Tendencias políticas versus Humanismo

Hace poco estuve en una charla política organizada por un partido de reciente creación (2009), poco conocido y realmente diferente: El Partido de la Libertad Individual (P-LIB, http://www.p-lib.es/). Este artículo contiene mis conclusiones particulares después de dicha reunión.

Antes, a modo de pre-requisito para entender mis conclusiones, para aquellos más anti-políticos, creo que es necesaria una breve introducción sobre las tendencias políticas habituales y sobre la alternativa que este nuevo partido propone. Si se conocen ambas, el lector se puede saltar esta introducción. Si no se conocen, posiblemente, les guste el resumen que he preparado…🙂

Tendencias políticas tradicionales en España y el liberalismo como alternativa

Actualmente, en España, existen dos corrientes políticas básicas:

  • La “derecha”: Es tradicionalmente “social-conservadora” y “económico-liberal”. Eso, dicho de una forma más simple, significa que la derecha es anti-liberal socialmente y liberal económicamente. Ejemplos:
    • La tendencia social-conservadora implica no defender el matrimonio homosexual, el aborto, la eutanasia, etc.
    • La tendencia económico-liberal implica favorecer al empresario, reducir los impuestos, no controlar los precios, etc.
  • La “izquierda”. Es el polo opuesto en todo lo que derecha propone (de ahí sus denominaciones izquierda-derecha). Los ejemplos son los mismos pero en sentido totalmente opuesto (se defiende el aborto, se presiona al empresario y se apoya al “obrero”, se controlan los precios, se aumentan los impuestos, etc.)

Entre los dos extremos anteriores, existe una opción de “centro” que no tiene un criterio definido en ninguno de esos dos ámbitos (social y económico). En su lugar, los “centristas” van tomando decisiones en función del problema en curso. Parece una opción inteligente pero también cargada de ambigüedad y poco eficiente: Pueden obrar totalmente diferente en situación casi idénticas y, al no tener un rumbo fijo, se consigue baja eficiencia en sus políticas.

Sin embargo, el P-LIB es un grupo político LIBERAL… Es decir, ni es de izquierdas ni es de derechas… No, tampoco es de “centro”… Curioso verdad? En España al menos, cualquier grupo político siempre se ha podido clasificar en alguno de eso tres grupos. Pero los liberales no pertenecen a ninguno de esos tres.

El siguiente gráfico (denominado diagrama de Nolan) muestra el posicionamiento ideológico de todas estas tendencias políticas más una quinta que sería la ausencia de democracia, en el puro totalitarismo (en el gráfico, denominado “estatalismo”). El totalitarismo es conceptualmente la tendencia opuesta al liberalismo (como lo es la izquierda de la derecha):

Gráfico de Nolan

Diagrama de Nolan

Puntualizaciones finales para no confundir el anterior gráfico:

  • Ser liberal no significa estar “entre dos aguas”, como lo “centristas”: Significa exclusivamente lo que se ha expuesto antes: Libertad en TODO, tanto en “lo social” como en “lo económico”.
  • Por otra parte, ser “estatalista” (totalitario) sólo significa apoyar la ausencia total de libertad en la sociedad, independientemente de que la política (impuesta, en este caso) sea más de izquierdas o de derechas. Existe una curiosidad relacionada con el totalitarismo: Mucha gente cree que los dictadores (los cabecillas de un régimen totalitario) son siempre de ideología de derechas, lo que no es cierto ni necesario.

Conclusiones particulares sobre la alternativa política LIBERAL

Para empezar, soy un amante de la libertad. Pero eso no significa que acepte los argumentos liberales sin previo análisis. Veamos.

Tengo dos puntos de discrepancia muy importantes en relación al liberalismo:

  • El liberalismo prioriza la libertad a los Valores Fundamentales, a la ética, a la moral, etc. Es decir, lo importante para un liberal no es lo correcto, sino que cualquiera pueda obrar en libertad mientras esa libertad no interfiera en la libertad de los demás. A priori no suena mal pero luego veremos que eso no es tan bueno como pudiera parecer.
  • La libertad implica responsabilidad. Ese es lado “negativo” de la libertad. Normalmente, todos nos “apuntamos” a la libertad. Sin embargo, pocos somos conscientes que ser libres implica tener criterio y, por lo tanto, tener cierta capacidad intelectual, ética, educación, etc, para definir nuestros criterios, o lo que se podría denominar, “valores personales”. Ya se intuye pues que la libertad no es un concepto tan gratuito…

A continuación desarrollo brevemente estas dos discrepancias indicadas.

