suerte” porque he descubierto que no ha sido tanta suerte realmente.

Como emigrante, ha sido cuando por primera vez he “saboreado” qué es eso de trabajar por necesidad de verdad. Ver cómo se acercan los plazos de pago (alquiler, matrícula de la academia de inglés, etc) y no tienes casi ni para comer es algo bastante angustioso… ¡Y te aferras a cualquier cosa! Ahora sí que puedo decir con mucha claridad que “no se me caen los anillos” por trabajar de lo que sea! Y por muy ingeniero técnico que sea! Repartidor de propaganda, charcutero, vendedor, limpiador, cocinero, cobrador, “encargado”… A excepción del repartidor, todo lo otro lo hago en mi actual trabajo!, jajaja!

Y lo mejor que saco de estas experiencias laborales es constatar mis PRINCIPIOS.., lo que me enorgullece particularmente de mi mismo claro… Veo que aunque esté fregando un suelo mugriento y pisando cucarachas mientras estoy cortando carne (jajaja!) lo hago con “GUSTO” joder! Porque hacer las cosas con PRINCIPIOS es lo más importante en esta vida… Independientemente de tu entorno, sea bueno o malo, HACER LO MEJOR que sepas tus tareas, ver la sonrisa de agradecimiento de los clientes, hacerles un pequeño descuento en determinadas ocasiones, ser honesto con tu jefe aunque el no lo sea contigo… En definitiva, hacer mi “cutre trabajo” lo mejor que puedo y sé, lo convierte en un GRAN TRABAJO, que nada o poco tiene que envidiar a mi trabajo como ingeniero…

Y cuando cobrassss… uf… ese dinero parece mucho más valioso que antes!, jajaja! Es impresionante como cambia el valor de las cosas en función del entorno. Incluido el valor del propio dinero…

En fin, esta creo que va a ser una de las mejores experiencias personales que pueda sacar de mi aventura australiana. No es precisamente placentera pero sí muy enriquecedora en muchos sentidos…

¿Qué es manipular?

1223176397398_fEste artículo es comprometido… Es comprometido porque voy a intentar explicar qué es manipular. Por lo tanto, podría intentar manipular directamente con él, jejeje… Si no se entiende lo que digo, quizás deba seguir leyendo mi querido lector… ;)

Si eres de los que vives de forma “sencilla”, sin pensar mucho y no tienes intuición alguna (típico hombre, por ejemplo?) eres la presa perfecta de los manipuladores…

Los hombres normalmente nos salvamos de la manipulación si somos muy inteligentes (nuestra intuición es nefasta). Por eso, la mayoría de las víctimas de la manipulación suelen ser hombres puesto que tampoco somos especialmente inteligentes en relación a las mujeres (eso creo!).

Con los efectos de la “masculinización” del “feminaZismo” actual, gran parte de las mujeres también están siendo terriblemente manipuladas: Ignoran su intuición femenina y como tampoco creo que sean especialmente inteligentes, finalmente se convierten también en víctimas de la manipulación… Y es que el movimiento feminaZi es intrínsecamente manipulador y lo primero que ha hecho es destruir la principal defensa de las mujeres contra la manipulación: Su intuición, claro. Pero bueno, ese es otro tema (ya tratado en este blog, por cierto).

Con todo eso, es fácil comprender por qué vivimos en una sociedad tan manipulada. Nos hemos convertido en animales sin instintos/intuición (plantas quizás?) y sin capacidad práctica de razonamiento. Por lo tanto, eso de que el Ser Humano es un ANIMAL RACIONAL… queda en suspenso puesto que ni es tan animal ni tan racional.

Mal futuro nos espera si no volvemos a nuestras raíces más “animales” (intuitivamente hablando) o si no conseguimos ser realmente más racionales.

Ser uno mismo es la tarea más complicada a la que nos enfrentamos cada día

frases-de-coherencia-de-Gabriel-Marcel-01Qué poca COHERENCIA he visto siempre a mi alrededor!… Un día, trágico día…, me enemisté con el que fue un grandísimo amigo… Y lo que más me dolió en su comportamiento fue eso precisamente: Su INCOHERENCIA…

Estamos “impregnados” de incoherencia hasta las cejas… Y en los sentimientos es dónde se aprecia más, sin duda. “Hoy te quiero muchísimo, pero mañana te puedo odiar con toda mi alma”…

