“¡Tú es que piensas demasiado!”

PensarEl PENSAMIENTO es la acción voluntaria de carácter más metafísico posible…

Antes de explicar qué quiero decir con la frase anterior y sus implicaciones, creo que conviene explicar qué quiero decir con la palabra metafísica. Según la RAE (Real Academia Española), es la parte de la filosofía que trata de las cuestiones fundamentales a la naturaleza humana (http://buscon.rae.es/drae/srv/search?val=metaf%EDsica). Pero su etimología me parece casi más intuitiva: Es el estudio de todo aquello que va más allá de lo físico, de lo perceptible de una forma directa o de aquello difícil de percibir con nuestros sentidos (http://www.delcastellano.com/2008/04/27/sobre-la-metafisica/).

Por lo tanto, la acción de pensar y sus propios resultados (pensamientos, ideas, etc) se pueden considerar como entidades metafísicas puesto que, a pesar de que podamos conocer los procesos que intervienen en esas entidades, su naturaleza final es difícilmente observable y percibible. Más bien se notan sus efectos pero no ellas en sí mismas.

Hay otras acciones humanas que también son muy metafísicas: Las emociones y los sentimientos, por ejemplo. Son “cosas que circulan por nuestro interior” pero que también son muy poco cuantificables por los demás e incluso por nosotros mismos. Nosotros los sentimos, sabemos que existen, pero no podemos “demostrarlo”, son intangibles.

Pero la gran diferencia entre el pensamiento y las emociones o sentimientos es la VOLUNDAD. Es decir, el primero lo provocamos nosotros. El pensamiento, en general, no surge espontáneamente. Me refiero a un pensamiento productivo, aquel que genera sus frutos, llamados IDEAS, PRINCIPIOS O VALORES, sobre los que apoyamos nuestra forma de ser y de vivir nuestra vida.

Dónde yo quería llegar con este artículo es que me llama mucho la atención que las “ideas”, sobre las que principalmente nos apoyamos (o deberíamos apoyarnos creo), sean de una esencia tan metafísica, tan “poco consistente”. Y es que son de una esencia muy metafísica pero a la vez muy REAL… Esto puede resultar muy paradójico y hasta absurdo para aquellas personas más materialistas y superficiales… Lamentablemente creo que esto es así para una gran mayoría de personas que basan su esencia no en sus Ideas (ideología, principios, valores, etc) sino en “un no sé qué” que en el fondo enmascara la realidad: Son muy materialistas y superficiales y además no lo admiten…

Estas personas, las que no creen que el pensamiento y sus frutos sean la esencia de la humanidad, deberían empezar dejando de repetir una y otra vez aquella máxima materialista y superficial que reza “¡Tú es que piensas demasiado!”… No lo dicen habitualmente para ofender sino porque, lamentablemente, se creen que pensar demasiado es siempre muy malo para la salud general de la persona… Pero no se dan cuenta de que fomentan la “deshumanización”, al menospreciar el hecho más fundamental del Ser Humano, lo que lo define, lo que lo dota de una verdadera personalidad y “presencia” en el Universo… Resulta curioso lo dañino que puede llegar a ser una simple y banal frase que todos, en algún momento podemos haber oído y hasta dicho alguna vez…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s