Progresismo versus Humanismo

https://www.actuall.com/criterio/vida/caballero-sin-espada/?mkt_tok=eyJpIjoiTWpoaFkyVXpZMkV3TURFMiIsInQiOiJJd3NUUTV4XC92cVBRVmZoXC85bGE4cFp0UDh5bG5qdzdEUE94cldhVGtUa3VSNnBFU0NBRDg3eUdxMlUwTzJid2VPZDQrSU4ybXBhOFNCZ05mMkZSNEhVOGp1b0UxYk4yeHpQcCtUc3RXdHI4cnhQcGl3alRjYXBTNDM1ZVMzZFB4In0%3D

A muchos retrógrados (sí, eso quería decir) les sonará a retrógrado (otra vez, no me equivoco) que alguien esté contra los anticonceptivos. Sí, claro, eso ya ha “sido superado” por el “stablisment social” que lleva ya tantos años creando adeptos, creando zombis, incapaces de ABRIRSE realmente a la reflexión y el análisis profundo de las “modernidades” que durante años se nos han planteado en nuestra sociedad occidental. Esos son los verdaderos retrógrados del siglo XXI. Los que, sin el más mínimo análisis profundo, se siguen aferrando a ideas “modernas” de hace más de medio siglo.

Hay una serie de puntos incuestionables:

1) Yo también sucumbí a la manipulación progresista y fui un adolescente descerebrado, o mejor dicho, con el cerebro en mi pene…

2) Por suerte, yo nunca he sido un idiota manipulable indefinidamente y sólo lo pudieron hacer durante mi infancia, adolescencia y “juventud adulta”.

3) Hoy en día, después de muchos años (¡décadas!) de vida como soltero “empedernido”, ávido de placer sexual “per se”, he tenido la suerte de disfrutar del sexo como es debido: Con sentimiento, con amor, con compromiso, con respeto, con lealtad… con HUMANIDAD, en definitiva.

Y es que no pasa ni una vez que, haciendo el amor con mi amada, no piense en esa implicación directa que conlleva el sexo: La procreación de un ser humano… y la consideración mística, mágica, espiritual que conlleva eso… La conexión entre lo terrenal y lo místico es muy clara durante la relación sexual sentimental. Corromper esa realidad es eso, la base de la corrupción social. Y eso es lo que se ha promovido desde ya hace muchísimas décadas de falso progresismo…

Definitivamente, es cierto, los anticonceptivos fueron el primer ataque al Humanismo más esencial. Fueron el primer paso a la trivialización del sentido básico de la Vida, a la destrucción humanística del individuo, del triunfo del egoísmo por encima de los intereses sociales del mismo individuo (no hablo de un altruismo naif).

En fin, a mis 47 años cada día evoluciono y no, no soy un retrógrado que echa de menos tiempos pasados. Simplemente porque NO los viví. Sólo soy un hombre que PIENSA y ANALIZA los hechos de mi propia vida, mis sensaciones como persona y como hombre y los contrasta y compara con mi entorno más cercano y el más alejado, mediante la exposición de las ideas y valores que hay detrás de todo comportamiento (muchas veces ideas y valores inexistentes). Y todo eso me ha llevado a evolucionar, a hacerme a mí mismo y a no caer en las redes de la ignorancia y la arrogancia humana que, de seguir así, será sin duda alguna, la que nos lleve a nuestra autodestrucción como especie…

Eternidad versus Humanidad y Cotidianidad

el-amor-nace-con-vocacion-de-eternidad

Siempre se nos plantea el concepto de Eternidad como algo muy alejado de nuestras vidas cotidianas. Sobre todo para los laicos y ateos, la eternidad es algo irreal, o cuando menos, tan subjetivo que no puede estar en ningún tipo de debate formal. Yo no lo creo y además creo que la Eternidad tiene una implicación importantísima en nuestro día a día y por lo tanto, en nuestro propio carácter, actitud, principios… Nuestra personalidad en definitiva. No es un debate sin sentido, ni mucho menos. Veamos.

El egoísmo

A efectos filosóficos yo soy de los que no cree en el Egoísmo. Yo creo más bien que todo lo hacemos por “puro y duro” interés personal, incluso cuando ese interés es ayudar a nuestro prójimo. La razón es que, sean cuales sean nuestros ideales vitales, lo que está claro es que buscan nuestra propia felicidad. La cuestión se reduce pues, a decidir qué nos hace felices a cada uno: A una persona le hará feliz un buen coche y a otro ayudar a los demás, por poner dos ejemplos muy simples pero evidentes.

Por lo tanto, no hay egoístas sino, hasta cierto punto, “opciones vitales”. Pero ese “hasta cierto punto” intenta subrayar que “no todo vale” para llegar a la felicidad personal. Y ese límite se establece, casi milagrosamente, considerando un concepto intrínseco a la propia Vida que, por desgracia, muy poca gente lo tiene asimilado: Todos somos uno y uno somos todos, y además eternamente; es decir que no sólo estamos intrínsecamente unidos a nuestros semejantes ahora, en vida; sino también después de nuestra muerte… Es decir, somos realmente eternos…

La Eternidad

Hay muchas evidencias científicas que nos encaminan hacia la consideración de que somos realmente eternos (no metafóricamente). La más evidente es que la biología podría generar individuos “biológicamente eternos”. Es decir, morimos porque así lo decide nuestro cuerpo. TODAS las células de nuestro cuerpo se renuevan muchas veces durante toda nuestra “vida biológica” (incluso las neuronas), hasta que esas células deciden dejar de renovarse.

Hay muchas paradojas relacionadas con el anterior hecho científico, como es el hecho de que nosotros realmente morimos “físicamente” varias veces en nuestra vida y ni siquiera nos damos cuenta; puesto que nuestro cuerpo “físico” desaparece varias veces antes de nuestra “muerte final” porque TODAS las células que lo componen mueren antes de ese momento… Curioso, ¿verdad?

Pero también hay una contradicción esencial importante: ¿Cómo se explica que sea la Vida la que programe nuestra muerte al dejar de auto-regenerarse las células? Sólo existe una explicación a esta otra paradoja: Que eso no sea cierto… Es decir, esa contradicción sólo puede ser explicada considerando que nuestra muerte no es tal, sino una etapa más de la Vida, ya considerada como un “todo”, que nos aglutina junto a todos nuestros antepasados y a nuestros descendientes en un único Ser… Y eso, incluye no sólo a los seres vivos humanos, sino al resto de seres vivos también…

La ignorancia nos conduce al egoísmo

Yo creo que lo que todos entendemos cotidianamente como Egoísmo, no es más que ignorancia sobre nuestra propia “naturaleza vital”: Si somos aparentemente egoístas es sólo porque no conocemos las verdaderas raíces de nuestro ser. Y una de las más importantes es nuestro carácter eterno, tal y como he expuesto.

