Dios no existe

Así de claro lo tengo… ¿Por qué? Hay una razón esencial: ¿Por qué debe de existir Dios?

Esa pregunta se suele responder de una forma bastante típica: Por que hay cosas irrazonables, que no tienen explicación… Peroooo…., no se dan cuenta señores que eso no es una explicación?

Si suponemos que existe Dios, lo hacemos porque no entendemos muchos procesos que suceden en el Universo, particularmente, no comprendemos muchos procesos en nuestro propio planeta. La Vida, su sentido, etc…, suele ser uno de esos procesos incomprensibles que llevan a la gente a pensar en la existencia de un “ser metafísico”. Pero existen otros muchos: La maldad, el dolor, la enfermedad, etc, etc…

Pero todo eso no es más que el reflejo de nuestra ignorancia supina en muchos “aspectos universales”. Sólo conocemos y entendemos una nimiedad de los procesos naturales de la Tierra. Es lo que llamamos Ciencia, casi toda aplicable al planeta Tierra y a sus “alrededores”, que no es mucho, por cierto.

Si a la anterior “ignorancia humana” le sumamos nuestra soberbia intrínseca, que nos hace sentirnos el centro de todo, pues “voilà”, ya tenemos a nuestro “diosito”. Es decir, la ignoranacia nos hace desconocer muchos aspectos del Universo en general pero esta soberbia antropocéntrica nos obliga a pensar que no se trata de ignorancia sino de “imposibilidad de conocimiento”…. No es que no lo entendamos, es que no se puede entender! Por lo tanto, a partir de ese momento, abandonamos la “cordura racional” y, libre de esa “tremenda carga”, ya podemos fantasear como nos de la gana, sin tener que razonar ninguna de las conclusiones a las que lleguemos con esas delirantes fantasías… Nos inventamos religiones comandadas por dioses inherentemente incuestionables por esa razón.

Parece mentira, pero seguimos actuando como aquellos “borregos” (pobres) que pensaban que su dios les había castigado con una sequía que secaba sus cosechas… Cuando algo no lo entendemos es que es “tema de religiones y/o dioses”… por favor…

Y digo yo, ¿no es más sencillo pensar que simplemente no lo sabemos todo? Y cuando uno acepta y asimila esa “verdad aplastante”, sólo le quedan dos alternativas, que se pueden simultanear: Vivir y aprender, dejando las “verdades absolutas” para otros tiempos, que posiblemente nunca llegarán, pero que al menos no nos hundirán en los “engaños religiosos” que pueden traumatizar drásticamente la vida de cualquiera…

Quizás algún día lleguemos a aprender lo suficiente sobre todo nuestro Universo. Yo creo que no, que cada vez sabremos más pero que jamás llegaremos a tener el “mapa genético del Universo”. Independientemente de ese objetivo, lo que no podemos hacer es justificar nuestra ignorancia con “fantasías irracionales”…

Otra gran razón para comprender que Dios no existe: Esa creencia es matemáticamente absurda: RAZONAMOS que Dios existe porque hay cosas inexplicables. Pero resulta que esa conclusión nos obliga a abandonar la herramienta que hemos utilizado para concluir eso: La Razón… Cambiamos Razón por Fe… En ese sentido, discrepo radicalmente con lo que dicen que creer en dios es un acto de fe: Si la razón pudiera justificarlo TODO, no haría falta acudir a la fe. Por lo tanto, antes de acudir a la fe, SIEMPRE existe ese razonamiento previo. Como digo, un absurdo en sí mismo.

Señores, seamos menos soberbios y estudiemos más o simplemente, vivamos!, dejando la fantasía para otros menesteres menos trascendentales…

6 Comments

    1. Yo diría más bien Carmen, que tu empiezas a entenderme o yo a explicarme! Jejeje! De todas formas, “te acepto” que esta afirmación tan rotunda es bastante nueva en mí forma de pensar. Quizás me equivoque, pero, en cierto modo, es una afirmación en “modo provocación” para ver si algún teófilo y religioso me la rebate y me hace cambiar de opinión… De momento, por lo visto, soy caso perdido… jejeje… Besos!

      Responder

  1. Las mismas posibilidades hay de que exista como de que no exista Dios. Creo que defender cualquiera de ambas posturas es algo presuntuoso, ya que no tenemos manera de saberlo. A lo más que podemos llegar es a intuirlo. Yo intuyo que existe algo, una inteligencia superior a mí, que ha fabricado todo esto (o que ha sembrado el germen para que se fabricara) En cualquier caso, no son más que especulaciones. Podríamos estar viviendo en el año 2100 y estar ahora en una especie de atracción, en la que nos dan una pastillita y nos olvidamos de todo un rato… y a ese rato lo llamamos vida. Quién sabe….
    Saludos.

