Libertad e Ingeligencia

La LIBERTAD es una bendición… y una maldición! 😉

Aparentemente, la libertad parece como una de esas facultades totalmente positivas. Pero la libertad implica un nivel de RESPONSABILIDAD que va creciendo proporcionalmente al nivel de libertad:

LIBERTAD => RESPONSABILIDAD

¿Y cómo se ejerce la responsabilidad? A mi sólo se me ocurre de una manera: Con conocimiento, es decir, conociendo el entorno vital que nos rodea… A mayor conocimiento de nuestro entorno, con más responsabilidad podremos obrar. “Podremos”, no “obraremos”. Porque para que esa posibilidad se materialice es necesario otro importante factor: La inteligencia. La inteligencia procesa los datos que nos llegan, para tener un conocimiento funcional (que sea realmente útil). Por lo tanto, la cadena de implicaciones es la siguiente:

LIBERTAD => RESPONSABILIDAD =>

=> CONOCIMIENTO => VIDA + INTELIGENCIA

Y vida e inteligencia es justo lo que más nos define como Seres Humanos. Vivimos y por eso podemos “absorber” nuestro entorno (mediante nuestros sentidos). Pero también podemos procesar esos datos para que tengan algún sentido. El propósito final de todo esto es que podamos vivir en libertad, sin instintos, y aún así subsistamos. Yo siempre digo que somos un experimento natural, que aún estamos en fase de prueba, por cierto.

Un ser no inteligente no puede ser responsable de nada y, por lo tanto, no puede tener ninguna libertad real, es decir la consciente (consciente de ser libre). Por eso, esencialmente, los niños ni son responsables ni son libres: Aunque sean biológicamente muy inteligentes, aún no disponen del conocimiento funcional y deben ser guiados. Hay muchos otros ejemplos similares, pero vayamos al grano.

Pero suena raro aún que libertad e inteligencia deban ir siempre de la mano… Eso significaría que los más inteligentes en una sociedad deberían ser más libres que los menos inteligentes… POR SUPUESTO! El problema es que no hay ningún marcador objetivo de inteligencia y entonces esa posibilidad se anula. De todos modos, los individuos más inteligentes suelen actuar más libremente, aunque eso implique saltarse las normas (leyes) mucho más. Otro tema diferente es si esa percepción de la inteligencia propia es objetiva y qué riesgo se asume al equivocarse.

Llegados a este punto, parece ser que el nivel de libertad de un individuo dado, le permite vivir de una forma óptima en su entorno. Es decir, libertad es el sustituto o el complemento (depende de las proporciones y su uso) del instinto. En realidad, la cadena de implicaciones anterior, provienen de una cadena de “consecuencias”:

vida + inteligencia => conocimiento => responsabilidad => libertad =>
=> infinidad de opciones vitales

Es decir, lo que nos ha dado la libertad es nuestra capacidad racional, no al revés, obviamente. De la misma forma, en el caso de la ausencia de inteligencia, la anterior cadena parece simplificarse como sigue:

vida + instintos => opciones vitales muy limitadas

Por lo tanto, parece admisible que el fin último de la inteligencia en la Naturaleza, a través del Ser Humano, es acelerar su proceso de Evolución, ya que, al experimentar mucho más (más opciones) el Ser Humano se enfrenta a muchas más variantes en su entorno, que aceleran la Selección Natural de una forma exponencial… Es decir, el Hombre actual, puede volar, por ejemplo. Esa experiencia le reporta tanto beneficios como inconvenientes. Esos inconvenientes (cáncer debido a las radiaciones solares, por ejemplo), le pueden hacer evolucionar en ciertos sentidos que, si no hubiera sido libre/inteligente, nunca hubieran aparecido.

…el fin último de la inteligencia en la Naturaleza, a través del Ser Humano, es acelerar su proceso de Evolución…
Por lo tanto, una primera e interesante conclusión es que la inteligencia no fue introducida en la Naturaleza de forma arbitraria, aunque las leyes de la Evolución natural puedan parecer arbitrarias en sí mismas. En cualquier caso, parece que la inteligencia no contradice a la propia Evolución de las especies, como a veces parece. Pero este no era el tema que yo quería desarrollar.

Los límites de la libertad

Otro punto interesante, más político, es que la libertad es un MEDIO no un FIN en sí mismo. Es decir, la libertad, como se ha visto antes, es una herramienta de la evolución, como son las mutaciones genéticas espontáneas que se dan entre generaciones. Por lo tanto, al ser un medio y no un fin, se debe “modular” su importancia. Es decir, la libertad para el Ser Humano no debería tener un valor absoluto, sino relativo, muy relativo. Esta relativización implica directamente, que existe un factor más importante y/o absoluto que la propia libertad. Y recordando el objetivo fundamental que persigue la libertad (o inteligencia), que no es más que favorecer la vida al Ser Humano, posibilitando más y mejor su evolución natural, parece ser claro que libertad sin un sentido práctico no tiene razón de ser. Un sentido práctico que realmente mejore la vida de los individuos.

Por lo tanto, la libertad debe siempre ir de la mano de la “eficiencia vital”, o natural. La libertad puede dar resultados negativos que sólo sirven a NIVEL DE ESPECIE para poder explorar otras opciones evolutivas. Pero esos resultados negativos no sirven de nada al nivel del individuo que los sufre. Por lo tanto, la libertad debería siempre estar modulada por la inteligencia.

Se establecen, por lo tanto, dos relaciones contrarias entre inteligencia y libertad, que establecen una rango de libertad para el individuo que la ejerce:

la INTELIGENCIA permite la LIBERTAD
la INTELIGENCIA limita la LIBERTAD

Esta relación, mediante la que limitamos nuestro nivel de libertad mediante la inteligencia se ejemplifica muy fácilmente: No nos tiramos “libremente” por un precipicio porque sabemos (inteligencia) que nos mataríamos. Es decir, no somos libres totalmente ya que nuestro propio cuerpo y entorno físicos nos imponen unas limitaciones infranqueables. Y si insistimos en ignorar esas limitaciones entonces morimos.

En definitiva, la relación entre inteligencia y libertad es de “amor/odio” ya que la inteligencia es el factor que permite la inteligencia pero a la vez es el factor que la restringe.

Además, esa limitación de la inteligencia no impide que la libertad pueda dar resultados negativos para el individuo, pero “asumibles”. Es decir, no son resultados catastróficos para el propio individuo, como el tirarse por un precipicio, por ejemplo. Es decir, comprobamos que la aplicación de la inteligencia para limitar la libertad no impide el objetivo esencial de la libertad, la evolución de la especie. Es más, sólo los menos inteligentes (los idiotas) son los que no tienen ese límite a su propia libertad y por ello, muchos de ellos se “extinguen”, utilizando la terminología evolutiva aplicada a cierto ADN. Es decir, sólo los “tontos se extinguen”. Por lo tanto, vemos que la característica “inteligencia” se protege a sí misma, lo que también viene a confirmar toda esta teoría.