Uno de los efectos más claros de ese “egoísmo ignorante” es que, al no considerar nuestra naturaleza eterna, nuestras acciones están diseñadas para “80 años vista”, o el tiempo que pensemos que nos quede de vida, sin importarnos lo que sucederá después, porque después realmente no existiremos, en ningún sentido o aspecto. La ignorancia es pues, la verdadera y esencial fuente de egoísmo en la sociedad, sin duda.

Las personas que, de un modo u otro, consiguen asimilar que sus vidas no acaban nunca, son las que realmente se preocupan de hacer lo correcto según sus ideales, incluso aunque esos ideales atropellen sus propios intereses personales actuales. Por eso, no existen ideales reales si no se cree en la eternidad de algún modo. Es decir, no hay modo objetivo de que una persona sea “de fiar” si no cree en la eternidad.

El ejemplo del moribundo

Pongamos un ejemplo extremo pero muy gráfico: ¿Podemos realmente confiar en la palabra de un moribundo que no cree en algún tipo de eternidad? No, por supuesto que no. ¿Por qué vamos a confiar en la palabra de una persona que cree que no va recibir ningún tipo de represalia por sus errores propios? ¿Qué interés real puede tener esa persona que cree que haga lo que haga, ella misma no va disfrutar de su acierto o no va a sufrir por su error?

Habrá quien responda que la creencia en el Amor es una alternativa a la de la Eternidad, y que ese moribundo sería una persona “de principios” sólo porque ama a su prójimo; a sus hijos, por ejemplo. Pero haciendo una introspección profunda, nos daríamos cuenta de que la naturaleza última del amor es la creencia en la eternidad. Por ejemplo, ¿qué sentido tiene desear la felicidad a nuestros hijos una vez nos hayamos muerto si no vamos a “conocer/disfrutar” de su felicidad de ninguna forma? De nuevo, no tiene ningún sentido final y real para un “no creyente en la eternidad”.

Lo que ocurre es que, sobre todo cuando se acerca el momento de nuestra muerte, todos creemos en la existencia de “algo más”. Si una persona muere con la firme convicción real de que no hay nada después, su muerte es necesariamente una etapa extremadamente angustiosa, básicamente porque ya no tiene sentido que ame a nadie… Y ese absurdo absoluto sobre algo tan importante como es el amor, le hace asimilar el concepto de eternidad, aunque sea inconscientemente… Se podría llegar a decir que creer en la Eternidad es creer en el Amor y viceversa. De ahí nacen muchas equipararaciones religiosas entre Eternidad y Amor.

Otra evidencia de que la Eternidad es una realidad, es que está impresa en TODOS los seres vivos a excepción del Ser Humano…  Para un animal cualquiera, no existe el concepto de muerte. Hasta ahora yo pensaba que eso nos hacía más inteligentes que ellos, pero ahora me doy cuenta de que lo estúpidos somos nosotros, al haber considerar lo contrario.

 

Consciencia versus Eternidad

La principal réplica de los “no creyentes en la eternidad” es que no somos conscientes después de morir… Aunque ese es un debate mucho más complejo, donde discutir la verdadera esencia o definición de Ser Humano (los únicos seres creemos en la muerte como un fin absoluto), puedo dar algunos puntos importantes. En este debate debería aparecer la excesiva importancia que le damos a nuestra consciencia, nuestra forma de percibir nuestra propia existencia.

Si lo pensamos detalladamente, ¿tiene realmente tanta importancia ser conscientes de nuestros actos para decidir que vivimos o no?… Es decir, si el problema para aceptar que no existe la muerte es que después de ella no somos conscientes de nada, habría que preguntarse algunas cuestiones importantes:

  1. ¿Qué papel juega la inconsciencia en todo este juego de la vida y la muerte? ¿Es posible que esos seres que nos reemplazan tengan un tipo de inconsciencia heredada de forma genética? Yo creo que es mucho más que probable. De hecho, la intuición o el instinto se podría considerar que forman parte de esa inconsciencia heredada genéticamente…
  2. ¿Mueren y vuelven a nacer realmente aquellos individuos que, por las causas que sean, no recuerdan NADA de su pasado a partir de cierta fecha y que, por lo tanto, no tienen consciencia de su vida pasada? La respuesta es obvia pero sus implicaciones muy importantes: La consciencia no es realmente un factor decisivo a la hora de valorar si se vive o no…
  3. Realmente no es cierto que nosotros tengamos asimilado el concepto de muerte. Al menos no tanto como los laicos y ateos piensan. Es decir, el hecho espiritual es intrínseco a la naturaleza del Ser Humano y eso se demuestra en que desde siempre el Ser Humano ha necesitado creer en la Eternidad, aunque no supiera como demostrar su existencia. La razón de esta obstinación es que realmente es cierto: La Eternidad realmente existe, aunque posiblemente nunca conseguiremos demostrar ese hecho de una forma totalmente lógica y científica. Por eso existen las religiones.

La Eternidad en nuestro día a día

Volviendo a las implicaciones cotidianas que tiene no creer en la Eternidad y siguiendo el razonamiento expuesto, un “no creyente en la eternidad” se convierte en una persona cada vez más egoísta a medida que su vida se va consumiendo; porque sus intereses reales cada vez tienen más corto plazo y más allá de este plazo, no tiene realmente ningún interés en nada, porque según estas personas, ellos desaparecen total y absolutamente.

Este razonamiento nos lleva a pensar que la creencia en la eternidad de los seres vivos debe forzosamente ser un parámetro muy importante en la personalidad de cualquier individuo. Porque los que tenemos este “horizonte vital eterno” consideramos todos los factores a la hora de tomar decisiones, no sólo el “aquí y ahora”, sino también el “allí y mañana”… Y ese “allí” podría estar a millones de kilómetros de distancia y ese “mañana” a muchos milenios vista…

Conclusiones

¿Qué pasaría si todos nosotros tomáramos consciencia de nuestra vida eterna?

