Nacionalismo versus Humanismo

En los últimos tiempos, los nacionalismos en España se alejan estrepitosamente de las bases del Humanismo al fomentar ideologías SEPARATISTAS, IMPERIALISTAS, FASCISTAS, XENÓFOBAS e incluso RACISTAS…

Son SEPARATISTAS porque no intentan unirse a la comunidad histórica y tradicional, sino todo lo contrario. Intentan encontrar pequeñas fisuras y diferencias que, en lugar de utilizarlas como forma de enriquecimiento de TODA la comunidad, emplean como excusa para separarse de la misma. Las diferencias en una comunidad deben enriquecer a toda la comunidad no separarla.

Son IMPERIALISTAS porque, sobretodo en los últimos tiempos están intentando anexionar territorios poblados por personas totalmente contrarias a sus ideologías políticas. El caso más flagrante es el nacionalismo catalán, con su imperialismo sobre el pueblo valenciano, aragonés y balear. Estas comunidades, orgullosamente españolas, están sufriendo el intento de colonialización por parte de los catalanistas sin ningún tipo de diálogo.

Son FASCISTAS porque imponen sus ideologías sin discusión alguna. Encubiertos principalmente por la defensa de su cultura, los nacionalistas arremeten sin compasión contra otras culturas locales. Su única y exclusiva razón para esa imposición es la protección de su cultura frente a las otras. Aplican el cuestionable pensamiento “la mejor defensa es un buen ataque”… Estas gentes hacen “ataques preventivos” contra las otras culturas para que no sea la población QUIÉN DECIDA qué cultura adoptar. Fascismo con todas sus letras.

Son XENÓFABAS porque enaltecen el odio a todos aquellos ciudadanos que no comparten su nacionalidad. Una nacionalidad que, a efectos legales, ni siquiera existe! Les da igual los argumentos que les esgrima, si no eres nacionalista eres “malo” y punto. Sin discusión. Los nacionalistas son gregarios. No se juntan con los “forasteros”. Los forasteros son “mala gente”, suelen pensar…. Xenofobia, también con todas sus letras.

Y en los últimos tiempos también se han advertido comportamientos RACISTAS entre los adeptos de cualquier tipo de nacionalismo. Algunos dirigentes políticos se han “mojado” y han dejado vislumbrar que las diferencias a las que ellos se aferran para separarse de la comunidad, son de tipo genético… Las otras “razas” no son, por tanto, dignas de ellos. Son peores, ya no por cultura, sino por nacimiento… Otra vez más y aunque espero que sean los menos, algunos nacionalistas hacen “gala” de ser racistas… Los nacionalistas vascos, seguidos de cerca por los nacionalistas catalanes, son los ejemplos más evidentes.

 Mecanismos de captación nacionalista

El primero y más repugnante método de captación nacionalista jamás utilizado es el de infestar las aulas de las escuelas con este pensamiento. Las débiles mentalidades infantiles y adolescentes están indefensas ante este tipo de actitudes totalmente reprobables. Muchos de estos niños crecen con el odio visceral hacia los que no piensan como ellos. Son los nacionalistas del futuro. Hay que evitar a toda costa esta contaminación ideológica en las aulas exponiendo claramente qué implica ser nacionalista y no permitir que utilicen argumentos totalmente demagógicos y falsos para defender una opción totalmente cuestionable. Por lo tanto, es necesario denunciar a cualquier institución docente y a los propios docentes cuando se demuestre que inculcan el nacionalismo como alternativa política tal como se ha expuesto anteriormente.

También existe un método de captación muy extendido relacionado con la cultura y las actividades lúdicas, en general. Existen grupos culturales y lúdicos que encubren sus verdaderos propósitos, prioritariamente nacionalistas, con supuestos intereses culturales (lengua, música, etc). Estos grupos buscan la propaganda nacionalista más que la “propaganda cultural”. Esta actitud se advierte en todos sus miembros y fundadores que, lejos de hacer alarde de sus méritos culturales, focalizan la atención en el hecho de que esos méritos se deben esencialmente a su orientación nacionalista. Para estos grupos, lo importante no es promocionar la cultura sino captar adeptos a través de las emociones: Si un grupo musical gusta, también debe gustar su ideología política, que exponen como un estandarte muy visible… Ese es el pensamiento ajeno que estos grupos “culturales” buscan de forma obsesiva… Por lo tanto, mi propuesta es muy clara al respecto: Boicot absoluto a estos grupos culturales.