La Ley es para los tontos

¿No podríamos ser solidarios con los “tontos” y limitarles su libertad individual acorde con su capacidad intelectual para así evitar que se extingan y así permitir que sus descendientes, ya no tan “tontos” tengan la oportunidad de vivir, ya con más libertad y así, con todo, la Evolución sea aún más rápida y eficiente?… Es una pregunta muy larga, pero creo que se puede entender bastante bien. Y creo que la respuesta es un rotundo SÍ…

Si limitamos la libertad de los individuos de una sociedad en relación a su capacidad intelectual hacemos una triple “buena acción”:

  • Al propio individuo, al que lo protegemos ante su propia irresponsabilidad.
  • A los otros individuos, protengiéndolos de los más irresponsables.
  • Y a la especie, permitiendo que los descendientes de un individuo poco inteligente (responsable, libre, etc) tenga la opción de ser más inteligente (…) si sus mutaciones de ADN así lo permiten.

El problema sería pues, identificar a los “tontos” para poder limitarles su libertad, es decir, aplicándoles leyes, que a los otros no les serían aplicadas (no las necesitarían). El problema para esta hipotética situación es que aún no sabemos valorar objetivamente el nivel de inteligencia de un individuo y, por lo tanto, no podemos aplicar leyes de forma selectiva, y éstas deben ser de aplicación general, tanto a los “listos” como a los “tontos”.

Por lo tanto, para acabar, no queda otra opción (al parecer) que crear leyes muy generales, y por lo tanto, muy poco restrictivas, pero muy obvias (objetivas) que sean de aplicación segura a cualquier individuo de una sociedad. Los inteligentes ni deberían pensar en ellas (aunque por humildad estaría bien que las conocieran, por si no son tan inteligentes…) y los menos inteligentes podrían aferrarse a esas leyes para poder vivir seguros y, al mismo tiempo, convivir en paz con los demás individuos.

Por lo tanto, de toda esta argumentación, se deduce que la libertad absoluta no es en absoluto un objetivo a perseguir y que, sin embargo, hay que establecer leyes que la coarten. Eso sí, esas leyes siempre deben ser “de mínimos” para no interferir en la libertad individual que la Naturaleza le confiera a todo ser, regulada por su inteligencia.

Gobierno de inteligentes: Científicos y sabios (Tecnocracia + Sofocracia)

Las leyes, que ya se ha visto son necesarias, serían totalmente anecdóticas para un individuo muy inteligente, ya que él mismo las deduciría. Y son precisamente estos individuos más inteligentes los que deberían instaurarlas, imponerlas. Pero deberían ser leyes muy “naturales” para que cualquiera que las siguiera al pie de la letra estuviera seguro que no está infringiendo ninguna norma esencial o natural. Es el problema de las leyes positivas actuales: Que muchas están muy alejadas de las leyes naturales y que, por lo tanto, son muy peligrosas para la convivencia de una sociedad.

Una ley debe ser muy “natural”, es decir, representar a alguna ley natural que afecte al comportamiento social de los Hombres. Pero eso es muy complicado ya que el comportamiento social es un concepto muy subjetivo y difícil de simplificar en una ley… Por eso, es necesario acudir a los datos más objetivos que existan para legislar. Y lo más objetivo que tenemos a nuestro alcance son los resultados científicos. Es decir, el buen legislador debería ser muy científico.

Pero a parte de ser muy técnico (científico), un legislador debe entender muy bien las consecuencias y/o implicaciones sociales de los resultados científicos y eso no lo sabe hacer por definición el mejor de los científicos. Por lo tanto, hay que buscar otra categoría personal que englobe tanto la capacidad técnica como la capacidad de integrar multitud de datos técnicos y sacar conclusiones sociales de ellos. Podríamos hablar de sabios, para referenciar este tipo de personas.

Los equipos de gobierno podrían estar liderados por este tipo de “inteligencias sociales”, sabios, rodeadas de “inteligencias técnicas”, técnicos. Los técnicos tendrían dos misiones esenciales:

  • Asesorar a sus líderes, sabios pero no infalibles a nivel técnico.
  • Controlar a sus líderes, sabios pero humanos, ante los errores técnicos más evidentes.

Con este tipo de gobiernos se podrían legislar efectivamente sobre temas tan controvertidos como los siguientes:

  • El aborto o la eutanasia: Serían regulados por médicos, biólogos, antropólogos, genetistas y los líderes sabios correspondientes. Decidirían entre todos si es aceptable matar a un embrión o no y bajo qué circunstancias exactas.
  • La economía, debería estar dirigida por reconocidos economistas, empresarios, etc; que tuvieran experiencias en este sector y pudieran argumentar sus opiniones suficientemente.
  • Cambio climático.
  • Demografía.

Y todos los individuos deberían acatar las normas (leyes) que salieran de estos gobiernos, sin discusión. Estos gobiernos se deberían renovar con la incorporación de nuevos y mejores científicos periódicamente. El problema es cómo elegirlos si no es a través del sufragio universal (democracia). Deberían existir restricciones legales como la formación universitaria obligatoria y especializada para cada ministerio. Además, se deberían pedir responsabilidades ante programas electorales incumplidos y otras similares.

Democracia y demagogia

La democracia es todo lo contrario a un gobierno “de inteligentes”. Democracia implica dejar que la parte más ignorante de la sociedad dicte las leyes para todos, incluso a los muy inteligentes. Una verdadera burrada.
Contra los efectos devastadores de la democracia, el medio menos malo para seleccionar a nuestros políticos, lo único que queda es que los intelectuales (los más inteligentes) INSTRUYAN a la sociedad y ésta, descarte a los más ignorantes del gobierno.

Lo que ocurre es que los ignorantes utilizan muy bien un recurso para protegerse de la inteligencia: La DEMAGOGIA. Son idiotas, pero su nivel de idiotez les es suficiente para manejar la demagogia suficientemente bien. Ante esta arma, los intelectuales deben también utilizar la demagogia para llevarse a los “borregos” a su redil y allí, empezar la instrucción propiamente dicha. De nada sirve intentar instruir a una masa aborregada que está siendo bombardeada con argumentos demagogos, ya que éstos llegan antes al sistema emocional de las personas y anulan sus procesos de razonamiento.

Por eso estamos presenciando una guerra demagógica actualmente, en la que es complicado ver a priori quién tiene la razón (el intelectual) y quien es el ignorante que se cree con la razón. El intelectual debe, por lo tanto, provocar, atacar al ignorante manipulador, para traerse a su redil a las mentes más débiles y luego, en esa posición de seguridad, instruirlas para que se puedan enfrentar a la demagogia por sí mismas. Es lo que hacemos con nuestros propios hijos: “si ves a un desconocido que te regala un caramelo, no lo cojas”, y luego les explicamos por qué no deben cogerlo. Pero lo primero es sacar del “campo de batalla” a la gente inocente y luego instruirla para su propia auto-defensa, si sirve la analogía.