    Responder

    1. Gracias Paco por leer mi artículo.

      Pero deja que dude algo de que realmente lo has hayas leído en su totalidad…😉 Si te fijas, en el artículo indico que dios se “inventó” para dar explicaciones a los misterios de la Vida… Por lo tanto, quien tiene que demostrar algo es quien dice que existe, no los que decimos que no existe…

      Los ateos como yo, sólo necesitamos explicaciones racionales a los fenómenos que acontecen en nuestro mundo y, cuando no logramos entenderlos, agachamos la cabeza humildemente, sin la soberbia de pensar que si no los entendemos es porque son imposibles de entender, por ser “obra de dios”…. No, simplemente no somos dioses (jejeje!) que todo lo podemos… Reclamo más humildad y menos fantasía… Sobretodo porque esa fantasía puede ser extremadamente negativa para la persona en muchos aspectos…

      En cualquier caso, entiendo perfectamente y respeto la creencia en dios (o dioses)… Supongo que es algo relativamente innato a la persona…

      Saludos.

      Alberto.

      Responder

      1. Saludos, Alberto, por pura casualidad he visto este mensaje tuyo, que en su momento no llegué a leer, y que gratamente me ha sorprendido.
        Durante todo este tiempo, el tema de dios ha estado dándome vueltas en la cabeza. Pasé de un ateísmo radical, influenciado por David Hume, y posteriormente por Richard Dawkins, a ser algo más conservador (entiéndase: agnóstico)
        Actualmente no sé qué pensar. Creo que tenemos un cerebro demasiado grande, demasiado excepcional para nuestras necesidades. No me parece razonable pensar que la evolución nos haya puesto esta cabeza sobre los hombros por mero capricho. Pero tampoco encuentro que la idea de un dios todopoderoso encaje de alguna forma. Y así sigo, pensando y recogiendo los frutos de esos pensamientos. Y alguno de ellos me ha proporcionado sorpresas con las que actualmente trabajo.

        Un abrazo.

      2. Saludos, Paco. Gracias por leerme y gracias por tu comentario. Lo agradezco muchísimo, de verdad. Siento la tardanza en responder pero lo hago ahora por si te interesa mi opinión sobre tus pensamientos:

        Pareces indicar que el tener un gran cerebro no puede ser fruto de la “casualidad natural”. De la Evolución, dirían los científicos. Pero yo, en ese sentido al menos, les doy la razón a los científicos. Creo que nuestra anatomía, incluido el volumen de nuestro cerebro, es el resultado estricto de la Naturaleza, mediante sus “herramientas esenciales”: La casualidad y las mutaciones genéticas… En algún momento apareció así la vida sobre el planeta Tierra, de forma “milagrosa” por lo excepcional de la circunstancia, visto lo visto en el resto del Universo. Supongo que nuestra esencia humana, tan distinta del resto de seres vivos, es otra “aparición milagrosa” que, no obstante no creo que sea divina, por lo expuesto anteriormente.

        De todos modos, y al contrario de lo que pueda parecer en mi artículo y este mismo comentario que te estoy escribiendo, estoy moderando mi opinión al respecto de la “divinidad de nuestros orígenes”… Como tú bien dices, hay “algo” que no parece ser sólo IGNORANCIA HUMANA… Mi último pensamiento al respecto y que me hace reflexionar mucho aún es el siguiente: Las leyes naturales (física, química, etc.) están regidas por la MATEMÁTICA… Pero las matemáticas “ya estaban ahí”… Siempre estuvieron, están y estarán “por siempre jamás”. No admiten evolución, no cambian… Sólo las vamos descubriendo poco a poco. Pero no nos podemos “inventar las matemáticas”. Es por esa razón que NUNCA seremos creadores en estado puro. Y la gran pregunta es ¿de dónde salen estas matemáticas? ¿qué o quién o escribió sus “formulas”?

        No sé…, somos seres RACIONALES, es decir, somos seres que nos distinguimos por nuestra capacidad de RAZONAR… Por eso, intuimos muchas veces que las matemáticas que rigen el universo deben provenir de un ser similar a nosotros… Es decir, ese ser debe ser INTELIGENTE, “MATEMÁTICO”… Supongo que esa es la razón fundamental para creer en un “Dios humanoide”… Pero, si te fijas, eso es un error en sí mismo. Primero, no es cierto que sólo el Ser Humano sea el único animal racional. Parece evidente que nuestro intelecto supera con creces el del animal más inteligente. Pero no somos los únicos con inteligencia. Pero después, no podemos asegurar que la inteligencia sea una característica exclusiva de los animales. Ni siquiera de los seres vivos… Un ejemplo claro son los ordenadores y la inteligencia artificial… Aún no nos pueden “hacer sombra” pero yo personalmente, no descarto que algún día lo hagan, la verdad.

        Por lo tanto, descartando que ese “dios” deba ser como lo describen los místicos y religiosos, ¿qué y cómo es ese “algo”? ¿Es el “equilibrio universal” (de fuerzas, energías, etc)? ¿Estamos ante la paradoja de que el experimento definió las leyes que los rigen? Si así fuera, parece que los “religiosos” llegarían a una cruel realidad: Dios podría existir con ese “formato”. Un “formato” que nada tiene que ver con el ser omnipotente, sabio, protector, “humano”, etc…, que todas las religiones intentan difundir. Ese Dios sería una entidad “neutra” que tiene el protagonismo de ser “el equilibrista universal”…; el que permite, entre otras muchas cosas, que podamos vivir… Pero muy poco más (ni menos!). Ni se preocupa de nuestra felicidad ni está ahí para castigarnos cuando muramos…

        En fin, espero haberte hecho reflexionar un poco más…🙂

        Otro abrazo para ti amigo Paco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s