NOTA IMPORTANTE: A aquellos grupos culturales que se alejan evidentemente de cualquier bandera nacionalista, que priorizan verdaderamente el hecho cultural al político, nada que objetar, promuevan la cultura que promuevan. Es decir, un grupo musical que cante en catalán (por ejemplo) pero que no tenga una bandera catalana “vigilante” a sus espaldas es para mí tan aceptable como otro que cante en castellano o cualquier otro idioma.

Si te consideras humanista, por coherencia, debes huir de cualquier actitud y orientación nacionalista. Esa huida implica abrir bien los ojos ante aquellos fenómos socio-culturales en este escrito denunciados.

Si eres Humanista es imposible que seas nacionalista. ¡No te dejes engañar!

4 Comments

  1. Hola:
    No soy española pero comparto mucho de lo que dices aqui, en mi pais tambien estamos en la misma dinamica de no ser humanistas.
    Saludos!

    Responder

    1. Gracias Marcela. De qué país eres? Sufrís también esta lacra? Cuéntame algo sobre vuestro problema si te parece… Me interesa mucho investigar sobre la psicología de estas gentes “extrañas”… Saludos!

      Responder

  2. Me parece muy interesante a la vez que muy cierto todo lo que se dice aquí. Ciertamente el nacionalismo es una escoria importada desde Francia (aunque no tengan de ello la culpa todos los franceses) que viene corroyendo la sociedad occidental desde hace dos siglos. Escoria que precisamente tuvo que arrasar al humanismo para abrirse paso y extenderse como la peste. Yo vivo en Cataluña y me encuentro con buenas gentes que, sin embargo viven pensando que están en lo cierto y en lo mejor al defender los absurdos del nacionalismo.

    No sé qué le parecerá a usted, pero desde mi punto de vista la única solución para una Europa sanada de este cáncer (que desde la segunda guerra mundial sigue creciendo de un modo más sutil) es la vuelta a la Europa latina que nos dejaron en herencia los humanistas. Una Europa unida por el Latín, lengua propia de todos y a cuyo corpus literario han contribuido todas las naciones europeas, y su cultura, aportando cada pueblo a ella lo mejor que tenga.

    Responder

    1. Muchas gracias por sus comentarios.

      No sé exactamente cuál es el inicio de esta escoria “anti-humanista”. Yo creo que es una cuestión más biológica que una cuestión cultural. Y por eso no es Humanista, porque es muy “animal”, en todos los sentidos de la palabra. Es decir, el instinto de TERRITORIALIDAD existe en muchas especies animales. Yo no soy antropólogo pero creo que el Hombre también es uno de esos animales con un marcado instinto de territorialidad. Un instinto que, además es fomentado por algunas cuestiones socio-culturales. Y la más importante es la LENGUA. Algunos (o muchos quizás) se creen que hablar una lengua diferente los hace realmente diferentes (gran parte de nazismo tiene esa actitud, por cierto). Y esa diferencia es suficiente como para establecer fronteras políticas, fomentar la segregación social y otras implicaciones (muchas) que conlleva esa actitud, según lo dicho, tan ANIMAL, en todos los sentidos. Una actitud “animaloide” que se podría considerar el antónimo directo de Humanidad, si se entiende Humanidad, como aquella emoción, sentimiento o sensación que nos LIGA a todos los Seres Humanos por encima de cuestiones tan estúpidas y ridículas como las fronteras políticas y el ensalzamiento de las diferencias como motivo de segregación social, en lugar de emplearlas como recurso de enriquecimiento mutuo y general.

      En cuanto a la solución, yo creo que, en lugar de favorecer una única lengua (o pocas lenguas), se debería fomentar la LIBERTAD LINGÜÍSTICA… Esa libertad que cada individuo debería tener por LEY, debería ser la que “recondujera” automáticamente las diferentes sociedades hacia lenguas más o menos comunes de una forma NATURAL, amparada por el principio de “DEMOCRACIA LINGÜÍSTICA”, sin temer las consecuencias negativas para las lenguas minoritarias que pudieran desaparecer por eso. Pero ahí es donde nace el CHOVINISMO (inicialmente aplicado a cierta actitud gala). Esa actitud tan estúpida de considerar que lo de uno es intrínsecamente mejor que lo del otro (lengua, cultura, historia, etc.).

      El Ser Humano aún tiene mucho camino por recorrer para desprenderse de gran parte de su “animalidad” que le convierte en un ser mucho más “emocional” que “racional”… Y problemas como éste creo que lo demuestra con creces.

      Saludos!

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s