Y finaliza otro año decadente…

deca

Finaliza el 2016 y ahí van mis reflexiones…

Ha finalizado una etapa personal que ha sido bastante dura para mí: Mi expatriación… En 2013 me marché a Australia, ya cansado de la falta de reacción de la sociedad española ante una situación económica y social muy crítica y que ya me afectaba al bolsillo de una forma muy objetiva. Desde Australia, en 2014, me marché a Kuwait con la promesa de poder ahorrar para asegurarme una vida un poco más confortable y, sobre todo, asegurarme una jubilación digna, esa que el Estado español cada vez asegura menos y promete más… Y ahora, a finales de 2016 “he vuelto a casa por Navidad” e indefinidamente.

Pero lo cierto es que sigo viendo una sociedad española bastante… decadente?

Cuando me fui de España veía una sociedad esencialmente ignorante, terriblemente manipulada… Una sociedad que andaba impasible hacia un destino que no era el suyo, sino un destino elegido por un grupo de iluminados que eran de todo menos sabios o gente comprometida socialmente. Una clase política que ya se vislumbraba como un grupo social muy mediocre y a la altura del betún, más que a la altura de una sociedad en crisis, desde muchos puntos de vista.

Y es que la falta de principios esenciales es ya muy evidente en nuestra sociedad. Una carencia que no sólo afecta al bolsillo como resultado más evidente, sino también a la actitud general de los individuos y que no excluye, como es lógico, a la clase política, totalmente corrupta y cada día más carente de principios y super-populista, al servicio de la ignorancia social. Bajo estas condiciones, la Democracia ha dejado de ser el “menos malo de los sistema de gobierno”, para ser un sistema nefasto de gobierno, donde la manipulación reinante hace que la Democracia compita alarmantemente con el peor de los totalitarismos del pasado.

En lugar de Principios Fundamentales, la sociedad, en masa, está acogiendo en su seno unos pseudo-principios que ni entienden ni son realmente los que la sociedad necesita. No lo digo yo, con mis principios particulares, sino el nivel objetivo de contradicción, paradoja y enfrentamiento social, casi siempre acompañado de un enfrentamiento individual interno de muchas personas. En muchos ámbitos sociales estamos matando moscas a cañonazos y aún estamos muy lejos de llegar a detectar semejante error. Por lo tanto, la solución está aún más lejana… El drama del maltrato que muchas parejas sentimentales están sufriendo es sólo uno de los ejemplos más hirientes y que me crea más impotencia… El aborto, con su generalizada aceptación, otro. El desprecio indirecto (y no tan indirecto) que está sufriendo la Familia es otro ejemplo más… Millones de personas están sufriendo por semejantes errores y billones de personas los sufrirán en el futuro… Y será responsabilidad de los adultos que formamos la generación actual… Nuestros descendientes tendrán mucho que reprocharnos; muchísimo!

Nos estamos adentrando cada vez más y con un paso más firme y arrogante en un callejón sin salida… o mejor, una jungla repleta de predadores que nos van a fagotizar si no reaccionamos a tiempo.

Pero el único camino para el verdadero cambio social sólo puede venir de la Educación, una Educación que, como no podía ser menos, está en el momento de más decadencia de la historia reciente de la Humanidad. Países modelo en el ámbito educativo, como Suecia, resulta que tienen los mayores índices de suicidio adolescente del mundo… Pero claro, en una sociedad totalmente manipulada como la actual, sólo se da publicidad a los datos que interesa a esa jauría de individuos intolerantes, totalitarios, obsesivos con unas ideas absurdas que no aguantan ni un primer combate en la lucha de la lógica, la moral, la ética… Pero es igual, hasta los que presumen de ser los sabios de nuestra sociedad, han sucumbido al poder del miedo de ser tachados como elementos anti-progresismo… con todos los calificativos que son usados habitualmente por este movimiento para acallar cualquier voz discordante… Es realmente dantesco el panorama que se nos avecina.

Estamos llegando a tal nivel de sinrazón en la sociedad moderna actual que, aunque en nuestra vida más particular, personal e íntima; actuemos de una forma radicalmente distinta, seguimos defendiendo absurdos que, sólo porque parezcan “bonitos”, merecen la consideración de dogma de fe religioso… Otra de las paradojas de esta sociedad progresista actual: El perseguir las religiones (especialmente la católica) y demostrar actitudes emocionales, casi siempre muy alejadas de la racionalidad y la objetividad… Es definitivamente el triunfo de las apariencias: “Si es bonito, será bonito”, sin más análisis ni consideración… Realmente patético en una sociedad de individuos que se auto-definen como seres racionales… (ja!)