Los Valores Fundamentales son prioritarios a la libertad individual

Una persona no es una entidad atómica, es una entidad social y no sólo junto a sus coetáneos, sino con todos sus antepasados, directos o indirectos: Toda la Humanidad, en definitiva.

¿Dónde quiero llegar con esa afirmación, aparentemente tan grandilocuente? Quiero llegar a la idea de que no podemos limitar nuestra identidad a lo que somos únicamente como personas individuales, “aquí y ahora”… Nuestra identidad es, en la MAYOR parte (sin exagerar en absoluto), producto de la sociedad en la que vivimos y de todas las “sociedades pasadas”… Sé que puede resultar exagerada esa afirmación pero baste decir que si nos hubiéramos criado solos, sin nuestros padres siquiera, seríamos poco más que chimpancés “avanzados”. Esto es un hecho, fatídicamente probado…

Y todo ese legado Humanista se transmite a través de las generaciones. Pero para no olvidar ni perder el sentido de los avances Humanistas, es necesario almacenar toda la sabiduría recolectada a lo largo de toda la Civilización Humana. Y esa especial recolecta se almacena en lo que denominamos Valores Fundamentales del Ser Humano, que son objeto de estudio por las ciencias humanísticas: Filosofía, psicología, política, teología, etc.

Por lo tanto, esos Valores esenciales no pueden estar nunca en un segundo plano en nuestras vidas. Ni siquiera por detrás de la mismísima libertad individual ya que esos valores representan parte de nuestro propio “ser individual” que, por falta de intuición o de capacidad “de consciencia”, hemos “olvidado” o no somos capaces de utilizar en algunas de nuestras decisiones fundamentales.

Un ejemplo muy claro y directo del anterior párrafo, es la consideración de la eutanaia por parte de los liberales: Como aparentemente, el suicidio sólo afecta al individuo debe estar permitido y no cuestionado, incluso fomentado, instaurando leyes a favor de la eutanasia y su asistencia… Pero es que ese concepto es “pura filosofía, ética, moral, etc”… El concepto de Vida y el derecho a morir son, cuando menos extremadamente complejos y discutibles. En esos casos, como otros muchos similares, creo que una actitud HUMILDE es la más acertada. Y en este caso, como en otros, la humildad pasa por copiar a la Naturaleza en situaciones similares: En la Naturaleza ningún ser vivo se suicida. Ninguno. Lo único que se le parece es la “desasistencia”. Es decir, no asistir a un moribundo. Pero el suicidio o el asesinato legales, explícitos no están en la Naturaleza. Por lo tanto, y debido a la ambigüedad de los conceptos tratados (vida, muerte, etc) un gobierno debería legislar conforme al derecho “natural” en su acepción más literal del término “natural”: Por muy liberal que un gobierno fuera, jamás debería permitir la eutanasia y, menos aún, su asistencia.

Por lo tanto, una alternativa liberal debería considerar los Valores Fundamentales antes que la propia libertad individual, incluso cuando, en el ejercicio de esa libertad, el individuo no interfiera de una forma evidente con la libertad de su prójimo. El fondo humanista de esta afirmación es que, aunque no sea evidente, si se trasgrede un valor fundamental, SIEMPRE se estará trasgrediendo la libertad de nuestro prójimo, aunque esa percepción sea muy complicada de tener. De hecho, no tiene sentido que se dictamine como valor esencial a algo que no afecta a la totalidad de la Humanidad. Consecuentemente, si se trasgrede ese valor esencial, se trasgrede la libertad individual de toda la Humanidad, aunque sea en un nivel muy bajo. Por lo tanto, también siguiendo la regla fundamental del liberal (libertad hasta la libertad del prójimo , respetar los valores fundamentales supone un “atajo” a sus propias decisiones…

Para seguir con el ejemplo de la eutanasia, la transgresión de las libertades del resto de la población son evidentes para los que nos consideramos Humanistas: Un Ser Humano es mucho más que un cuerpo físico y acabar con su vida es una aberración siempre. Y si es requerida por el propio individuo es síntoma inequívoco de enfermedad psicología / psiquiátrica. Y ante la enfermedad de sus individuos, una sociedad debe ser solidaria y no abandonar a dichos individuos a su destino fatal, que en el caso de la eutanasia es el más decisivo y cruel.