Y es que, en los últimos tiempos he recibido algunas noticias de este tipo que me causan gran desasosiego, la verdad. Me generan bastante decepción, ya no en las personas que han protagonizado esas incoherencias, sino en las Personas en general. Y es que somos seres total y absolutamente EMOCIONALES… No nos “rige la cabeza”, nos rige “otra cosa” que poco o nada tiene que ver con la coherencia…

Y es que yo creo que los SENTIMIENTOS, los sentimientos de verdad, se apoyan definitivamente sobre eso: La SINCERIDAD, La SENSATEZ, la HONESTIDAD, la RESPONSABILIDAD… etc… Y cualquier relación humana “intensa”, amistad y/o amor, debe apoyarse necesariamente sobre esos “pilares fundamentales” de la esencia humana…

Cuando, forzamos esos sentimientos sin esa base “coherente” estamos condenados al fracaso sentimental, más tarde o más temprano. Con el agravante “gravísimo” de estar implicando a otra persona en nuestro “pecado”…

Multitud de parejas y supuestos grandes amigos de “naturaleza incoherente” se han formado tan rápido como se han destruido también… Pero sólo los que se dejan de “tonterías” (atracción básicamente sexual para las parejas, o meros actos de apariencia en la amistad, por ejemplo) son los que verdaderamente superan las barreras del tiempo e, incluso, incrementan sus lazos de una forma casi indestructible a lo largo de los años….

Y no quiero que nadie se equivoque: Cuando hablo de esta coherencia, no hablo de AFINIDAD, ni de COMPLEMENTARIEDAD… La sinceridad es, sin duda alguna, el ingrediente imprescindible en esta receta tan especial llamada Amor o Amistad… No importa que tu amigo sea como tú o que os complementéis… En absoluto!

Lo único que hace falta para tener “sentimientos coherentes” es SER UNO MISMO… Lo que me lleva a concluir que para tener verdaderos amigos, debes conocerte y RESPETARTE muchísimo… (ser coherente contigo mismo vamos!). Lamentablemente, hay muy pocas personas que realmente sean ellos mismos. La gran mayoría se pasan la vida intentando ser otras personas sólo para “corresponder”… Se creen erróneamente que así serán más queridos… Enorme y trágico error para todos los que los rodean, pero sobretodo, para ellos mismos…

Lección de amor

Hoy los he conocido… He conocido a Cristina y a sus padres…

Y me he emocionado al tener delante a los protagonistas de una historia tan bonita aunque tan trágica que hace unos meses descubrí en Internet pero que, paradójicamente pasaba en mi misma ciudad.

Y he contenido la emoción al acercarme a Cristina y a su madre… Y con los ojos llorosos su madre no sólo lo ha entendido sino que lo ha agradecido. Muy cercanos, muy humanos… Y lo compruebas porque sólo piden rezos para su hija, nada más.

Como dije en su momento, no sé si los rezos, pero estoy seguro que toda la “energía emocional” que genera esta historia está ayudando a que, HOY, Cristina se haya ESTABILIZADO en lo que ERA una enfermedad irreversible, progresiva e implacable… Quién sabe…, a lo mejor, con nuestro “afecto a distancia” conseguiremos curarla…

Ese es el mensaje más importante que saco de esta historia: El Amor, la Humanidad… realmente son tan importantes cómo estas historias nos hacen sentir? Ojalá así sea y así lo podamos ver todos algún día… :)

El placer de la gratitud

Image: LULO

Recientemente he visto una película que me ha dejado huella, que me ha hecho sentir algo realmente distinto de lo que, hasta ahora había sentido: El placer de la gratitud…

La película es “Lo Imposible”. Para los que no la conozcan, es una película que narra la experiencia vital de unas personas en medio del tsunami que arrasó Asia en el año 2004.

Esa película me mostró un placer que no era desconocido para mí, pero que no sabía que podía llegar a ser tan reconfortante…, tan intenso… Sólo lo percibí, puesto que no he llegado a experimentarlo en persona. Pero es igual, algo en mi interior me dice que ese placer, esa felicidad existe y que es tan grande como yo la presiento.