Algo que modera mi decepción de la sociedad española es comprobar que es una tendencia occidental: Europa, Estados Unidos y gran parte de Latino-América están en una situación muy parecida. Asia, de momento, se está librando pero si no hay un cambio radical de dirección, sólo es cuestión de tiempo que Asia también una al “pelotón de la sinrazón”… Para entonces sólo cabe una conclusión: El inicio de un proceso paulatino pero relativamente rápido de extinción de la raza humana… Sí…, no creo exagerar en absoluto. Es tal la locura reinante en la Humanidad actual que no creo que ni la super-población actual pueda aguantar semejante situación. No sé si esta extinción (o casi extinción) vendrá precedida de la tan temida tercera guerra mundial o si esta guerra será el colofón final a una sociedad mundial totalmente desquiciada e inestable… o si simplemente las absurdas políticas contra la familia y la procreación “se pasarán de frenada” y no sólo evitarán la super-población mundial (su objetivo oculto pero ya muy claro para los que pensamos un poco), sino que, por inercia, la gente dejará de reproducirse… para sólo disfrutar mucho de su sexualidad “libre” y sin compromisos… Pobres estúpidos, dirá ese Dios tan discutido que, en caso de existir y tener un mínimo de conciencia, debe de estar ya preparando la versión x.1 de ese experimento que se llama Ser Humano…

En fin… que sí, he vuelto… con más dinero y con una vida personal bastante más agradable puesto que estoy felizmente enamorado de una chica maravillosa que, a pesar de todo, es una muestra muy clara de cómo el poder de la manipulación es brutal y no se achanta ni ante los más inteligentes… De la forma más humilde y cariñosa posible intento sacarla de este sectarismo tan poderoso, pero muchas veces me veo totalmente impotente. Lo que sé seguro es que, al igual que la gran inmensa mayoría, el fondo de esta excepcional persona es eso, muy valioso y es una gran pena que los que podríamos ser el motor de esta “recuperación humana” estemos perdidos también en un mar de contradicciones y paradojas que sólo nos enfrentan, en lugar de ponernos a trabajar todos juntos en la tan ansiada recuperación humana.

Por todo lo cual, sí, he vuelto; pero ya no debería decir que he vuelto a casa, porque ya no siento España como mi casa, debo ser sincero y honesto. Ni siquiera ya creo a ciegas en el proyecto europeo. Europa sólo está demostrando ser el control central de una sociedad progresista, en su peor acepción: Intolerancia, adoctrinamiento, falta de libertad individual, etc. Y a pesar de eso, Europa sigue siendo el salvavidas para España y otras muchas naciones europeas… Lamentable que nuestra primera opción sea más o menos la misma “receta” que nos ha llevado a la actual situación de decadencia. Muy pocos países europeos están resistiendo el envite del progresismo y el “monstruo progresista europeo” sigue acechándoles de una forma insistente.

Y aquí estoy yo, en una España igual de patética o incluso más que cuando la dejé, con la única alternativa de volver a emigrar, esta vez a una Europa que no es ni mucho menos la solución definitiva… Me gustaría desconectar de esta perdida sociedad y hacer mi vida personal y profesional, sin dejar de intentar influir con mis ideas en la sociedad.  Pero sigo sin encontrar el punto medio que me permita vivir con paz interior y luchar socialmente, sin desesperar de impotencia e indignación al ver televisiones-secta o periódicos-secta, que no cesan de decir estupideces casi a gritos y sin nadie que ya les replique, en parte por ignorancia pero también por miedo legal a ser demandado y el miedo social a ser apartado… Es realmente una situación decepcionante e impotente.

En fin, me queda el consuelo (de tontos) de recordar que la sociedad kuwaití, o la árabe asentada (con dinero), es aún mucho más decadente que la sociedad occidental… Pero es un consuelo a medias, puesto que cuando a este tipo de sociedades (Kuwait, Arabia Saudí, etc) se les acabe su verdadero Dios (el dinero)… espero que el verdadero Dios (si es que existe!) nos pille confesados a todos los occidentales… Si el Jihadismo aún está bajo control es porque parte de unos grupos realmente minoritarios, que se han quedado sin su Dios real (el dinero) y acuden a uno muy incierto (Alá) para así tener la excusa perfecta para resarcir su frustración, con bases aún mucho más absurdas que las que están asolando el mundo occidental. Pero insisto, cuando el dinero desparezca del Medio Oriente adinerado, prepárense a sufrir la verdadera Jihad señores… Será la Tercera Guerra Mundial?…. Quién sabe, pero ya son muchos los analistas que han hablado de esta posibilidad, no es ninguna de mis particulares locuras…, en absoluto.

Ni siquiera Australia, un verdadero paraíso comparado con Kuwait o España, se libra del terrible análisis de la sociedad mundial que he realizado… Se podría resumir diciendo que Australia es un país de “niños de papá” que han explotado una tierra con muchísimos recursos naturales pero que ya hace unos años le están viendo las orejas al lobo y que, como verdaderos niños mimados que son, son incapaces de reaccionar y darse cuenta de sus errores. No llegan al nivel de estupidez español, donde a un tipo con coleta, diciendo sandeces monumentales, le votan millones de ignorantes, pero no son ni mucho menos el modelo social a seguir y, donde el populismo se está haciendo también su lugar.

En fin, será difícil, pero ojalá 2017 obre el milagro (en su versión más religiosa o laica) y la sociedad global, al menos la más occidental, empiece a despertar de su ignorancia y arrogancia y podamos empezar a hablar de una real y verdadera recuperación humanista.

Feliz año 2017; nunca se necesitó más ese deseo…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s