  • Respeto máximo entre nosotros…
  • Cooperación máxima por lograr un futuro mejor para nosotros mismos…
  • Respeto a todas las otras criaturas del mundo, que ahora ya no serían ajenos a nuestra propia esencia, sino nosotros mismos…
  • Abolición de sentimientos artificiales creados para unirnos ante la ausencia de eternidad, como son el patriotismo y los nacionalismos…
  • Abolición de las leyes y las religiones, como mecanismo artificiales de dotarnos de principios universales para mantener la paz y la justicia…
  • Se acabarían las luchas de las dos tendencias esenciales en política: Los que luchan por la sociedad (social-comunismo) y los que luchan por el individuo (liberalismo). Ambas luchas quedarían integradas de forma automática en todos los individuos y cada individuo colaboraría personalmente en conseguir un equilibrio de los esos dos campos..

En fin, un mundo totalmente diferente, ¿verdad? Pero lo más esperanzador (me gusta ser positivo) es que, a pesar de la trascendencia de la afirmación esencial de este escrito, toda esta exposición se basa en hechos objetivos, no subjetividades varias, que son las que han inundado nuestras vidas hasta ahora para poder auxiliarnos ante nuestra ignorancia esencial: Considerar que la vida no era realmente eterna.. 😉

¿Follas o amas?

images

Desde siempre fui un “activista sexual”: Me encantaba el sexo como buen adolescente y en una época de “liberación social” como la que viví a esa edad siempre gritaba “Mientras llega el amor a follar sin pudor!”, jajaja!

Ahora, a mis 45 años ya tengo muy claro que vivimos en una sociedad FRACASADA desde muchos puntos de vista y el de la EDUCACIÓN SEXUAL, es uno de los más evidentes.

Yo, como muchos adolescentes e incluso gente muy madura actual, estaba DRÁSTICAMENTE EQUIVOCADO…

El sexo es NADA sin un mínimo sentimiento. Y el ideal es estar enamorado con quien lo practicas. El resto, sólo consuelos más o menos “cutres” que, si no se controlan llevan a la perdición total de la persona. Sí, no exagero: Nunca tuve demasiada suerte con el amor y mi única salida era intentar “follar” todo lo posible. Pero nunca me “llenaba” esa opción.

Como muchos y, por desgracia también ya muchas, fui asimilando que “follar por follar” era una opción tan válida como “follar por amor”. Pero cada vez me llenaba menos esa opción y cada vez necesitaba más MORBO para poder llenar ese hueco. Lo llenaba temporalmente, pero siempre se vaciaba y necesitaba más y más… Por suerte, mis largos periodos de abstinencia no me convirtieron en un depravado sexual. Otros, más sexualmente atractivos, no pudieron decir lo mismo y cayeron en la perdición de los tríos, los intercambios de pareja, orgías, sexo espontáneo… pederastia…

Por suerte, me llegó el amor… No funcionó, pero fue la luz que me enseñó cuán equivocado estaba. A partir de entonces, al cortar con esa chica, mis relaciones sexuales esporádicas fueron realmente vacías, huecas…; aunque mi cuerpo me seguía exigiendo esa “diversión” regularmente. Es una verdadera esclavitud biológica-hormonal…, o es más bien cultural? Sí, yo creo que los niños ya van encaminados a una vida sexual orientada al placer más que al sentimiento y sólo estamos generando esclavos del sexo… Yo fui uno de ellos, probablemente.

Hoy por hoy, felizmente enamorado de nuevo, el sexo en solitario (masturbación) ya ha dejado de excitarme casi por completo. Se podría decir que soy un impotente en el ámbito de la masturbación. Y no es cuestión de técnica, que depuré muchísimo durante mis años de “perdición”… No me excita porque para mi, ahora, el sexo tiene que tener un alto grado de sentimiento. Sino, simplemente “no me pone nada”. Y me alegro muchísimo que mi cuerpo haya finalmente aprendido cuál es la verdadera mecánica sexual… Es una mecánica sexo-sentimental. Ojalá me la hubieran enseñado cuando era niño/adolescente. Posiblemente mi vida hubiera sido muy diferente…

En fin, NO SOY RELIGIOSO, pero cada vez más, me doy cuenta de que la Religión, el Catolicismo en este caso, va por el camino más correcto, sin duda. Si en lugar de tanta ARROGANCIA, fuéramos más humildes y nos cuestionáramos las cosas que nos IMPONE la sociedad, sin lanzarnos de cabeza a lo fácil (el placer) muchas cosas cambiarían en nuestra sociedad. Lamentablemente, ese día aún queda muy lejos.

Este artículo me lo ha inspirado el siguiente:

http://www.actuall.com/laicismo/la-onu-catolicos-progres-se-alian-presionar-la-iglesia-asi-haga-pedazos-la-humanae-vitae/?mkt_tok=eyJpIjoiTURBNE56TmtOemMwTVdKbCIsInQiOiJQUzluYVhRa3ZlbG9PTUxybStlZVlqRCtNWWxzSXhzcUZieGltZzBXaEZ0TU9LWXFKTHZQOWFDMkFEWkc0ZGlON3pvT0x6XC9EcHpwSEJvdlQ1T0phWlBKd3VGdTlBcGgzQVRqNUlKXC8yUEpJPSJ9

Soy un ser despreciable… :'(

machismo630

Qué mala suerte tuve… Nací varón y además heterosexual!.. 😦

Por lo visto, yo no lo sabía, pero ya desde el principio, al nacer varón, ya tengo un “chip de la maldad”, que me convierte de forma ineludible en mala persona…, sobre todo para las mujeres… Pobrecitas ellas también, que tienen que sufrir mi naturaleza masculina… Por suerte para ellas, la ley las protege de mi maldad absoluta y me pre-condena con mucha anterioridad si ella me denuncia ante cualquier acto que la pueda incomodar. Hasta un insulto, que yo creía una actitud negativa pero bidireccional en una pareja… Pero no!, un simple insulto es también una actitud realmente de naturaleza masculina… Estúpido de mi! Soy lo peor… soy escoria masculina… y además ignorante absoluto!

Sí, tendré el “poder masculino”, no sólo por mi evidente mayor fuerza física, sino porque soy malvado y egoísta y me aprovecho de todos y cuantos seres débiles me encuentro a mi paso: Mujeres, niños, ancianos y, por qué no, otros hombres que no son tan mezquinos como yo… Con esta actitud no sólo abuso de individuos sino que llevo toda la sociedad a la ruina en todos los sentidos, a destruir la paz social… Qué desastre!!!

Pero la verdad es que me entristece mucho mi destino inalterable por culpa de mi hormonas… Yo también querría querer y ser querido, como, por lo visto sólo las mujeres pueden hacer… La verdad, es que, después de todo, desprecio ese “poder masculino” que se me fue concedido desde mi fecundación… Maldito poder que no me permite amar y que destruye el mundo!