La demagogia es el acto violento por excelencia en nuestra era y hay que combatirla con más y mejor demagogia, para luego pasar a la instrucción.
La demagogia es el acto violento por excelencia en nuestra era y hay que combatirla con más y mejor demagogia, para luego pasar a la instrucción. Esta fase, la instrucción no existe en los demagogos ignorantes. En este caso, la fase de instrucción se sustituye por una fase de “instrucción manipuladora”, donde se formarn los nuevos manipuladores. La evidencia es que esta gente no sabe razonar lo más mínimo y repiten como loros las consignas demagogas (“bonitas”) que les dictan sus manipuladores. En general, hay que desconfiar de todos los “caramelos” gratuitos que nos ofrezcan. Si alguien se nos acerca y nos “vende” algo (un bien por otro) entonces es más creible. El problema es el que hemos mencionado: Un ignorante que no conoce ni esa norma mínima (un bien por otro) sólo responde a actitudes demagogas y es por ahí por donde hay que “cazarlo”.

Conclusiones

Hecho este largo inciso, sobre las formas de gobierno, creo que se puede confirmar que la libertad absoluta es una utopía absoluta y que siempre serán necesarias leyes de aplicación generalista y no sólo acuerdos voluntarios entre individuos, como pretende el liberalismo/libertarismo. Y el problema de cómo elegir a los legisladores pasa por combatir la demagogia con más demagogia, pero en este caso más efectiva al salir de seres más inteligentes. Y seguidamente, a diferencia de los reales manipuladores, instruir al ignorante. El problema hasta ahora es que los intelectuales han intentado convencer a los que no querían razones, sino sólo emociones.

Ya aterrizando en el panorama político español, VOX es el único partido que intenta instaurar leyes naturales (inteligencia) y además utiliza la emotividad para “captar” a los ignorantes que han sido hipnotizados por aquellos “ingenieros sociales” que han instaurado leyes positivas muy alejadas de las leyes naturales y que, por lo tanto, están llevando al caos a la sociedad española, de una forma muy alarmante.

VOX es un partido que apuesta por esa libertad comedida y ajustada a la ley natural e impuesta por líderes sabios, rodeados de técnicos que garantizan la naturalidad en esas leyes.

El resto de partidos, sólo pretenden inventarse una “realidad” (Naturaleza) inexistente pero muy “bonita” y crear leyes que se adecuen a esa realidad simulada, con lo que las consecuencias son desastrosas, como estamos viendo en la actualidad y en multitud de campos socio-políticos.

Conferencia sobre ideología de género de un padre con hija transexual

Experiencia de un padre de niña transexual y sexólogo

Me lo he tragado enterito, para conocer mejor los argumentos contrarios…

Primero decir que admiro la faceta paternal de este hombre y me compadezco de su sufrimiento como padre, por ver que su hija está en esta situación.

También tengo que decir que siento, aunque me apedreen muchos, que esta niña tenga este PROBLEMA… Como dice su propio padre “incluso ella querría ser un niño y así no tener más problemas de todo tipo”.

En definitiva, no creo que, al igual que la homosexualidad, la transexualidad sea un “vicio” o cualquier otro tipo de maldad o actitud persona por la que se deba discriminar de ninguna manera. Al contrario, al considerarlo un grave problema personal, considero que estas personas, más si son niños, deben estar muy acompañados y queridos, por todos, no sólo por sus padres, sino la sociedad al completo.

Dicho lo cual, paso a comentar este vídeo:

  • Critica que se hable de forma ABSOLUTISTA (“un niño tiene pene”) pero, al mismo tiempo, generaliza una grandísima excepción como es la transexualidad. Es decir, en cierto modo, “absolutiza” una parte de la sociedad que es mínima, sólo porque a él le parece moralmente correcto; es decir, comete el mismo error que critica con el agravante de que se trata de una parte que NO representa a la mayoría (no es una actitud democrática).
  • Miente al decir que 1 de cada 1000 son transexuales. Según las fuentes consultadas, como mucho, 1 de cada 10.000 son transexuales.
  • Dice amar la DIVERSIDAD individual, sin embargo ataca las diferencias obvias (y muy mayoritarias) entre hombres y mujeres. La diversidad individual empieza en la diversidad por grupos sociales. Es decir, somos diferentes como individuos, entre otras cosas, porque el 50% son hombres y el 50% mujeres. No se entiende (incoherencia) que amen la diversidad y al mismo tiempo quieran uniformar a los dos sexos (aunque es muy difuso en este concepto tan de ideología de género).
  • Respecto de la tolerancia a la DIVERSIDAD individual es muy demagógico decir que se debe aceptar sin ningún límite porque en ese caso, deberíamos aceptar sin reparos cualquier tipo de malformación y enfermedades, puesto que son los mecanismos naturales para conseguir mucha más diversidad y selección natural.
  • Yo también creo que deberíamos dejar actuar más a la naturaleza para ser mucho más diversos en todos los sentidos (genéticamente, para empezar). Pero también parece razonable que tengamos en cuenta algunos cánones esenciales para facilitarle la vida a las personas. En esos cánones entra la función reproductiva que un transexual, por definición, tiene alterada.
  • Basa la diversidad individual en el proceso de “sexuamiento”, cuando eso sólo es uno de tantos procesos que intervienen en generar individuos diversos y a lo largo de toda la vida.
  • Mayoritario versus normal versus correcto… Es cierto que no tenemos argumentos finales a favor de lo que es normal o correcto, por eso sólo tenemos el valor estadístico para poder saber cuán saludable es una persona… Sin embargo, la alternativa es ignorar la mayoría (decidida por la Naturaleza) e INVENTARSE una nueva distribución de variedades, acorde con un pensamiento u otro. Es lo que se llama ingeniería social, al margen de la Evolución Natural de cualquier especie, no sólo la humana. Eso es lo que pretenden estas personas, los “ingenieros sociales”, que usan la demagogia (“pobrecitos los transexuales tan discriminados siempre”) y otras formas de manipulación, para lograr modificar las reglas esenciales de la naturaleza, reflejadas en la sociedad.
  • Es cierto que el cerebro también se puede “sexuar”… Y ese es el caballo de troya de los ingenieros sociales: Manipulación para logar sus objetivos ideológico-sociales.
  • “Uno se sentirá hombre o mujer”… ¿Por qué, de repente, es necesaria esa clasificación? ¿No defendían la diversidad individual, en una especie de caos de género? ¿Es naturalmente práctico ese caos de género para mantener una especie? ¿No es acaso muy lógico que lo “normal” es que ambos géneros se diferencien bastante para que no haya dudas sobre eso y así poder asegurarse la perpetuación de la especie? Son preguntas muy retóricas evidentemente.
  • “Ese recién nacido va ir creciendo en función de esas expectativas (su sexo asignado)”… Falso, ellos mismos reconocen que en muchos casos (todos?) los niños con problemas de transexualidad enseguida empiezan a destacar… Es decir, esas expectativas no influyen (manipulan) en nada.
  • “Prohibimos que nos regalaran ropa rosa, el cuarto lo pintamos de naranja… pero al final la niña se decantó por un “estilo femenino” (hablando de su niña mayor, no la transexual)… Eso demuestra la obsesión de estos ingenieros sociales por negar la mayor: Las niñas y los niños son (muy) diferentes y sólo intentan MANIPULARLOS constantemente en pro de sus absurdas ideologías… Por suerte, la Naturaleza suele ser más poderosa que estos manipuladores…
  • “Gente que no quiere hacer caso a un niño que dice ‘guapo no guapa'”…. A ver, los niños COPIAN e IMITAN constantemente y además no entienden conceptos lingüísticos como el género o el sexo… Qué argumentos más vacíos!!!
  • “Con 5 y 6 años se traumatizaba al vestirse como niño”… A esa edad, se puede usar ropa unisex… Qué sarta de mentiras o medias verdades, como mucho!
  • “Me siento un traidor al decir ‘pregúntale a XXX si es niño o niña'”… ¿Por qué? Si amas la diversidad, no debería suponerte ningún trauma que tus hijos sean tan “diversos” y así presumir de tener una sexualidad tan mixta…. (es un discurso lleno de incoherencias).
  • “Mientras yo lo le vea como niña, XXX no será vista”…. Es decir, la sexualidad sí depende de factores externos, no de uno mismo…. (más incoherencia). Por otro lado, si es algo tan ambiguo, lo correcto es permanecer al margen, aunque seas su propio padre. El problema de estos padres es no asimilar que sus hijos tienen realmente un PROBLEMA personal muy grave y acusar constantemente a la sociedad de su normal confusión.
  • “La identidad es algo que sale de dentro y uno no puede decidir”… ¿Por qué será que los procesos bioquímicos si pueden definir claramente los rasgos físicos y no los psicológicos?… Hablar poéticamente no es una buena justificación de nada. Sin embargo, lo más razonable es pensar que si un niño tiene todos los rasgos físicos de niño entonces si ese niño se identifica con una niña es que ese niño tiene algún problema de mayor o menor complejidad. Eso es lo coherente y razonable. El resto sólo son patrañas de padres irresponsables que no quieren asimilar que su hijo tiene un grave problema personal.
  • “La homosexualidad no es cambiable” Rotundamente falso. Conozco más de un caso personalmente y sin lugar a ninguna duda.
  • Por otra parte, antes dijo que todos estamos “sexuandonos” constantemente… por lo tanto, ¿porque no se puede cambiar tanto la orientación sexual como la identidad sexual?… 😉 La verdad, su discurso es tremendamente incoherente.
  • Si todos somos en gran parte hombres y mujeres, y si uno es un niño físicamente, ¿No es mejor “encaminar” a esa persona a la masculinidad? Si realmente se creen que somos enormemente diversos y que el género no es tan importante, ¿para qué complicarse la vida y complicársela al niño/a? Es de nuevo “inventarse las reglas sociales”, al margen de la Naturaleza. Son verdaderos ingenieros sociales!
  • En la adolescencia, sin bloqueos hormonales, la persona podría recobrar una identidad sexual diferente y acorde con su físico. ¿Qué locura es esa de bloquear el proceso de hormonación natural en un adolescente sin tener la certeza de cuál es su identidad sexual final?! Qué locuras proponen estos ingenieros sociales!!!