La libertad implica responsabilidad.

Por otra parte, y más genéricamente: La libertad necesita de un alto grado de responsabilidad y otorgar libertad a quien no tiene responsabilidad se convierte en un acto muy temerario tanto para el propio receptor de esa libertad como para el resto de sus congéneres. Una analogía cotidiana y muy cercana es la libertad que merecen nuestros propios hijos: Se la vamos otorgando proporcionalmente a su nivel de responsabilidad. Mientras no la tengan, es necesario “encaminarlos” irremediablemente…

Finalmente, un nivel suficiente de responsabilidad sólo se consigue de forma objetiva mediante un esfuerzo enorme en educación… Por lo tanto, cualquier gobierno que se auto-proclame liberal debería tener un control exhaustivo sobre la educación para que sus principios se pudieran llevar a la práctica en una sociedad culta e inteligente y, por lo tanto, responsable. En cualquier otro escenario, el liberalismo está condenado al fracaso absoluto, ya que convierte la libertad en libertinaje y conduce irremediablemente a la decadencia a esa sociedad.

Alternativas “finales”

Visto lo visto hasta el momento en España (fracaso de las dos tendencias tracionales) y que el liberalismo tampoco parece ser la alternativa más evidente creo que hace falta optar por alguna otra alternativa política que no esté contemplada en ese famoso diagrama de Nolan.

Si lo recordamos, el liberalismo carecía de un respeto a los valores fundamentales, priorizando a ellos la libertad individual. Consecuentemente, a modo de alternativa “primigenia” sólo se me ocurre acudir a una nueva tendencia política basada en el Humanismo. Esta nueva tendencia podría adoptar la ideología liberal pero sin priorizar la libertad del individuo sobre los Valores Fundamentales del Ser Humano en su conjunto.

A efectos prácticos, sólo conozco un partido político en España que pueda representar esta alternativa Humanística: El Partido Familia y Vida (http://www.partidofamiliayvida.es/sitio/index.php). Sólo soy simpatizante de este partido (al igual que el liberal) y no conozco mucho su programa electoral pero creo que, sin dudarlo mucho, me parece la opción más acertada actualmente, dada la extrema gravedad de la situación política en España en la actualidad y el grado de decadencia que está asoliendo la sociedad española actual.

Es necesario volver a instaurar y fortalecer unos sólidos valores esenciales, sobre los que fundamentar la sociedad del futuro… Es la única manera de que el Ser Humano evolucione verdaderamente: Estudiando mejor y más profundamente nuestra propia esencia… Mientras, sólo conseguiremos avanzar técnicamente, pero muy poco más.

2 Comments

  1. ¡Hola Alberto! Qué interesante tu blog, discrepo en muchas cosas, y concuerdo en otras muchas! me identifico mucho con la idea que mencionas de que “libertad implica responsabilidad” y siempre he admirado a Ortega y Gasset y “la rebelión en las masas”. Si bien, hace tiempo dejé de interesarme por la política (en el plano teórico especialmente) y he preferido crecer como persona y profesional en el ámbito del coaching, pero desde el mismo enfoque: que la responsabilidad y la libertad está en cada uno, y que no hay un pensamiento mejor que otro, y que no me gustan las etiquetas… Bueno, mejor te dejo mi blog http://www.filocoaching.com para que veas mis planteamientos, que aunque se enfocan desde otra perspectiva, tienen cosas en común!😉 encantada de saludarte, Beatriz

    Responder

    1. Hola Beatriz!

      Gracias por leerme. Me alegro tanto de que estés de acuerdo en muchas cosas como de que discrepes de otras tantas, jejeje… Es la mejor forma de aprender y evolucionar en todos los ámbitos de la vida: Con el afecto de los que piensan como tú y con el reto de los que no…🙂

      No he leído el libro que mencionas pero me lo anoto para hacerlo algún día. Respeto tu opción apolítica pero yo, sin embargo creo que es fundamental para vivir en sociedad, lo que significa que la considero fundamental simplemente para vivir (somos seres sociales y necesitamos reglas sociales).

      También me “anoto” tu blog y te ya te contaré mis impresiones.

      Saludos!

      Alberto.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s