En mi vida reciente me etiquetaba a mí mismo como una persona NO solidaria y me gustaba presumir de eso… Como contrapartida, solía argumentar que, mejor que la solidaridad, era la responsabilidad personal, los principios, los valores, el compromiso… de las personas con su entorno más próximo… Si todos obráramos de esa misma forma, no seria necesaria la solidaridad, porque todos aportaríamos lo mejor de nosotros mismos al mundo…

Además, solía decir que la solidaridad, tal como se suele entender, podía ser hasta contraproducente, porque podía ser empleada como una forma de encubrir nuestras bajezas… Como una especie de “dispensa papal” para poder tener otras actividades no tan altruistas…

Para acabar con mi argumentario “anti-solidaridad”, también tenía la sensación de “improductividad solidaria”. Es decir, pensaba que la solidaridad era muy poco eficiente. Que era mejor dedicarse a nuestras especialidades laborales, aunque fuera cobrando y que con eso, indirectamente, al ser más eficientes también seríamos finalmente más solidarios en el marco general de la sociedad…

Bueno, no eran argumentos vacíos… Pero ahora creo que no decantan la balanza una forma clara….

———————————————

No es que ahora diga que la solidaridad es la solución directa a todos los problemas de la Humanidad. No, no pienso eso ahora. Pero ahora, entiendo que la solidaridad también es una actitud personal de quien quiere disfrutar del placer de la gratitud

En la película que he mencionado, lo que me impactó tremendamente es lo feliz que se puede llegar a ser en medio de la mayor de las tragedias… Y ese camino es el de la solidaridad… La recompensa en forma de gratitud directa de quienes ayudas puede hasta con la mayor de las penas… En un entorno de muerte y destrucción como fue el tsunami asiático, noté la felicidad de mucha gente al recibir la gratitud de quienes ayudaban a sanarse, a encontrar sus seres perdidos, a esforzarse sobrehumanamente para salvar a un auténtico desconocido…

Yo sentí esa felicidad, ese placer directo… al obtener esa gratitud inmensa… Y reconozco que me sentí estúpido al no considerar ese factor a la hora de valorar el concepto de solidaridad anteriormente… Quizás porque yo pensaba en esa otra solidaridad, que no recibe esa gratitud de forma directa y evidente… Supongo que ese tipo de solidaridad es más bien un “trámite burocrático” basado en grandes principios pero poco en emociones esenciales y directas.

En fin, ahora ya no infravaloro el papel de esa solidaridad “anónima” porque entiendo que se fundamenta en algo esencial en el Ser Humano que se llaman Principios Fundamentales. Esos Principios, “obligan” al Hombre a ayudar a los demás, aunque no reciba nada a cambio. Ni siquiera gratitud.

Y tampoco desprecio el que se dedica a realizar simples tareas solidarias de “poca eficiencia” puesto que ayudar a una sola persona siempre supone un gran hito, ya que el valor de una sola persona debería (aunque no lo sea muchas veces) inconmensurable. Además, en un sistema tan corrupto como el nuestro, tengo serias dudas de que nuestro supuesto eficiente trabajo especializado, realmente tenga algún impacto en la sociedad en general, sino más bien en ciertos grupos de corruptos que se llenan los bolsillos con nuestro esfuerzo…

—————–

Por todo ello ahora también entiendo mucho mejor esa solidaridad “directa” (no anónima) a la que se dedican los misioneros, los voluntarios de ONGs,… Todas esas personas que ayudan directamente a los necesitados y que lo hacen, en gran medida, para recibir su gratitud…

Tan importante es mi cambio de percepción del concepto que estoy valorando muy seriamente en “hacer una incursión” al nivel que sea (profesional incluso) en el mundo del voluntariado y la solidaridad…

Una gran película que me abrió los ojos a una experiencia vital esencial que yo tenía muy dormida…

¡El secreto de la felicidad… SÍ… es tener buena memoria!

¡NO ES CIERTO!

¡NO ES CIERTO!

Sí!, he visto muchas frases similares pero que dicen todo lo contrario: Que el secreto de la felicidad es NO tener buena memoria… Uf…, qué error tan grande, por favor… Si quieres saber por qué lo creo, te pido algo de paciencia y que me leas… ;)

Lo que nos hace sufrir realmente en los momentos malos es nuestra pasividad ante los mismos.

Cuando uno hace todo lo que considera oportuno para salir de un mal momento ya no se siente realmente mal, sino esperanzado por ver si surtirá efecto su esfuerzo. Si no surte, tampoco debe ser motivo de desesperanza sino de aprendizaje, de evolución… Los malos momentos son una oportunidad de aprendizaje. Son la mejor forma de aprender puesto que si te sientes bien, ¿para qué cambiar? Por lo tanto, aunque suene extraño, deberíamos agradecer nuestros problemas! :)

Nuestra tristeza ante los malos momentos es sólo el “chivato interno” que nos avisa de que no estamos haciendo todo lo posible para salir de esos momentos. Cuando uno “navega entre problemas” pero no se siente realmente mal, es síntoma de que está haciendo todo lo posible por solucionarlos.