Fascismo de derechas y de izquierdas

censura1Recuerdo haber tratado este tema antes, pero lejos de mitigarse el problema, veo que cada día se acrecenta, por lo que me veo con ganas de volver a tratarlo. Se trata de la típica falacia de llamar fascista a la derecha política. También analizaré algo el tema para ver quienes son los verdaderos fascistas en nuestra sociedad.

Definiciones

Como buen punto de partida, conviene irse a la RAE para ver de qué estamos hablando:

fascismo
Del it. fascismo.
1. m. Movimiento político y social de carácter totalitario que se desarrolló en Italia en la primera mitad del siglo XX, y que se caracterizaba por el corporativismo y la exaltación nacionalista.

corporativismo
De corporativo e -ismo.
1. m. Doctrina política y social que propugna la intervención del Estado en la solución de los conflictos de orden laboral, mediante la creación de corporaciones profesionales que agrupen a trabajadores y empresarios.
2. m. En un grupo o sector profesional, actitud de defensa a ultranza de la solidaridad interna y los intereses de sus miembros.

nacionalismo
De nacional e -ismo.
1. m. Sentimiento fervoroso de pertenencia a una nación y de identificación con su realidad y con su historia.
2. m. Ideología de un pueblo que, afirmando su naturaleza de nación, aspira a constituirse como Estado.

Según estas definiciones se podría resumir que fascismo es básicamente totalitarismo, es decir, un sistema político anti-democrático y que, como es lógico, se apoya en un Estado todo-poderoso para imponer esas ideas únicas del totalitarismo.

Implicaciones

Para empezar, dos implicaciones generales importantes:

  1. El fascismo puede ser de cualquier ideología. Sólo es necesario que se intente imponer una idea para que sea una actitud fascista.
  2. Derecha e izquierda, apuestan por un Estado muy poderoso, que controle de forma generalizada a la sociedad.

Yendo a las diferencias entre las dos grandes ideologías políticas, izquierda y derecha, dado que la derecha apuesta por el libre comercio, el control estatal es, al menos en teoría, más moderado en la derecha. Al menos, por lo económico. En el lado social, es claro que la derecha es conservadora y la izquierda progresista. Muchos pensarán que progresismo es sinónimo de libertad y,  por lo tanto, lo que la derecha gana en libertad económica, lo gana la izquierda en libertad social. Pero no, no debemos confundirnos en este punto. Lo aclaro a continuación.

El progresismo no apuesta por la libertad social, sino por imponer un modelo “moderno” a la sociedad, al igual que la derecha apuesta por imponer un modelo “conservador”. Pero ninguno apuesta por un modelo de libertad individual en el plano social. Sólo los liberales o libertarios (corriente política muy minoritaria) son los que apuestan por libertad también en el plano social, sin que el Estado imponga a “golpe de ley” ninguna opción social.

El progresismo no apuesta por la libertad social, sino por imponer un modelo “moderno” a la sociedad, al igual que la derecha apuesta por imponer un modelo “conservador”.

Por lo tanto, en cuanto a libertad, está claro que la derecha se muestra claramente más libre, aunque sea sólo en la faceta económica. La izquierda, sin embargo, se muestra más impositiva y controladora en ambos grandes sectores: El económico y el social.

Democracia

Pero este debate no tendría la más mínima importancia si, al final, las políticas administradas (de derechas o izquierdas) estuvieran legitimadas de una forma clara y evidente. Pero es que esta legitimación no existe realmente.