Y claro, además soy heterosexual! Qué desgracia la mía! ¿Se puede ser más desgraciado que sentirse atraído por un género que nunca te amará de verdad porque eres un monstruo? ¿Se puede ser más desgraciado que pensar que si amo a una mujer y la pobre confía en mi, la maltrataré y abusaré inevitablemente de ella siguiendo el dictado de mi sistema hormonal?… Y ya nada qué decir de mis futuros hijos, a los cuales, como seres realmente débiles, mi maldad intrínseca, educará a palos, día sí, día también! Madre mía qué angustia más extrema…

Pero… tengo una solución a mi desgracia personal! 😀 Ufff…, qué alivio me ha dado una inteligentísima mujer que me ha propuesto algunas soluciones a mis problemas personales… Qué afortunado soy de, al menos, tener una esperanza a este futuro frío y sombrío, que me esperaba para el resto de mi vida! 😀

Esta bellísima mujer (ya de por sí buena persona, por no tener el chip de la maldad masculina) me ha propuesto tres soluciones. Todas serán difíciles de tomar, pero con esfuerzo y, sobre todo, el refuerzo social y educativo, son posibles, me ha asegurado. Como es mujer, bondadosa por naturaleza, voy a confiar plenamente en ella…

Las tres alternativas que tengo según esta mujer son las siguientes:

  1. Dejar de ser hombre! 😀 Siii… Esta señora me ha dicho que no sería una mujer real, pero sí legal, sería un transsexual… pero que me quitarían ese chip malvado que me vuelve un ser tan deleznable… Dice que no confíe más en la Naturaleza. La Naturaleza es sólo un concepto inventado por el varón heterosexual para poder seguir aplastando el resto de personas, a su antojo! Joder!, qué gran enseñanza me ha dado esta bondadosa mujer… Uf!, qué revelación más esperanzadora! Gracias, gracias! Me explicó que ya puedo abandonar mi condición masculina de forma artificial, sin ningún problema ni impedimento de ningún tipo!!! Además, no hace falta ni que tenga dinero para eso, puesto que la sociedad me lo paga!!! Ufff… es genial, por fin un rayo de luz en mi sombría vida como varón…
  2. Pero, como sabia y bondadosa persona que es, esta mujer me ha dado otra alternativa, si es que me da algún miedo dejar de ser hombre: Me ha propuesto dejar de abusar de las mujeres con mis actitudes viriles (machistas, me ha dicho que se llaman). Es decir, me ha recomendado que me haga homosexual!!! Fantástica idea!!! Uf… con lo poco que me gustan los quirófanos y medicarme toda la vida para anular mi “chip masculino”.., no sé si podría optar por la transexualidad, la verdad. Me dice que, al igual que mi género, mi orientación sexual natural es gran otra mentira del “patriarcado heterosexual”! Jo!…, no sabía del poder ilimitado de la Maldad masculina y que yo mismo tenía inserta en mi mismo por ser hombre heterosexual… Uf, sabias y bondadosas palabras las de esta mujer, como no podría ser de otra forma por ser mujer, claro!
  3. Como tercera opción; esta mujer; sabia, bondadosa y comprensiva con mis limitaciones como hombre; me ha dado una alterativa “de mínimos”: La bisexualidad… Me lo ha dicho con la boca un poco pequeña porque es un “mal menor”, pero que al menos, ayuda a derrotar este “patriarcado heterosexual” que tantísimo daño está haciendo a la sociedad, oponiéndose ferozmente a aceptar su maldad intrínseca y luchando con todas sus fuerzas contra toda la sociedad, aplastándola cual insectos infectos!

Uf… por fin… tengo alternativas, fuera de la asquerosa Naturaleza, que me hizo pensar, junto a una sociedad arcaica, que debía seguir siendo un hombre heterosexual, malvado y ruín… No… ya no me voy a dejar engañar más y voy a iniciar una nueva etapa en mi vida ayudado por el colectivo LGTBI, que es el colectivo donde se agrupan todas estas personas maravillosas que han decidido tomar alguna de esas tres inteligentes alternativas.

Un último consejo que me ha dado esta sabia señora, es que no me alarme si veo en el colectivo LGTB algunas mujeres que han decidido volverse hombres… “Que?!!!”, exclamé yo indignado!… Pero enseguida me lo explicó, tan sabiamente como era de esperar:

“Estas mujeres no serán hombres reales nunca: El nivel de hormonas ‘malignas’ que les suministran nunca llegará a ser nocivo para su salud y siempre mantendrán su ‘pureza femenina’. Son la mejor versión del varón que hemos conseguido CREAR, fuera de la asquerosa Naturaleza, que sólo sabe crear monstruos machistas”.

Ufff…, fantástica estructura social, pensé enseguida. Estas personas lo tienen todo pensado para ir eliminando el “varón natural” de la sociedad. Incluso me comentan que está muy ilusionad@s porque se espera que, en el futuro ya no habrá más varones (“naturales”, claro), porque ya se está consiguiendo fecundar óvulos con el material genético de otros óvulos! Maravilloso!, vamos hacia la sociedad perfecta! Sin horribles machos, rebosantes de hormonas masculinas, causantes de todos los males de la sociedad actual! Genial!!! Me encanta el plan!, si señor!… señora!!, a partir de ahora!, putos machistas asquerosos que hasta en la lengua nos han pisoteado! Buaaahg!!!

En fin, hoy en día, estoy en mi “viaje LGTB”, hacia un futuro mejor, como persona. Me alegra por fin saber que podré amar de verdad sin tener que hacer daño a nadie y contribuyendo a un mundo mucho mejor, lejos del repugnante “patriarcado heterosexual”… Ganaremos!, porque el Amor siempre triunfa, aunque para ello haya que superar a la sobrevalorada Naturaleza!

—————————————————–

Fin de la parodia acerca de la supuesta maldad intrínseca del varón y de cómo los líderes del colectivo LGTBI (Lesbianas, Gays, Transexuales y BIsexuales) quieren imponer un modelo social anti-natura, sólo porque no son capaces de aceptar las limitaciones de sus orientaciones sexuales y/o de género.

Esta supuesta maldad intrínseca del varón es promovida por el colectivo feminazi (no confundir con feminista), que a su vez forma parte del colectivo LGTBI, porque sus integrantes suelen ser lesbianas radicales que odian al varón infinitamente.