El error fundamental ante los momentos negativos es buscar las soluciones en nuestro entorno, en lugar de hacerlo en nosotros mismos. La solución a nuestro problema es ACTUAR frente al mismo. Como sea, pero HACER algo. No hay excusas para no hacer nada… No se trata de inteligencia, dinero, poder, etc… Se trata sólo de voluntad…

La voluntad es la mayor virtud de una persona. Porque si el entorno le facilita la vida esa persona será feliz. Pero si su entorno no se la facilita, con su voluntad pondrá remedios a los problemas que se le presenten y, finalmente, incluso se sentirá más feliz por haber vencido a esos problemas con sus propios medios, de entre los que destaca esa voluntad.

Pero la dificultad esencial para salir de la pasividad es que la tristeza llama a la tristeza y se puede entrar en una “espiral depresiva”: Cuando más deprimido me siento menos energía para salir de esa espiral y más me deprimo… Y así hasta llegar al “fondo”… Pero incluso en ese fondo, algunos no reaccionan… Pasan entonces a un estado de aletargamiento… Un estado no de mayor tristeza pero sí de “pasividad crónica”. En casos extremos, esa pasividad les conduce irremisiblemente a una “inapetencia crónica”. En ese estado, “ni sienten ni padecen”, todo les da igual. Se convierten pues en “objetos sociales”, no en seres sociales… No se enfrentan a nada pero tampoco sirven de apoyo a nada ni a nadie… “Están pero no son”… Abandonan cualquier actividad social e incluso personal, llegando a descuidar aspectos fundamentales relacionados con su propia salud…

Pero no!, haber tocado fondo es una oportunidad no un final… Es una oportunidad para empezar a subir… Una oportunidad para empezar a sentirse bien… Milagrosamente, cuando uno “ha tocado fondo” resurge en él el instinto de supervivencia que le impulsa a “hacer algo” y no abandonarse a la pasividad total y seguir por el sendero de la auto-destrucción personal que antes he expuesto.

Siempre recordaré un examen en la universidad que ilustra muy bien este fenómeno del “hundimiento personal”. Al pie de este artículo lo expongo para no romper la argumentación del mismo.

El anterior ejemplo ilustra cómo podemos salir de los malos momentos y cómo además, podemos lograrlo con finales incluso mejores que si no hubieran aparecido esas “piedras en el camino”. El siguiente escoyo a superar para solucionar los problemas es que, cuando el periodo de hundimiento es muy largo, no somos conscientes del mismo y lo vamos asimilando como algo natural, algo propio a nosotros mismos… De tal manera, cuando hemos llegado lentamente al fondo, no reaccionamos porque ya ni recordamos lo felices que fuimos en el pasado… Y finalmente aceptamos esa situación de forma indefinida… Es cuando ya no somos capaces de salir del pozo a no ser que nos echen una mano. Esa mano, viene a representar nuestra memoria fallida… Un amigo cercano, un pariente, un profesional que, por lo menos, dé por hecho que somos personas que, en algún momento de nuestra vida, fuimos realmente felices… Estas personas lo único que hacen es intentar despertar nuestro recuerdo… De esa forma, volvemos a motivarnos y salimos por nuestro propio pie de ese pozo de tristeza en el que estamos anclados por esa especial falta de memoria… Pero salimos nosotros realmente… Esa mano es más virtual que real…

La Vida no es buena ni mala, somos nosotros los “malos” si no sabemos ser felices con lo poco o mucho que ésta nos ofrece… La Vida en sí misma, es el mayor regalo que el Universo nos ha podido ofrecer para ser felices… Vida y Felicidad son realmente sinónimos desde ese punto de vista… Aprovechemosla pues, fuera de cualquier pozo de tristeza, teniendo en cuenta las reglas fundamentales para no caer en él:

  1. La VIDA, en sí misma, es la gran oportunidad de ser FELICES. En la muerte nadie nos asegura que podamos serlo, esa es la única gran seguridad que tenemos. Por lo tanto, todos podemos ser felices, independientemente de nuestro “destino”.
  2. Los PROBLEMAS son oportunidades para aprender…, para evolucionar como personas…, para ser algo más que “carne y huesos”… Por eso, aprender y evolucionar es fundamental… No es una opción, es un deber como personas.
  3. Además, un problema resuelto es un motivo adicional de alegría… Por lo tanto, un problema es también una oportunidad para ser feliz
  4. Nuestro detector de problemas es nuestra TRISTEZA… Por lo tanto, no debemos reaccionar ante ella con más tristeza sino con voluntad de solucionar dichos problemas…
  5. Consecuentemente, es necesario cultivar nuestra VOLUNTAD para afrontar los problemas que [siempre] aparecerán en nuestra vida. Y es necesario cultivarla cuando estamos felices, puesto que la tristeza llama a la pasividad… Por eso, la falta de voluntad es la razón fundamental para llegar a la tristeza. Voluntad y felicidad van de la mano, siempre.
  6. Nuestro instinto de supervivencia es el germen inicial de voluntad… Por eso, si caemos en el pozo de la tristeza, debemos aprovechar ese instinto para empezar justo en ese momento el verdadero cultivo de esa semilla llamada Voluntad… Ese simbólico pozo es pues, nuestro indicador más claro de que la voluntad es fundamental en nuestras vidas… En ese momento ya no deberíamos tener ninguna duda de esa REALIDAD: La Voluntad es la cualidad más importante del Ser Humano. Cuanta más voluntad tengamos más Humanos somos, sin duda alguna.
  7. Nuestra memoria es el órgano fundamental contra la tristeza: El RECUERDO de nuestra felicidad pasada alimenta y mantiene nuestra Voluntad presente. No debemos perder ese recuerdo jamás… Es nuestra garantía de felicidad…

Nunca he presumido de tener buena memoria… Pero si nos fijamos, la lista anterior empieza con algo fundamental y muy abstracto: La FELICIDAD… y va encadenando conceptos relacionados hasta llegar a algo aparentemente poco relevante pero muy concreto: La MEMORIA

Todos pensamos que la inteligencia o el raciocinio son nuestra principal cualidad como Seres Humanos, desde un punto de vista antropológico o biológico .. Pero con esta reflexión, estoy intuyendo que, para ser una persona feliz, es más importante la memoria que la inteligencia como cualidad “fisiológica”… Interesante conclusión que podría dar para otras reflexiones… ;)

————————-

ANEXO: Ejemplo personal de “hundimiento personal”.

Era un examen muy complejo. Un examen final sobre física-electrónica. Muy largo…, abstracto… Tedioso… En fin, era el mismísimo “infierno académico” ese examen… Todos le teníamos un miedo atroz… Yo lo tenía muy preparado pero no me podía abstraer de ese pavor al suspenso, lo reconozco.

Pues bien. El examen comenzó. Me quedaban por delante unas cuatro o cinco horas de sufrimiento (sí, eran inhumanas esas largísimas “torturas intelectuales” a las que nos sometían)… En fin, no empecé mal pero me entretuve mucho en los primeras preguntas y, hacia la mitad pasada del examen comprobé que sólo había liquidado un 10/20% del examen…

Uf…, me empezó a invadir el “pánico temporal”: ¡No me iba a dar tiempo acabarlo! Mi organismo empezó a revolucionarse… El corazón a latir muy rápido… Sudores fríos… “Tanto esfuerzo para nada”…, era la frase que ocupaba mi mente en lugar de las soluciones a los complejos problemas que se me planteaban en el examen… Lo recuerdo como una auténtica “espiral de pánico” ante el suspenso de la asignatura…

Así estuve, totalmente bloqueado, aunque intentando calmarme un buen rato… Pero esa espiral de pánico pedía más y más protagonismo, al ver el tiempo pasar y que no conseguía calmarme…

Pero en cierto momento llegó la paz… de golpe… sin avisar… En ese momento pensé la frase milagrosa: “Vale Alberto, ya está… si sigo así, SEGURO que suspendo… SEGURO, sin duda alguna… Sólo me queda una alternativa pues: Hacer LO QUE PUEDA...”… Y chapó!, me relajé automáticamente… Mis ideas empezaron a fluir de una forma impresionante… Incluso (y eso sí que fue un milagro!) mi profesor (había varios) se acercó y me insinuó algunas pistas…

Uf… qué cambio señores!!! Incluso me atrevería a decir que las “estrellas se alinearon” porque siendo el último del examen, me dejaron un buen rato extra para acabarlo… Y lo acabé! Y lo mejor de todo es que no sólo aprobé, sino que lo hice con una de las mejores notas: Un notable alto… “Notable?!, qué es eso?!”, me decían de forma jocosa mis compañeros al darles la buena nueva!, jajaja!

En fin, siempre lo recordaré como un momento muy puntual pero de clara superación personal… Fue un gran momento en mi vida… :)