Lo que legitima una política es que provenga de un proceso democrático… real. El adjetivo “real” es sumamente importante, puesto que la democracia puede corromperse en según qué situaciones. Lamentablemente, estamos en un momento de la historia, donde la democracia está muy corrupta y lo que tenemos, sea lo que sea, no proviene de una actitud realmente democrática. Por lo tanto, la conclusión es muy clara: Estamos ante Estados teóricamente democráticos pero que en el fondo, son bastante totalitarios…

Demagogia y mentira

¿Por qué digo que la democracia actual, concretamente en España, no es real? Por dos razones básicas, dependiendo de cuál sea la opción de gobierno final:

  • Si gobierna la izquierda, el voto ganador proviene básicamente de la demagogia
  • Si gobierna la derecha, el voto ganador proviene básicamente de la mentira

La demagogia se utiliza para manipular las mentes más débiles o perezosas, que no saben o quieren analizar más allá de lo aparente y se quedan sólo con la apariencia de una idea, típicamente muy atractiva. Esta manipulación del prójimo se da por muchas razones: Ignorancia, simple orgullo (ego), poder o dinero… O una combinación de las anteriores. Pero en ningún caso esa manipulación se hace por el bien ajeno, común o social, como los demagogos de la izquierda indican todo el tiempo. Cuando la demagogia se lleva al terreno de lo político se le llama Populismo: El “arte” de engatusar a la gente para que te vote aunque ese voto no les convenga. También hay un tipo de populismo de derechas, pero es mucho menos frecuente dado la naturaleza intrínseca del pensamiento de derechas.

Por otro lado, las ideas de la derecha son, o bien complicadas (economía) o bien tradicionales (sociedad). Ambos calificativos no son realmente atractivos a primera vista. Por esa razón, el político de derechas utiliza a menudo la mentira para lograr votos, intentando no explicar las complicadas ideas económicas o vender las conservadoras y “aburridas” ideas sociales.

Por lo tanto, parece claro que estamos ante un panorama político bastante mediocre, donde se presume mucho de democracia pero que en la práctica existe una sociedad, o bien muy traicionada (mentira) o bien muy manipulada (demagogia). Es normal pues que el nivel de descontento político sea enorme.

Conclusión: ¿Quién es más fascista?

Pero volviendo al asunto con el que inicié este artículo, si existe una ideología fascista en la sociedad, ¿sería más de derechas o más de izquierdas?

Ya sea a través de la mentira o de la demagogia, parece que ambas grandes opciones políticas no practica la democracia plenamente, por lo tanto, ambas son relativamente fascistas. Pero hay dos diferencias sutiles pero importantes que hacen que una sea más fascista (menos demócrata) que la otra. Ya han sido apuntadas antes, pero a continuación se enumeran:

  1. La izquierda apuesta más por un gobierno estatista. Es decir, la izquierda reclama más control e intervención del Estado en la sociedad. Esto es una característica incluida en el fascismo.
  2. La derecha, pese a apostar por establecer leyes que intervienen en las opciones sociales, al igual que la izquierda, deja mucha más libertad en el aspecto económico. Por lo tanto, la izquierda, al imponer unos modelos económicos, vuelve a ser más fascista que la derecha.

Para quién tenga un mínimo de capacidad analítica, es muy evidente quién es más propenso al fascismo y curiosamente son los que acusan más de fascistas: Los de ideología de izquierdas o progresistas. Con esto, no quiero decir que cualquier progresista sea fascista, ni que todos los conservadores dejen de serlo. Sino quién es más propenso a serlo, según sus propias características ideológicas. Lo que sí me parece indignante es que se de por válido en muchos ámbitos, incluso entre los propios conservadores, que el fascismo es casi un sinónimo de ser de derechas, cuando en realidad es más bien lo contrario y, aún así, por parte de la derecha, no se ha usado esa baza argumental casi nunca por una especie de exceso de respeto hacía los progresistas que no cesan en acusar a los conservadores de fascistas. ¿Será que realmente existe una gran parte de fascista en cualquier progresista?… 😉

La alternativa: Liberalismo.

A pesar de considerarme aún muy conservador (o naturista, que para mi es equivalente), actualmente opto más por el Liberalismo (o Libertarismo, según las fuentes).

En el Liberalismo la prioridad es la libertad del individuo, no los Principios que tenga. Es decir, algo que está muy en contra de las dos ideologías tradicionales de izquierdas y derechas. De todas formas, al contrario de lo que pueda parecer, un liberal está más cerca de uno de derechas que no de uno de izquierdas, porque el de derechas apuesta por la libertad de mercado mientras que el de izquierdas apuesta por un Estado paternalista que lo controle todo, incluso las relaciones sociales.

Por lo tanto, al declararme liberal (total, no sólo económico) freno la demagogia y la manipulación de la izquierda y puedo impedir que me impongan sus ideologías sociales progresistas mediante el Estado, sin el temor que me acusen de lo mismo al intentar imponer una idelogogía social, en este caso conservadora.

Por lo tanto, viva el liberalismo y abajo el fascismo!, provenga de donde provenga! 😉

Homosexualidad: Del complejo personal a la manipulación masiva.

 

Sin nombre.png

Mi evolución personal

Naci en 1971 y, como todos los niños de mi generación, crecí con la idea de que los “maricas” eran algo malo… En mi adolescencia entendí que, aunque no me gustaba esa opción, debía respetarla.

En mi joven etapa madura encaré la homosexualidad en alguien muy cercano que no quiso salir del armario por miedo… Era lógico puesto que, a pesar de todo el “progreso” social, ser “marica” era, cuando menos, un problema grave.

Al poco tiempo acepté totalmente a esa persona, aunque nunca apoyé que los, ya no “maricas” sino homosexuales, se manifestaran de esa forma tan ridícula como en esa cabalgata del “orgullo gay”… En esa misma expresión siempre denoté mucho complejo, en lugar de orgullo.

Al cabo de los años, después de vivir como homosexual totalmente integrado en la sociedad  (pareja incluida), ese homosexual tan cercano a mí … cambió! En un proceso paulatino pero voluntario y natural cambió y volvió a la heterosexualidad… La razón esencial era intentar tener familia, hijos… naturales, claro. Pero también se mostraba muy decepcionado del mundo gay en su conjunto: Promiscuidad altísima, actitudes sexuales sin límites, etc…

La reflexión

Ese cambio tan sorprendente de un homosexual volviendo a la heterosexualidad de una forma voluntaria me hizo pensar que, probablemente, todos fuéramos víctimas de una manipulación a gran escala: La manipulación de quienes se sienten acomplejados por algún problema personal importante y no quieren aceptarlo, obligando a TODA la sociedad a acatar una realidad inventada, que acomode ese problema.

Medite mucho, intentando encontrar una prueba definitiva que confirmara que la homosexualidad era realmente un problema y no una opción tan normal como la heterosexualidad. Y la encontré.

Encontré una razón indiscutible que demostraba que las alternativas a la heterosexualidad son realmente un problema: No permiten la reproducción del individuo…

Encontré una razón indiscutible que demostraba que las alternativas a la heterosexualidad son realmente un problema: No permiten la reproducción del individuo…

La función reproductiva de cualquier SER VIVO es una función esencial, sin discusión alguna. Por lo tanto, cualquier actitud que se le opusiera debía ser, a la fuerza, una desviación de la regla natural, un problema…

¿Un problema físico o psicológico?

