Hipocresía y prejuicios…, hasta en la lengua!

(En revisión…)

3 Comments

  1. Alberto estás muy equivocado en todo el planteamiento. Un matrimonio va mucho más allá de las relaciones sexuales, de la amistad, de la confianza. Es realizar un camino de vida juntos con las mismas metas o complementarias. Es una relación de Amor con mayúsculas, sea cual sea el sexo de sus integrantes. Y hablar de matrimonio no es darle una pátina de respetabilidad, es declarar a los cuatro vientos que dejo mi vida en manos de otra persona, para lo bueno y para lo malo. Por eso creo que todos tenemos derecho a casarnos y establecer una relación matrimonial con quien nos de la gana, o a no hacerlo si así lo decidimos, pero plantearse tan solo esa pregunta me parece de los más trasnochado y pueril. Tu madrina política.

    Responder

  2. Uep!, no vi que repetías el comentario también aquí (además de en el facebook)… Bueno, copio también mi respuesta de facebook:

    ——————————————-

    ‎1. Agradezco SIEMPRE, TODOS los comentarios pero, si puede ser, hacedlos en el propio blog. Gracias!🙂

    2. Yo no he dicho que un matrimonio que sea SÓLO sexualidad. Creo que ese punto ya lo he explicado concienzudamente. Pero bueno, allá va otra breve exposición: No creo que nadie califique una relación de amistad (por ejemplo) de matrimonio, por muy profunda que sea esa amistad… Aunque nos pueda sonar extraño, la sexualidad en la pareja es un punto fundamental para definirla así (pareja, matrimonio, novios, etc)… Me parece algo tan evidente como que cada mañana amanece… Quizás me malinterpretes al considerar que con “sexualidad” me refiero solo a “fornicación”… Yo me refiero a una sexualidad mucho más general…, que abarca sutilezas del tipo “coger una mano para pasear”, por ejemplo.

    3. Tampoco he dicho que los homosexuales no puedan unirse sentimentalmente. No cuestiono la libertad de ese colectivo para quererse y hacerlo en el contexto que mejor convengan… (me da gracias sólo pensar que puedas pensar eso sobre mí, jejeje!). Tus prejuicios, lo siento, afectan a tu interpretación de mis palabras… Yo, tus palabras, las interpreto como “otro homofóbico de m….”. El que lea con detenimiento, verá que no es eso… Es simplemente una divagación socio-lingüística…

    4. Planteárselo TODO, NUNCA será ni trasnochado ni pueril… Puede ser un exceso de análisis, lo admito. Pero para gustos colores. De todas formas, si sólo una ínfima parte de la sociedad se planteara las cosas que se dan por validas cotidianamente, mucho mejor nos iría en todos los aspectos de la vida. Lamentablemente, muchas personas dan por hechas muchas cosas que poco o nada tienen de ciertas… Las aceptan porque el “rebaño las acepta”, con muy pocos argumentos adicionales…

    Tu ahijado político.

    Responder

    1. Marga, releyendo tu comentario, advierto que no sólo te referías al aspecto sexual de la pareja; sino también a otros, como la amistad, la confianza, etc…

      Es igual. Sigo pensando que la sexualidad, en la pareja es un aspecto fundamental y que si no hay atracción sexual (al menos en un ínfimo grado) la pareja no se consolida y pasa a ser cualquier otro tipo de relación personal: Amistad, compañerismo, etc… Insisto, eso creo que es de bastante sentido común (aunque se diga por “ahí” que es el menos común de los sentidos, jajaja!). Sólo quería introducir esa puntualización / rectificación. En cuanto al resto de mi escrito, sigo pensando exactamente lo mismo (por trasnochado y pueril que te parezca, jejeje!).

      Alberto.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s