Los líderes del colectivo LGTBI (no todo el colectivo) intuyen/saben que, en el fondo, tienen un problema psicológico importante que no están dispuestos a asumir y a aceptar y, por lo tanto, buscan otras causas a sus problemas personales derivados de ese problema psicológico esencial.

Un LGTBI tine un problema psicológico que le impedirá ser padre/madre natural. En lugar de aceptar ese hecho esencial y vivir conforme a él, muchas de estas personas (no todas, por suerte) intentan modificar las reglas sociales, para permitir que ellos también puedan tener hijos, de alguna forma artificial.

Muchos heterosexuales defensores de las leyes naturales esenciales, nos oponemos a las pretensiones del colectivo LGTBI. No aceptamos que quieran imponer un nuevo “orden social” que no sea el que directamente dicta la Naturaleza. Por eso, los líderes del colectivo LGTBI culpan de sus problemas personales al colectivo heterosexual que se opone a sus pretensiones. Concretamente, odian al hombre heterosexual, que promovido por el colectivo feminazi, es como Satán para los religiosos.

El colectivo LGTBI profesa la IDEOLOGÍA DE GÉNERO, cuyo eje central es la abolición de las diferencias entre géneros, que consideran insignificantes y que generan discriminación.

El colectivo LGTBI realmente considera que el varón heterosexual es muy nocivo para la sociedad: Desde el capitalismo salvaje hasta las guerras en el mundo, pasando por el problema de la violencia en el seno familiar, lo que llaman ellos con mucho odio, “violencia machista”… Incluso tachan de machistas muchas actitudes típicamente varoniles de otras épocas como la caballerosidad, la ayuda a la mujer en cualquier ámbito, el piropo… Recientemente, incluso he leído que algunas feminazis aconsejan a las mujeres volverse homosexuales para que no les permitan a los hombres heterosexuales tener el “poder de crearles orgasmos”…

En general, la Ideología de Género va contra la Naturaleza. La considera injusta por no dar al colectivo LGTBI la opción de reproducirse y la quiere ignorar. De hecho, la Ideología de Genero aboga por la separación total entre sexualidad y reproducción. Esa asociación natural les discrimina y no están dispuestos a tolerarla mucho tiempo. Poco a poco, el colectivo LGTBI irá manipulando la sociedad para que piense que la reproducción natural es algo retrógrado y absurdo en las sociedades modernas. En su lugar, dirán que hay que generalizar la reproducción artificial, donde la sexualidad no tenga ningún protagonismo y lo más importante, los heterosexuales no tengamos ninguna ventaja natural. La sexualidad pasará entonces, a ser un mero “juego lúdico-afectivo” para todos, no sólo para los LGTBI.

Las líderes feminazis odian tanto al varón que incluso aspiran algún día a poder eliminarlo de la sociedad y pasar a un método reproductivo artificial y “homosexual”, basado en la fertilización de óvulos con material genético de otros óvulos. Esta es una técnica puede ser viable en muy poco tiempo (si no lo está ya). Por supuesto, mediante esta técnica, sólo nacerían niñas.

Este texto puede considerarse muy absurdo por mucha gente cabal, pero es una hipótesis que podría ser finalmente muy cierta si no se prohíbe la Ideología de Género. Es dañina y nociva para la sociedad, ya que crea grupos sociales enfrentados e incluso podría acabar con ella en sólo algunas generaciones, si se logra implantar con todas sus consecuencias: Eliminación de la reproducción natural (sexual) e imposición de sistemas reproductivos basados sólo en óvulos…

Comunicación, herramienta esencial.

comunicacion-corporativa1

La comunicación es lo único que une a las personas. Sin comunicación, las personas se separan irremediablemente. Y la comunicación es especialmente necesaria ante problemas interpersonales. Lo peor ante estos problemas es CALLAR, sin duda.

Vale más un desgaste producido por una mala comunicación que el silencio indefinido. Porque el silencio es el paso previo a la INDIFERENCIA. Y la indiferencia es aún mucho peor que el odio o la rabia. La indiferencia es lo que realmente mata cualquier relación humana.

Está bien callar cuando se está emocionado en cualquier sentido (rabia, tristeza, decepción…) Pero aplazar una charla indefinidamente, sin aprovechar los momentos de sosiego, es un grave error que rompe todo tipo de relaciónes humanas, desde un simple compañero de trabajo hasta una relación de pareja.

Por todo esto, HABLA! Expresate! Saca tus emociones! Llora! Grita!…, no hagas caso a las tonterías que nos han enseñado acerca de las “formas”. Mantener la compostura no es malo, pero llevado al extremo es aún mucho peor que perderla por tonterías.

See ya Australia! مرحبا الكويت! (Hola Kuwait!)

 

western-australia-kangaroo-beach

Bueno, finalmente… ¡dejo Australia!

Después de un año y casi tres meses me iré de Australia para otra gran aventura en mi vida. En este caso me tocará… ¡Kuwait! 😀 Me voy por dos años con un buen contrato con mi actual compañía australiana (Schneider Electric Australia). Mi puesto será de encargado de una instalación meteorológica en el aeropuerto principal, que servirá de apoyo a los pilotos en los aterrizajes y despegues.

Este trabajo supone un gran avance en mi carrera profesional y espero así confirmarlo al final del contrato. Por eso estoy contento claro.

Pero por otro lado, este trabajo implica una “ligera” decepción en mi aventura australiana, porque no he conseguido un buen trabajo aquí, en Australia. Como dice mi último profesor de inglés, vivir en Australia es muy interesante si estás dentro del sistema, sino es todo lo contrario, bastante duro… Y es que, como ya he comentado muchas veces antes, Australia es un país coherente que no permite que los extranjeros se aprovechen de su estatus sin “pagar mucho por ello”… Y lo cierto es que, a rasgos generales y aunque yo salga perjudicado, me parece una actitud frente a la inmigración algo exagerada pero bastante responsable, políticamente hablando… Si en España, hiciéramos lo mismo, quizás “otro gallo cantaría” actualmente en España…

En el terreno emocional y sentimental tengo que reconocer que me iré con mucha pena, porque he hecho muy buenos amigos aquí… Las dos últimas familias con las que he convivido la mayor parte del tiempo, que me han tratado casi como uno más de la familia. Pero sobretodo mis amigos españoles y latino-americanos…  Y que es fácil de entender para todos, que los amigos para un emigrante son algo más que amigos, son parte de tu familia y así lo he vivido yo… Muchas gracias pues a estas dos familias y a todos mis buenísimos amigos!

