Formas de convencer… y nacionalismo radical

RESUMEN:

1) No te dejes MANIPULAR: No aceptes que te llamen fascista (“facha”) por apoyar tu cultura propia (lengua, costumbres, etc). Invita a un diálogo respetuoso pero objetivo. Si no lo aceptan, entonces date media vuelta e ignora su insulto.

2) No te dejes ENGAÑAR: No aceptes argumentos territoriales para justificar una imposición lingüística. Vivir en Mallorca no es razón suficiente para hablar catalán/mallorquín, al igual que vivir en España tampoco lo es para hablar español/castellano. Esos argumentos son anti-democráticos en la mayoría de los casos.

3) No te dejes CHANTAJEAR: No aceptes trabajo a cambio de hablar una lengua que no quieres hablar. Rechaza las certificaciones de nivel de catalán para acceder a un puesto de trabajo en un hospital, en un ayuntamiento, etc.

4) No permitas que MANIPULEN A TUS HIJOS: No lleves a tus hijos a una escuela donde sólo den clases en un idioma que no sea el que tu elijas. Además tiene el agravante de que suelen inculcar conceptos políticos muy cuestionables.

5) Y finalmente… VOTA a quien te asegure esos principios básicos de tolerancia, convivencia y respeto…. No votar puede dar tu voto a quien no tiene esos principios…

Si lees con detenimiento, verás que esos cinco puntos son aplicables a nacionalistas y “españolistas”… Abandona tus ideas preconcebidas por un momento y reflexiona…

————————————————-

Ahí va el artículo completo:

Existen dos formas esenciales de convencer a alguien de que haga algo:

– Podemos convencer “por las BUENAS” o
– Podemos convencer “por las MALAS”…

Esa primera y básica clasificación no es muy práctica ya que el concepto de “bueno” o “malo” puede llegar a ser muy subjetivo… Así que vamos a ver otra clasificación más practica de las formas de llegar a conseguir lo que uno quiere. Como es algo de “actualidad candente” y además me interesa mucho, voy a ejemplificar esas formas desde un punto de vista lingüístico nacionalista…

1) RAZONAMIENTO: Sólo hay una forma ética de llegar a conseguir que una persona haga algo que no quería hacer: Convenciéndola mediante argumentos objetivos.

Ejemplo lingüístico: “Debes hablar catalán porque es la lengua mayoritaria en la población que vives…”. Si fuera cierto, sería un argumento válido. Pero actualmente eso no es cierto ni en cataluña, donde la mayoría absoluta de la población es castellano-parlante (fuente: INE, año 2007). Bajo esta situación y siendo estrictamente democráticos, ni siquiera sería obligatorio entender el catalán.

Las siguientes formas de conseguir nuestros objetivos son totalmente inmorales. Las enumero por orden de gravedad:

2) MANIPULACIÓN: Es el primer nivel de inmoralidad detectado cuando uno intenta “por las malas” conseguir sus objetivos. Se pretende conseguir los objetivos deseados intentando inculcar gustos, apetencias o preferencias totalmente subjetivas al individuo que queremos convencer.

Ejemplo lingüístico: “El catalán es una lengua muy bonita, deberías hablarla…”. El gusto por algo sólo lo puede decidir el propio individuo. Una inclinación por esas motivaciones es totalmnte subjetiva e intrasferible. Intentar que alguien haga algo intentando que ese algo les guste, es manipulación. No confundir manipulación con información: Una cosa es que te muestren un cuadro y te guste o otro convencerte de que “te tiene que gustar”…

Otro ejemplo lingüístico: Se trata de un caso especial de manipulación que implica la ridiculización del sujeto a convencer. Si conseguimos ridiculizar al individuo por una actitud contraria a la nuestra, puede que consigamos hacerle cambiar de opinión. La ridiculización puede gestionarse utilizando prejuicios sociales erróneamente extendidos. Por ejemplo, acusar a alguien de “facha” cuando defiende una actitud anti-nacionalista radical. Un “facha” es un fascista y eso es alguien que impone su criterio. Curiosamente, el que está imponiendo es el nacionalista al intentar cambiar su opinión “gratuitamente”…

3) ENGAÑO: No tengo claro si es más o menos grave que la manipulación. De hecho, la manipulación y el engaño van muchas veces de la mano y son difíciles de diferenciar. De todas formas creo que el concepto de “engaño” no precisa de mucha explicación. Implica simplemente, contarte mentiras para que tu decisión se decline del lado más favorable a la persona que te intenta engañar.

Ejemplo lingüístico: “Si estás en Mallorca debes hablar mallorquín/catalán…”. Eso es un engaño porque no es cierto más que desde un punto de vista falseado: El territorio no determina la lengua a hablar. La lengua a utilizar de forma común queda supeditada a la lengua o lenguas mayoritarias, independientemente de la localidad que se habite. Esta afirmación se basa en el criterio DEMOCRÁTICO fundamental.

4) CHANTAJE: Con esta “herramienta”, algunos ya convierten su inmoralidad en delito. Se trata de conseguir que cambies de actitud ofreciendote algo a cambio, que te interesa más que mantenerte firme en tu opinión o actitud. No se puede considerar un simple trueque porque lo que se ofrece suele ser crucial para la vida del chantajeado. El chantajedo no pude, por lo tanto, negociar nada. Hay muchas variantes de chantaje. Algunas muy evidentes y otras no tanto.

Ejemplo lingüístico: “O hablas catalán o no podrás trabajar en este hospital…”. Como lo importante es trabajar, el chantajista te ofrece trabajo a cambio de algo que tu, de partida, no quieres hacer… Es como una definición más de chantaje.

5) MANIPULACIÓN DE LOS DÉBILES: Es un caso especial y aberrante de manipulación. Curiosamente, cuando uno intenta manipular a una persona teóricamente madura, no se considera muy grave puesto que se supone que la persona dispone de sus “protecciones personales” frente a la manipulación “estandar”. Pero cuando esa manipulación recae sobre individuos claramente desprovistos de esas protecciones personales contra la manipulación, esa manipulación pasa de ser casi un “juego ingenuo”, a ser una aberración, casi calificada de crimen, en lugar de delito.

Ejemplo lingüístico: La manipulación lingüística que sufren en la actualidad nuestros hijos en sus escuelas de primaria y secundaria. Es decir, los nacionalistas imponen su lengua a algunos niños que aún no tienen fijada su lengua “materna”, independientemente de cual sea esa! Es más, compiten con la lengua materna para imponerse como tal, independientemente de la intención de los padres del niño…. Aberrante. Aberrante sobretodo porque, desgraciadamente, la lengua tiene claramente tintes políticos… Además, son ideas políticas de muy cuestionada moralidad ya que fomentan el odio entre culturas, el separatismo, la intolerancia, etc, etc, etc…

Este último ejemplo, crudo ejemplo, desde un punto de vista social, ético y moral, es suficientemente válido como para acabar de una vez por todas con esta lacra social actual, que se llama NACIONALISMO RADICAL E INTOLERANTE…

Por lo tanto, hago un llamamiento general a favor de la lucha contra el ENGAÑO, el CHANTAJE y la MANIPULACIÓN nacionalista, sobretodo de los más débiles, nuestros hijos…

Alberto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s