Investigando por la red, no me queda claro si la homosexualidad tiene una base física o psicológica. Hay muchos expertos que afirman que no es un problema físico, pero cualquiera de nosotros creo que ha conocido alguna vez a alguien que aparentemente no ha sufrido la manipulación social y es gay. Aunque muchas veces, tampoco podemos saber si esa persona sufrió algún trauma psicológico (infantil o adolescente) que pudiera afectar de forma decisiva a su identidad de género y/u orientación sexual.

En cualquier caso, sea físico o psicológico, de momento me parece muy claro que las alternativas a la heterosexualidad son el resultado de un problema personal real y muy imporante, puesto que, como ya he dicho, imposibilitan la reproducción natural del individuo.

No afrontar un problema existente es la razón esencial para no solucionarlo jamás. En el caso de un problema de naturaleza genética, parece claro que la solución es muy compleja. Pero en esos casos, el problema simplemente se puede aceptar y, paralelamente, exigir respeto a ese problema, como se exige respeto ante cualquier otro tipo de problema personal.

En el caso de problemas físicos de tipo hormonal, imagino que hay soluciones más sencillas que puedan corregir el problema de la homosexualidad.

Pero el caso especial de que la homosexualidad sea un problema psicológico la solución parece más sencilla que las anteriores. Traumas infantiles o adolecentes, confusiones puntuales mal confrontadas, etc; parecen tener mejor solución que no los problemas físicos.

Manipulación y abandono de las víctimas

Pero muy lejos de afrontar los hipotéticos problemas de un homosexual, los  psiquiatras y psicólogos los han abandonado a su suerte, siguiendo los dictámenes de dos grupos de presión social muy poderosos: Los líderes del colectivo de feministas radicales y del colectivo LGTBI; ambos defensores extremistas de la IDEOLOGÍA DE GÉNERO.

En resumen, la ideología de género establece que ni el género de una persona ni su orientación sexual está fijada por la Naturaleza y sí por la Sociedad, mediante la mentira y la manipulación. Pero con este artículo creo dejar muy claro quién es ciertamente el que miente y manipula.

En las últimas décadas (desde los años 70-80), parece muy claro que hemos sido víctimas de una manipulación a gran escala respecto del concepto de homosexualidad. Las víctimas principales de esta manipulación han sido los propios homosexuales, al convencerles de que no tenían ningún problema y, por lo tanto, no tuvieron ninguna opción para solucionarlo. Y es que muy pocos individuos han podido salir de esa espesa mentira social y no han podido vivir más plenamente sus vidas, disfrutando de sus familias naturales y otras “ventajas naturales” de la heterosexualidad, que no son tan obvias y que, además, han sido muy bien ocultadas por esos grupos de poder mencionados (feministas radicales y LGTBI).

Comprensión y apoyo al homosexual sin dejar de denunciar la manipulación

Lejos de sentir odio por la comunidad gay, hay que solidaridarse con ellos y ayudarles a aceptar su problema e intentar solucionarlo. Pero no hay que forzarlos nunca a cambiar de actitud sexual o aceptar su género. Ni tampoco despreciarlos si no quieren ser ayudados al negar su problema. Esa negación forma parte de su problema; hay que entenderla y aceptarla.

Lejos de sentir odio por la comunidad gay, hay que solidaridarse con ellos y ayudarles a aceptar su problema e intentar solucionarlo. Pero no hay que forzarlos nunca a cambiar de actitud sexual o aceptar su género. Ni tampoco despreciarlos si no quieren ser ayudados al negar su problema. Esa negación forma parte de su problema; hay que entenderla y aceptarla.

Pero lo que no hay que hacer es permanecer impasible ante esta gran mentira gay. Hay que abandonar la hipocresia, el miedo a lo políticamente incorrecto y criticar todos los actos públicos que demuestren que realmente hay una gran manipulación en todo el mundo.

Las marchas por el “orgullo gay” son la actividad más evidente de manipulación a gran escala por parte del lobby gay. Hay que tacharlas de lo que son: Patéticas representaciones de un grupo de personas manipuladas (y manipuladoras) y que han encontrado un cobijo a sus complejos homosexuales. Nada más. No hay nada de qué sentirse orgulloso por ser gay, tanto si es considerado un problema como si no.

A partir de ahora espero que cada vez haya más desengañados de esta gran “mentira gay” y, entre todos podamos caminar hacia una sociedad más sana en todos los aspectos, tristemente adulterada en muchos sentidos, en los que la aceptación de la homosexualidad como algo natural ha sido, probablemente, uno de los peores errores cometidos en toda la historia de la Humanidad.

España ya está condenada antes del 26J

4813909809_22bedd396b

España está totalmente perdida en un universo de corrupción y manipulación (PP-PSOE y Podemos-Nacionalistas, respectivamente).

Ha sido una prueba muy dura que hoy por hoy, ya se sabe que no ha sido superada ni por los miedosos votantes del PP ni por los manipulados votantes de Podemos y partidos nacionalistas.

Sólo somos una minoría los sensatos en este país, que no votarán ni a los unos ni a los otros… Por lo tanto, independientemente del 26J, nuestro futuro ya es muy claro: El desastre total y absoluto. Tanto si ganan los proclamadores del miedo como los manipuladores, ya hemos perdido, TODOS.

La democracia ha fallado estrepitosamente en España porque sólo queda una minoría sensata que votará a partidos por verdaderos principios y convicciones; olvidándose del miedo que el PP proclama y siendo muy críticos para evitar la manipulación que utiliza extensivamente Podemos y nacionalistas.

España sólo se recuperará de esta profunda crisis de valores cuando, POCO A POCO, la cordura, la humildad y la serenidad empiecen a entrar en las mentes de los que han sido manipulados y, por fin, estén preparados para entender a las nuevas generaciones de partidos, realmente de derechas o izquierdas moderadas, y con vocación realmente “españolista-europeísta”, que permitan aunar fuerzas, para finalmente, hacer despegar a España de sus cenizas.

Pero para ese despegue de España aún queda mucho, ya que un problema, primero necesita ser identificado de forma consensuada, después debe ser planificada la recuperación y, finalmente, pasar a la acción. Y ese plan pasa inicialmente por una buena política EDUCATIVA que elimine, por siempre jamás la corrupción y la demagogia de nuestro sistema político. Pero esa “reconstrucción educativa” es un proceso muy lento. Por lo tanto, esa recuperación final aún ni se divisa en el horizonte español…

España, RIP; te esperamos en tu resurrección…

Comunismo y Demagogia

Aristóteles-copy

(Réplica en un debate internauta sobre comunismo y demagogia)

El comunismo se basa en la DEMAGOGIA y te explicaré porqué, aunque los propios griegos (Aristóteles) ya lo sabían y lo explicaban tal cual. Por eso crearon el concepto de REPÚBLICA, para evitar precisamente la demagogia, que es el principal problema de la DEMOCRACIA.
“En las democracias, las revoluciones son casi siempre obra de los demagogos.” Aristóteles (https://es.wikiquote.org/wiki/Democracia)

No voy a entrar en cómo la demagogia podía ser contralada por la República porque no es el debate. Mejor me centro en explicarte porque el principal usuario de la demgogia es el comunismo (Podemos).