No sé donde me llevará el “destino” después de esta nueva aventura que empezará en breve, pero quizás para entonces vuelva a mi España natal o bien me vuelva a Australia puesto que, al tener ya bastante experiencia trabajando en una compañía australiana, quizás ya, entonces!, me acepten dentro de su “sistema”, jejeje… O quizás a cualquier otra parte del mundo! 😀

No sé, supongo que, poco a poco, cada vez soy más “ciudadano del mundo”…, como cuando era niño/adolescente solía decir… Poco a poco ya no me sentiré de ninguna tierra pero parte de la Tierra, del planeta Tierra, del Mundo… Quizás, casi sin pretenderlo, finalmente seré cada vez más coherente con mis principios esenciales…

Una de las cosas que más he notado en mi mismo es que aún soy mucho menos materialista que antes… Se podría decir que soy más humanista… Los que me conocen algo sabrán que nunca he sido materialista pero ahora lo soy mucho menos. Se podría decir que nada… Ya no valoro casi nada el dinero ni lo que implica… Me preocupé algunas semanas al no tener apenas dinero, sí… Pero también he comprobado que es mucho más fácil conseguirlo de lo que muchas veces nos parece… Sólo hay que “dejarse de tonterías”, aceptar tu destino y adaptarte a él con principios mucho más “elevados”… Muchos no estarán de acuerdo conmigo, pero a mi me ha servido para relativizar mucho su poder; el poder del dinero… En realidad, necesitamos mucho menos dinero del que creemos necesitar para lo esencial y prioritario: Ser Felices… Podría concluir que, más que el inglés, mi gran aprendizaje/asimilación en esta experiencia australiana ha sido ésta.

Por otra parte, mi gran anhelo sentimental, encontrar esa mujer tan especial con la que formar una familia, tampoco se ha materializado… Posiblemente por el idioma, he tenido algún problema adicional para “socializar” tanto a nivel amistoso o sentimental con australianos/as. Pero también he notado que en Perth (no sé en otras ciudades australianas) la sociedad australiana no es mucho mejor (ni peor) que la española. Quizás por eso, ya empiezo a asumir que el que “falla” soy yo, jejeje… Y es que soy raro de narices! 😉 Aunque, como siempre he dicho, no me arrepiento de lo “raro” que soy (y espero no hacerlo jamás!).

Como conclusión, podría acabar diciendo lo que digo muchas veces: Es una suerte que muchos de nosotros no consigamos lo que supestamente tanto hemos deseado en nuestra vida y que, en lugar de eso, consigamos algo que parece ser tan valioso o incluso más que nuestros antiguos deseos… 😉 Esto me lleva a ratificar la idea de que nada es absolutamente bueno (o malo). La perseverancia, por ejemplo, en exceso, puede anular otros ideales o incluso otras “fuerzas ocultas” (instinto, intuición,…) que en nuestro “organismo” operan y que pueden llegar a ser mucho más sabias que nuestros propios ideales… Pero ese es otro gran debate… 😉

SeeMedOMedkuwait ya Australia! مرحبا الكويت! (Hola Kuwait!) 😉

 

Orgullo versus admiración

complicidad

Puedes estar orgulloso de tu pareja, pero nunca ADMIRARLA…

Ya…, suena demasiado radical. Por eso vamos a ver qué nos dice el diccionario antes de continuar. El verbo “admirar” es más objetivo que el sustantivo “orgullo”, a menudo definido como soberbia o arrogancia; es decir, en un sentido negativo. Las definiciones más ajustadas a lo que nos referimos, son las siguientes:

Con estas definiciones iniciales, ya se aprecian ciertos puntos interesantes:

  • La admiración a una persona se basa en una característica muy especial de esa persona. Es decir, no es una característica “habitual” que cualquiera pueda tener y que, en este caso nos enamore igualmente. Un caso típico es de los artistas: Crean admiración por tener cualidades especiales, en este caso artísticas. Enamorarse por admiración, implicaría que para el amor lo importante es ser un “artista” en algún sentido. Por lo tanto, las personas “normales” no tendrían opciones para vivir un enamoramiento por ser corrientes. Parece que la admiración, según estas premisas, no es un camino adecuado para enamorarse.
  • En cuanto al orgullo hay un punto muy interesante en la anterior definición que, en mi opinión, es fundamental: Es una satisfacción por algo propio o RELATIVO a algo propio… Es decir, te puedes sentir muy orgulloso por algo que, sin ser tuyo directamente, te implica de manera personal: Un hijo, un gran amigo, tu pareja, etc…

Esta simple analítica semántica ya puede dar algunas pistas sobre lo que afirmo al principio de este artículo.

Para empezar, tanto la admiración como el orgullo del que hablamos, tienen un carácter general e indefinido. Por un lado, si admiramos a alguien, normalmente lo admiramos de forma general, aunque sólo destaque por pocas cualidades. En caso contrario no decimos que lo admiramos a él/ella, sino que admiramos esas cualidades que tiene (y las otras puede que hasta las odiemos!). Lo mismo pasa con el orgullo: Si decimos que estamos orgullosos de alguien, es por todo su conjunto, no por determinadas áreas o acciones particulares, en cuyo caso, las debemos especificar. Además, ambos, admiración y orgullo, suelen tener carácter indefinido, a no ser que se acote en el tiempo: “Me sentí muy orgulloso de ti cuando te licenciaste”, por ejemplo. O “Hoy he admirado cómo te has comportando ante esa situación tan delicada”…

El orgullo tiene una connotación personal. Es decir, me siento orgulloso de alguien, cuando hace algo que yo también haría. El orgullo es siempre una satisfacción sobre algo personal o algo que nos implica tanto personalmente que lo consideramos así, aunque no sea una cualidad realmente nuestra.

Sin embargo, la admiración no tiene esa connotación personal: Admiras a alguien por algo de lo que tú no te sentirías especialmente orgulloso… Es algo que “no va contigo” aunque te guste en los demás… Un ejemplo de admiración entre la pareja sería la admiración por la musculatura del hombre, por parte de la mujer. O del cabello o la piel de la mujer, por parte de hombre. Ambos ejemplos son admiraciones superficiales que no implican a nivel personal a quien las admira. El admirador es un simple “espectador” que disfruta con esas cualidades, pero nada más. De hecho, cuando esas cualidades se pierden con el tiempo, el amor no debería perderse (al menos en teoría!). Lamentablemente, eso no pasa en muchas ocasiones. Lo que es otra prueba más de que la admiración en la pareja debería estar casi “prohibida”.

