Mundos paralelos

No…, este no va a ser un artículo de cariz sobrenatural pero sus conclusiones son de esa naturaleza… Ni tampoco tiene razonamientos demasiado objetivos, lo confieso… A pesar de todo, creo que sus conclusiones son, cuando menos, a tener en cuenta..🙂 Es más bien un artículo de tipo emocional – sentimental, basado en mis propias experiencias, como no podía ser de otra manera, al tratar de estos temas.

Después de una época en la que mi vida la regía una fuerte convicción “científica”, cada vez más, hasta llegar hasta mis 40 años actuales, he dejado que mis convicciones fueran más de otros tipos; sobretodo emocionales, sentimentales, intuitivas… Una gran y fuerte convicción científica me impulsó a esa nueva actitud: La Naturaleza es sabia… Y no hay nada más “natural” en nosotros que nuestras emociones, sentimientos, intuiciones…

Existe una fuerte sensación que me hace pensar que los mundos paralelos, vidas alternativas o cómo quiera que se denomine la posibilidad de estar viendo otras vidas diferentes… EXISTEN…

¿Qué sentís al observar la feliz vida de un antiguo amor que os rechazó?

Yo siento varias cosas, por orden de aparición:

En primera instancia, siento patetismo por mi mismo. Es decir, siento PENA por no haber conseguido nada con esa persona pero también siento RABIA por “haber perdido energía” intentando que funcionara cuando, a la vista de su actual felicidad actual, lo nuestro no “tenía que ser”…

Despues del “shock” inial, tiendo a pensar que al menos esa persona es feliz y que no se equivocó en su decisión. Me alivia pensar que al menos esa persona es feliz. Pero, evidentemente, el ego se siente aún dolido por no haber “sido suficiente bueno” para esa persona…

Pero después, analizando la situación mejor y “sintiendo” a esa persona aún muy cerca…, me da la sensación de que no ha habido realmente errores ni decisiones incorrectas, sino, simplemente decisiones… Al no tratarse de errores, sino de simples alternativas, debe existir un “recipiente para esas alternativas”…

Hasta aquí la explicación “pseudo-científica” del fenómeno… Pero en lo que quería hacer incapié es que esa conclusión proviene sobretodo al ver a esa persona feliz con su vida y que eso no me produzca la sensación de que “lo nuestro” no podría haber sido igual de feliz… La sensación de que en una “vida paralela” nuestra relación sí hubiera cuajado es “realmente real”, casi como si ese “otro Alberto” me lo estuviera diciendo de alguna manera…

Cómo no, para llegar a esta expereriencia totalmente subjetiva, era neceario utilizar algo tan potente como nuestra capacidad de amar…, ya sea latente o “en activo”… Eso sin olvidar su acepción mas general, que nos permite amar no sólo a nuestra pareja, sino a nuestra familia y amigos más cercanos…

Si realmente la hipótesis de los mundos paralelos fuera cierta, final y paradógicamente, no sería tan cierto que vivimos varias vidas al mismo tiempo puesto que las decisiones que vamos tomando en nuestras vidas nos van conformando de tal manera que, con el tiempo, “mis otros Albertos” no se parecerían mucho a la mía… Por lo tanto, mi personalidad ACTUAL, es realmente única y a eso es a lo que realmente nos debemos aferrar y hacernos sentir muy orgullos… Porque señores, al final, no hay errores, sólo decisiones, no?😉

Por lo tanto, muchos saludos a esos otros Albertos, jejeje…; pero no los envidio en absoluto, sino me alegro por ellos si realmente les va tan “bien” en la vida, de la misma forma que me alegro cuando a mis amigos les va bien también… Curiosa analogía final, no creéis?

Saludos a todos..🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s