El pensamiento de derechas, liberal-conservador, simplemente no necesita ser demagogo porque sus planteamientos “NO SON BONITOS”. Es decir, la demagogia es el arte de decir cosas bonitas sin un sentido real y profundo. Es vender el paraiso por un euro. Es decir que todos tenemos derechos pero apenas deberes, etc.

Pero la derecha, precisamente se caracteriza por vender todo lo contrario. Hablo de la verdadera derecha, no el PP. La derecha se fundamenta en la MERITOCRACIA, que precisamente no puede utilizar un discurso “bonito”, donde se prometa la tierra prometida, simplemente por ser personas y tener ciertos derechos, como hace el comunismo.

La Meritocracia dice “si quieres algo, deberás luchar por ello”.

Definitivamente, la Meritocracia no necesita la demagogia, sino una capacidad pedagógica brutal para hacer entender a los ignorantes que la VIDA ES REALMENTE MUY DURA y que nadie (ni siquiera nuestros propios padres) tienen que luchar por nosotros.

Por desgracia, la lección “la vida es muy dura y hay que luchar para hacerse camino en ella” es una lección olvidada por la gran parte de la cultura occidental y las consecuencias las estamos sufriendo todos ahora mismo, con una avalancha de socil-comunismo que se apoya, como no, en la demagogia para convencer a los ignorantes (los consumidores de la demagogia) de que la felicidad es un derecho, exento de deberes.

Un problema posterior, pero aún mucho más deseperante, es que después de sucumbir al comunismo, el cambio es DIFICILISIMO, porque los dirigentes comunistas abonan la ignorancia del pueblo siguiendo el patrón demagógico y VICTIMISTA de que su política no puede vencer por culpa del bloqueo constante de los que pensamos distinto (véase Venezuela). Entonces la salida del comunismo, se puede alargar, incluso durante décadas (véase otra vez Venezuela o más claro, Cuba). A partir de ese victimimismo, en comunismo la censura brutal y la cerrazón al Mundo es sólo otras de las consecuencias.

Todos mis razonamientos, vienen avalados por decenas de ejemplos, de comunismo en muchos países. De hecho, en la actualidad no hay ni un solo país comunista próspero.

¿Qué raro que, siendo la solución ideal (segun sus dirigentes) no haya en toda la historia de la Civilización, ni un sólo triunfo del Comunismo y sin embargo, paises ex-comunistas como China (al menos en la parte económica), ahora sean la segunda potencia internacional, verdad?

Comunismo, el resultado de un error educativo esencial.

imagen01

Ahora tengo 45 años, pero cuando era niño, incluso adolescente y adulto joven, y aún era muy inexperto en política; no comprendía el odio absoluto que los norteamericanos mostraban contra el comunismo, particularmente el comunismo de la antigua Unión Soviética, el estandarte del comunismo por aquel entonces. Yo pensaba que era una opción política más, que en democracia debería estar permitida y aceptada, como cualquier otra opción.

Pues bien: Ya entiendo ese odio casi visceral hacia la extrema izquierda o comunismo, de ahora en adelante.

Actualmente, tengo muy claro que el comunismo es nefasto para las sociedades modernas y avanzadas. Está demostrado con hechos históricos que decenas de países en los que imperó esta forma de hacer política fracasaron, no sólo económicamente, sino socialmente también. De hecho, los pocos países que siguen teniendo esta política están en la ruina absoluta, aunque la enmascaran a sus sociedades, tremendamente manipuladas.

Esa manipulación, deja al individuo a merced de la voluntad del dirigente comunista, sin posibilidad de rectificar. Es una “drogaadicción” que, al individuo “infectado” con el “virus” del comunismo, le impide pensar con racionalidad. La gente que cae en las garras de la ideología comunista, no sale de ella jamás, si sigue sumida en ella; al menos en gran parte, como se ve al preguntar al ciudadano medio cubano o norcoreano.

El hecho de que yo no tengo ni fuerza para “rescatar” a una persona muy cercana a mí, me ha convencido finalmente de que el comunismo es muy nocivo para el individuo y para la sociedad en su conjunto.

El comunismo es nefasto por una idea central: Elimina completamente la prioridad del individuo y lo supedita a la sociedad en la que vive. Eso hace que, las actitudes más instintivas de supervivencia, competividad, inquietud por mejorar, queden anuladas. Como la sociedad, no es un organismo vivo por sí misma, sino que es una representación abstracta de los individuos que la componen; finalmente la sociedad no puede suplir todas esas fuerzas naturales, representas por los instintos naturales del Ser Humano. Y el fin de esas sociedades comunistas es, por lo tanto, un hecho muy predecible.

Pero por otro lado, no podemos caer en el mismo error de los totalitarios comunistas, al negar cualquier otra forma de gobierno. No podemos prohibir el comunismo. Por lo tanto, el único camino es de la eduación.

Es necesario definir unas BASES EDUCATIVAS, consensuadas por todos y reflejadas en una Constitución Universal, que PROHIBAN totalmente supeditar el indiviuo a la sociedad y, al mismo tiempo, hacerle entender que es un ser social, por lo que, además de mirar por si mismo de forma prioritaria, también debe hacerlo por su prójimo, como medida esencial para su propia subsistencia, y básicamente, porque todos formamos parte del mismo ENTE VITAL, en que, por supuesto entran todos los otros seres vivos y la interacción con nuestro entorno.

Expertos en antropología, biología, psicología, sociología, economía, filosofía y política internacional deberían organizar un CONGRESO INTERNACIONAL, a partir del cual, partidos políticos como Podemos en España, Sýriza en Grecia, el “chavismo” en Venezuela o el comunismo más rancio en Cuba o Corea del Norte, serían totalmente imposibles por absurdos y contrarios al resultado del anterior congreso.

Quizás entonces, sólo entonces, comenzaría una NUEVA ERA en el Mundo y las Civilizaciones podrían, por fin, empezar a caminar en la senda de la Paz y el Progreso reales.

Elecciones 2016 España – La segunda oportunidad

images

Parece que vamos a unas nuevas elecciones… BIENNNNN!!!! 😀

Me parece que, si finalmente vamos a eso, va a haber muchas sorpresas, porque yo no creo que los resultados vuelvan a ser ni parecidos a las elecciones de diciembre de 2015, a diferencia de lo que dicen muchos “expertos”.

Debido a la gran decepción que ha supuesto para muchos votantes ver este “mercadillo de pactos” entre partidos que, inicialmente no tenían nada que ver y el descarado “chaqueterismo” en personajes que pasaban del insulto personal a “colegueo” más apestoso; creo que podría existir un resurgimiento de partidos, hasta ahora en la sombra, como UPyD y VOX. Es una posibilidad que estos partidos reemplacen en el “grupo de cuatro”, a Podemos y a Ciudadanos, respectivamente. En mi opinión personal, sería una gran noticia, en ambos casos.