Por lo comentado, el orgullo por los demás es una parte fundamental en las relaciones personales, como la amistad y el amor. El amor es un proceso en el que te sientes UNIDO a tu pareja: Tus virtudes o tus logros vitales, son en gran parte, las virtudes o logros de tu pareja y viceversa. Y son, por lo tanto, motivos de orgullo real y sincero. Es por eso que yo no veo adecuado que ante un acto de ADMIRACIÓN PÚBLICA de algún logro de tu pareja, tú también te consideres un admirador en lugar de “simplemente” sentirte muy orgulloso de él/ella… Por eso, en este tipo de circunstancias, los admiradores de tu pareja también te admiran a ti, como parte integrante de esa persona, por vuestro vínculo personal. Tanto es así que hasta te pueden dar también la enhorabuena por los logros personales de tu pareja y nadie se tiene que extrañar por eso, claro.

En el momento que empezamos a admirar a nuestra pareja, empezamos a distanciarnos de ella porque la admiración es uno de los precursores de la COMPETICIÓN. Si admiro a alguien, lo tendré como referencia para mejorarme a mi mismo y establezco una competición bastante evidente. Y una pareja nunca debe competir entre ella, por supuesto. Sobre todo, porque la competición puede implicar un nivel de FRUSTRACIÓN relativamente importante. Y en este caso, nuestra pareja sería el responsable directo de nuestra frustración. En este punto, la relación sentimental (o amistosa para el caso) tiene los días contados.

El problema de la admiración se ve muy claro en etapas tempranas de algunas relaciones. En este tipo de relaciones, el admirador está impresionado por las diferentes cualidades de su pareja. Y disfruta de forma casi “egoísta” de las mismas, porque no se siente implicado personalmente en ellas (no son parte de ellas). Por otra parte, inicialmente, a cualquiera le gusta que le admiren pero en las relaciones personales esa admiración debe pasar rápidamente a orgullo. Si esa “conversión” no se produce, pronto el admirador empezará a verse a sí mismo por debajo del admirado. El complejo de inferioridad hace acto de presencia y pasará muy poco tiempo antes de que el admirador empiece a intentar revertir esa situación, simplemente para “estar a la altura” de su amigo/pareja. Inicialmente no es una mala intención, por supuesto. Sólo es eso, intentar dar a mi pareja lo mismo que él me da. Pero nadie puede cambiar muy rápido y sobre todo, a raíz de haber conocido a otro y para querer satisfacerle. Así que pronto empezará la competición, al principio muy sutil, pero al final muy agresiva. Una agresividad que deja de lado la admiración y deja paso al odio: El individuo inicialmente admirado pasará ahora a ser visto como soberbio, arrogante, egoísta, prepotente, etc… Y solamente porque el admirador no ha podido “alcanzarlo” y la última alternativa es intentar “desmoronarlo”, e incluso “destruirlo” para evitar su frustración… Y es aquí donde la admiración en la pareja tiene su peor cara, evidentemente.

¿Pero por qué hay personas que necesitan admirar en lugar de sentirse orgullosas de sus parejas? Imagino que habrá varios motivos. El motivo más importante creo que es la INSEGURIDAD PERSONAL… Ésta es una terrible “enfermedad” que bloquea al individuo en muchas facetas y también le afecta muchísimo a su vida personal e íntima. Y el motivo esencial de esa inseguridad personal podría ser la INMADUREZ a causa de problemas importantes en la infancia. Problemas que dejan a esa persona en un estado perenne de inmadurez ante el que necesita un “papá” o “mamá” a la que ADMIRAR…

Realmente, la relación padre-hijo no es simétrica. La relación padre-hijo se basa en el orgullo paternal y la admiración de los hijos… Los hijos admiran a sus padres y los padres se sienten (o deberían sentirse) orgullosos de los logros de sus hijos. Eso es así porque, los niños necesitan REFERENCIAS para su educación. Y sólo toman las referencias de quien admiran, principalmente, sus padres. No están “formados” por lo que es muy complicado sentirse “iguales” a sus padres y sentir ese orgullo del que hablamos. Además, los niños son inicialmente muy egoístas y egocéntricos: Son ellos y el mundo; todo gira a su alrededor. Sólo a través de la educación, los niños comprenden que forman parte de los demás, de la sociedad. Pero si la educación fundamental del niño es mala, el niño nunca asimila ese concepto y tendrá futuros problemas de relación interpersonal (amistad, amor, compañeros, etc.). Lo que también resultará en muchos “episodios de admiración”… Por eso, se toma como ejemplo de inmadurez las hordas de fans quinceañeras en un concierto por algún ídolo musical del momento. Y es que, en general, la admiración no se puede considerar una emoción o sentimiento bueno. En su lugar, siempre debería aparecer el sentimiento de orgullo “ajeno”.

Por todo esto a mi no me gusta oír eso de que el amor se fundamente en la admiración hacia tu pareja. Dejando de lado los problemas semánticos típicos, cuando un amigo dice eso me quedo algo preocupado… El amor, así como la verdadera amistad, se debería fundamentar en el orgullo ajeno…; en sentirse bien por los méritos de nuestra pareja o nuestros amigos, porque los consideramos como propios, nada más.

Conexión visual

Imagen

Hoy ha pasado algo muy especial … Ha sucedido una “conexión visual” … Para mí es increíble cómo podemos conectar entre nosotros a través de los ojos …

Hace unos días vi un discurso acerca de los síntomas de la mentira. En particular, el orador dijo que la mentira, al contrario que la gente pensaba , no se ve en los ojos … Hay muchos otros síntomas que un mentiroso puede mostrar cuando alguien miente. Ok , es posible , pero ¿qué pasa con…  los sentimientos … la atracción … el amor … ?