Como votante de derechas, totalmente defraudado por la política del PP, pido el voto para VOX, la única opción de derechas real, comprometida con sus ideas y sin los complejos que han derrotado al PP ante las ofensivas anti-democráticas y demagógicas de los partidos de la izquierda y los nacionalistas. Los votantes de derechas necesitamos un partido fuerte y que sea capaz de aguantar estos embistes de la izquierda, cada vez más radicalizada y de los nacionalistas, obsesionados con romper el regimen constitucional por sus propios y exclusivos intereses. Hoy por hoy, sólo existe un partido que yo vea capaz de lograrlo: VOX.

gE6DT4Gh

Como votante de derechas también, rechazo la opción de Ciudadanos, primero por tener claros tintes progresistas pero también por ser un partido que se ha puesto ya muchas chaquetas, sólo para conseguir poder y con la patética excusa de “por el bien de los todos los españoles”. Albert Rivera: Has tenido tu oportunidad, y la has perdido. Ahora que te voten tus amigos de la izquierda o los nacionalistas, aquellos que tanto denostabas cuando presidías un partido “de comarcas”, pero con los que te has sentado a negociar recientemente.

Para acabar, espero y deseo, que sobre todo y ante todo, Podemos se hunda en la miseria política y sea el inicio del fin de esta pesadilla que jamás debió haber existido en España: El comunismo. El fin de esta pesadilla será cuando también eliminemos a todos sus políticos de los gobiernos locales, que tanto daño están haciendo a este país en todas las áreas de gobierno (economía, sociedad, educación, cultura, …). Si, además, consiguiéramos reducir a rastrojos las opciones nacionalistas, madre mía, prometo enborracharme el día de las elecciones! 😉

PD: Nunca me he emborrachado en mis 45 años de vida… 😉

Atentados terroristas e implicaciones sociales

A man reacts at a street memorial following Tuesday's bomb attacks in Brussels, Belgium, March 23, 2016. REUTERS/Francois Lenoir TPX IMAGES OF THE DAY

Hechos históricos:

  1. Atentado terrorista en Nueva York (11/09/2001): Todos los americanos se UNIERON en torno a su bandera y su gobierno…
  2. Atentado terrorista en París (13/11/2015): Todos los franceses se UNIERON en torno a su bandera y su gobierno…
  3. Atentado terrorista en Bruselas (21/03/20016): Todos los belgas se han UNIDO en torno a su bandera y su gobierno…
  4. Atentado terrorista en Madrid (11/03/2004): Progresistas y nacionalistas se UNIERON CONTRA su bandera y su gobierno…, haciéndolo responsable del ataque…

Dato importante: En todos esos países, sus gobiernos luchan activamente contra el terrorismo.

Conclusión inmediata: La CORRUPCIÓN más importante en España, no es la de los políticos ladrones, sino la de la propia sociedad, totalmente carente de Valores propios y, por lo tanto, totalmente manipulable por una pandilla de descerebrados y vengativos personajes que, mediante el arte de la demagogia, han conseguido hipnotizar a una gran mayoría de estos “corderitos” que ya ni se consideran españoles ni nada parecido y son incapaces de unirse ante hechos tan INJUSTIFICABLES como es el terrorismo, del tipo que sea (ISIS, ETA, etc).

De los nacionalistas era de prever esta conclusión (quieren destruir España). Pero, ¿qué quieren conseguir los progresistas realmente?!

Es tan fuerte el odio de los progresistas a los que no piensan como ellos y tan exagerada su ansia de venganza por perder la guerra civil, que destruirán toda la sociedad si es necesario, con tal de imponer su pensamiento y saciar su sed de venganza por una guerra que acabó hace medio siglo.

Si esta forma de pensar (progresismo y nacionalismo) se hace mayoritaria en España, yo creo que voy a renunciar a mi nacionalidad, aunque sea de forma figurada. No me estoy identificando con la podredumbre social que ahora mismo lleva la voz cantante en España.

Espero que sea como sea, España vuelva a ser una sociedad pacífica, próspera y con algo de SENTIDO COMÚN; como lo fue hasta hace no muchos años, justo antes que ZAPATERO sembrara las semillas de la discordia actual. Sería un acto de Justicia Universal que este individuo algún día fuera acusado de destrozar la nación española y pasara el resto de su vida en prisión por ello.

La gran orgía democrática

220px-Cleisthenes

Las únicas elecciones (españolas) en las que no pude votar (diciembre de 2015) han sido nulas a efectos prácticos… ¿Será que necesitaban mi voto? Jeje…, me temo que no, pero siempre es agradable comprobar que tienes una segunda oportunidad.

Espero poder votar en las elecciones de este verano 2016. Y seguiré haciéndolo por Principios, no por intereses personales (egoísmo) y/o fastidiar a mi oponente más directo (juego sucio). Por desgracia, eso es lo que hace la gran mayoría. Y a ese esperpento lo llaman “voto útil”. De nuevo, la demagogia es la principal aliada de los carentes de Principios o de los que pisotean los suyos propios (lo que es prácticamente lo mismo).

El otro día vi una charla del periodista Iñaki Gabilondo, donde exponía que la sociedad no se equivoca cuando vota y que los políticos son los que tienen que ajustarse al “mandato democrático”. Parecía muy convincente, la verdad, y nada demagogo, sinceramente. Pero después de un análisis sencillo, se comprueba que, realmente, este periodista estaba muy equivocado porque, básicamente, muy pocos votan por Principios personales, que es lo que se espera cuando hay que escoger quien va a gobernar a una sociedad. Y es que, como decía el sabio clásico, la democracia es el menos malo de las formas de gobierno. Y posiblemente, con una actitud egoísta y alejada de los Principios de cada uno, junto a los altos niveles de demagogia y consiguiente manipulación a la que están sometidos muchos, hacen en muchos casos que la democracia pase a ser de las peores formas de gobierno, paradójicamente.

Si todos nos concienciáramos de que, sobre todo, hay que votar por el bien común mediante nuestros Principios, nuestra Ética, etc; y que no se deben traspasar ciertas “líneas rojas” (actitud pro-etarra, por ejemplo), el resultado de las siguientes elecciones podría ser radicalmente distinto y el inicio de una democracia sana y fructífera de verdad.

Lamentablemente, creo que unos y otros continuarán prostituyendo la democrácia, utilizándola como arma vengativa contra sus oponentes y/o para beneficiarse únicamente a nivel personal (“ande yo caliente…”) Y lo más patético es que a todos ellos se les llenará la boca (bocaza mejor) con la palabra DEMOCRACIA. Y una gran mierda, eso es lo que tendrán en la boca todos aquellos que votan al “menos malo” a sabiendas de que no sigue sus Principios propios e incluso ignora alguno de ellos totalmente esenciales (tolerancia cero al terrorismo, defensa de la vida, etc). Eso es ser un buen demócrata, sí señor!

Lo que personalmente más me afecta de toda esta corrupción de base (la del propio sentido de la democracia) es que, ni siquiera los que tengo más cerca (familia y amigos) entienden lo importante lo de en este artículo expongo. En fin, espero que algún día, alguien me escuche y no sólo palabras como las de Iñaki Gabilondo resuenen en el universo mediático.