Hoy he experimentado algo que yo no había experimentado hace bastante tiempo : Fijar mi mirada en los ojos de otra persona, mientras estábamos hablando … Un mirada muy profunda, como si estuviera leyendo su mente. Es una sensación increíble … Parece como si conocieras a esa persona desde hace muchos años … “Tan preciosa” , estaba pensando al mismo tiempo estaba hipnotizado por esos enigmáticos ojos … Unos ojos asiáticos con cultura brasileña … Es preciosa , pero muy normal, también. En cualquier caso , me ha hipnotizado esta tarde en nuestra clase de Inglés …

Me hace recordar la última vez que viví esa situación tan especial. Fue con mi ex -novia … Fue increíble … tan increíble que yo siento que fue muy real, muy importante, muy … no sé , tal vez es sólo un “juego hormonal ” , tal vez soy demasiado ” estúpido y romántico ” , jejeje …. No sé , pero es un momento muy sorprendente , no hay duda de eso! Con mi ex, podíamos pasarnos horas mirándonos a los ojos, casi sin hablar … El lenguaje de los ojos … Parecía un acceso directo a nuestras mentes, nuestras almas …

En fin … , hoy, después de algunos años después de esa relación, he sentido algo muy similar a esta sensación … ¿Cuál es el problema? Ella tiene pareja, un ” pequeño gran” problema … , jejeje … De todos modos , estoy contento porque este tipo de experiencias me hacen sentir muy … vivo! 🙂

——

Este texto fue escrito hace varias semanas … Algo muy especial ha sido ” cocinado ” entre nosotros, pero ella es una persona muy honesta y responsable y nada más ocurrirá … La semana que viene es mi última semana de mi actual curso de Inglés. Después de eso , probablemente no nos veamos nunca más … Sé feliz a mi ángel temporal … y muchas gracias por hacerme sentir vivo otra vez … Hasta siempre 🙂

Abstinencia sexual

Abstinencia sexual… Tema crítico a tratar en estos tiempos de libertinaje sexual total y absoluto como los que vivimos ahora… Yo soy el primero que no practico la abstinencia pero admito que no es una actitud tan descabellada como hace algunos años pensaba. La razón fundamental de eso es que el sexo está LIGADO de forma natural a la PROCREACIÓN (otra cosa son las modificaciones que los “humanitos” hemos hecho con ese hecho objetivo). Otra razón es comprobar los desequilibrios emocionales que el hecho de tener “sexo por sexo” puede implicar.

Hoy día, sigo pensando que no debemos mantener un nivel de abstinencia total antes del matrimonio. Pero también pienso que TODOS deberíamos moderar mucho más nuestro “apetito sexual”. Racionalizarlo o mejor, “SENTIMENTALIZARLO” más. Es decir, no estoy a favor de la castidad hasta después del matrimonio pero si abogo por una educación infantil que, desde el inicio, haga mucho hincapié en el VALOR SENTIMENTAL DEL SEXO… y no lo trivialice para dejarlo a la altura de un simple “juego para adultos”.

No!, ese ha sido el error más grande cometido para nuestras generaciones recientes: Considerar que la REPRESIÓN SEXUAL se combatía con LIBERTAD SEXUAL ABSOLUTA… No señores, la represión sexual se combate con INFORMACIÓN acerca de la relación intrínseca entre SEXO y SENTIMIENTO.

El problema es que la relación entre sexo y sentimiento es muy COMPLEJA… mucho. Seguramente, ni siquiera los psicólogos-sexólogos más expertos pueden aún entender esa relación casi mágica entre esos dos conceptos. Pero aún así, el sentido común, el instinto, etc… nos dice a todos (hombres y mujeres) que el sexo no es un simple juego… Deberíamos pues, ser mucho más HUMILDES y moderados e intentar cada día controlar nuestra vida sexual fuera de una pareja “establecida” (novios, pareja, matrimonio, etc…). Lo digo con la “boca pequeña” porque yo soy el primero que no lo consigo, seguramente porque soy fruto de esas generaciones frustradas por la represión sexual de antaño y que nos inculcaron que el sexo debía ser totalmente libre…

Espero que algún día esta relación SEXO-AMOR sea bien entendida, respetada y seguida por la gran mayoría… Seguro que esa es la base de una vida realmente plena y feliz. Y por lo tanto, nuestras vidas, nuestras sociedades serán mucho más sanas y felices…

Ser uno mismo es la tarea más complicada a la que nos enfrentamos cada día

frases-de-coherencia-de-Gabriel-Marcel-01Qué poca COHERENCIA he visto siempre a mi alrededor!… Un día, trágico día…, me enemisté con el que fue un grandísimo amigo… Y lo que más me dolió en su comportamiento fue eso precisamente: Su INCOHERENCIA…

Estamos “impregnados” de incoherencia hasta las cejas… Y en los sentimientos es dónde se aprecia más, sin duda. “Hoy te quiero muchísimo, pero mañana te puedo odiar con toda mi alma”…

Y es que, en los últimos tiempos he recibido algunas noticias de este tipo que me causan gran desasosiego, la verdad. Me generan bastante decepción, ya no en las personas que han protagonizado esas incoherencias, sino en las Personas en general. Y es que somos seres total y absolutamente EMOCIONALES… No nos “rige la cabeza”, nos rige “otra cosa” que poco o nada tiene que ver con la coherencia…

Y es que yo creo que los SENTIMIENTOS, los sentimientos de verdad, se apoyan definitivamente sobre eso: La SINCERIDAD, La SENSATEZ, la HONESTIDAD, la RESPONSABILIDAD… etc… Y cualquier relación humana “intensa”, amistad y/o amor, debe apoyarse necesariamente sobre esos “pilares fundamentales” de la esencia humana…

Cuando, forzamos esos sentimientos sin esa base “coherente” estamos condenados al fracaso sentimental, más tarde o más temprano. Con el agravante “gravísimo” de estar implicando a otra persona en nuestro “pecado”…

Multitud de parejas y supuestos grandes amigos de “naturaleza incoherente” se han formado tan rápido como se han destruido también… Pero sólo los que se dejan de “tonterías” (atracción básicamente sexual para las parejas, o meros actos de apariencia en la amistad, por ejemplo) son los que verdaderamente superan las barreras del tiempo e, incluso, incrementan sus lazos de una forma casi indestructible a lo largo de los años….

Y no quiero que nadie se equivoque: Cuando hablo de esta coherencia, no hablo de AFINIDAD, ni de COMPLEMENTARIEDAD… La sinceridad es, sin duda alguna, el ingrediente imprescindible en esta receta tan especial llamada Amor o Amistad… No importa que tu amigo sea como tú o que os complementéis… En absoluto!

Lo único que hace falta para tener “sentimientos coherentes” es SER UNO MISMO… Lo que me lleva a concluir que para tener verdaderos amigos, debes conocerte y RESPETARTE muchísimo… (ser coherente contigo mismo vamos!). Lamentablemente, hay muy pocas personas que realmente sean ellos mismos. La gran mayoría se pasan la vida intentando ser otras personas sólo para “corresponder”… Se creen erróneamente que así serán más queridos… Enorme y trágico error para todos los que los rodean, pero sobretodo, para ellos mismos…