La diferencia no es mala…

… ¿Lo asumiremos algún día?

Ying_Yang_V_2_by_Doscaras

La gran mayoría asumimos que las diferencias no son malas, sino más bien todo lo contrario. Pero esa obviedad implica otra más: La diferencia conlleva DERECHOS y DEBERES diferentes también. Aparecen problemas cuando las diferencias no son muy evidentes. En este caso hay que aplicar baremos generales que sean superados por cualquiera para acceder a cierto derechos y comprometerse con ciertos deberes.

Pero esta sociedad tiene un problema muy real e importante a mis ojos: Muchas veces las diferencias son muy EVIDENTES y sin embargo, seguimos negándolas para poder seguir aprovechándonos de aquellos derechos que, debido a esas diferencias, no tenemos. Eso sí, también nos preocupamos mucho de ignorar aquellos deberes que implican esa opción que “fraudulantemente” hemos tomado. Vamos, todo un ejemplo de comportamiento! (es sarcasmo claro).

Y ahora es el momento de los ejemplos. De los ejemplos críticos. Críticos porque creo que hasta ahora, el lector habrá aceptado mayoritariamente todo lo expuesto. Pero cuando uno va a los ejemplos, es cuando el ego de cada uno de nosotros empieza a seleccionar lo que le conviene. En este caso, empieza a decidir lo que es una diferencia evidente y lo que no. Es asombroso el poder del egoísmo para camuflar hasta la más evidente de las realidades, con tal de “salirse con la suya”… No deja de sorprenderme.

Un ejemplo muy evidente y uno de los más polémicos es la diferencia entre Hombres y Mujeres. A nivel fisiológico, las diferencias son evidentes e inapelables. Ya no tanto los derechos y deberes de Hombres y Mujeres, ligados a esas diferencias. Para no entrar en polémicas, sólo voy a lanzar algunas preguntas al aire relacionadas con este tema y algunas otras igual de polémicas. Si algún “valiente” las responde prometo dar mi réplica sincera y respetuosa… 😉 :

  • Las mujeres tienen útero para engendrar a un Ser Humano, pechos para alimentarlo a posteriori y otras diferencias físicas muy evidentes respecto del hombre, sobretodo relacionadas con la función reproductora. Vale, ¿Qué derechos y qué deberes se derivan de estas diferencias tan evidentes? Es decir, ¿qué ventajas especiales tienen las mujeres sobre los hombres? y ¿qué obligaciones especiales tienen las mujeres que no tienen los hombres? Las mismas preguntas respecto del hombre… (Todo eso, relacionado sólo con su diferencias físicas).
  • También creo que todos aceptamos que a nivel psicológico, hombres y mujeres somos también bastante distintos. En mi opinión, la mujer es más emotiva, más sensible, más cariñosa,… También, parece tener una fisiología cerebral que le permite hacer varias tareas a la vez, por ejemplo… Sin embargo, el hombre suele ser más rudo, más “elemental”, más agresivo, más competitivo, etc… Y su cerebro parece mejor diseñado para realizar tareas concretas de forma más secuencial (no paralela). Ni unas características son mejores ni peores que las otras, aunque lo pueda parecer por nuestra educación e influencia socio-cultural. Pues bien, la pregunta es la misma que antes: ¿Qué ventajas especiales deberían tener las mujeres respecto a los hombres por estas diferencias psicológicas? Lo mismo respecto de las obligaciones…
  • Una persona homosexual es físicamente igual a otra heterosexsual. Al menos, en apariencia. Pero creo que todos tenemos claro que la sexualidad es un aspecto importantísimo en la vida de cualquier persona. Consecuentemente, deberíamos aceptar que un homesexual es significativamente diferente a un heterosexual… Otra vez, lanzo las mismas preguntas que en los dos ejemplos anteriores: ¿Derechos y deberes de homosexuales y heterosexuales?
  • En el sistema capitalista está claro que hay que gente valora mucho el “capital” (dinero) y otros que no tanto. Es decir, que habrá siempre “ricos y pobres” pero no por obligación sino por decisión. ¿Suena raro? No lo es. Yo mismo, no soy rico por decisión: El dinero nunca me ha preocupado tanto como otros aspectos de mi vida. El dinero es importante en mi vida, claro. Pero no quiero priorizarlo. Otras personas, sin embargo, y sin entrar en valoraciones, lo “adoran”, lo “necesitan”… Y se esfuerzan muchísimo por conseguir mucho más que lo que necesitan realmente. Pues bien, otra vez, lanzo las mismas preguntas: ¿Qué derechos y obligaciones tienen aquellos que optan por una vida menos “capitalista” y los que optan por una vida más “capitalista”.

Los ejemplos anteriores son quizás de los más polémicos que se podían poner. Soy muy consciente de eso. Y por eso no he querido dar mis opiniones al respecto. Sobretodo, porque tocan mucho el EGO de cada uno. Por lo tanto, al dar nuestras opiniones, poco o muy poco afectan a los demás. Por eso me ha parecido interesante lanzar estas preguntas al aire, a modo de reflexión interna de cada uno… Para ver, si de este modo, todos empezamos a vencer ese ego que nos confunde, nos separa de los demás y que, finalmente, no nos deja evolucionar como sociedad plural, y sólo nos deja hacerlo como sociedad “monolítica” donde las diferencias se están intentando eliminar para evitar afrontar la realidad. Una realidad que, cuanto más tardemos en asumir y considerar, más nos va a “fastidiar” la existencia a todos.

Anuncios

Curso de filosofía básica. Clase 2. Constitución Septenaria del Hombre (7/1/2013)

¿Qué es el Ser Humano? La constitución septenaria del Hombre

constitucionseptenariaLa constitución septenaria del Hombre es una definición del Ser Humano que está incluida en muchas filosofías y en muchas culturas y civilizaciones a lo largo de toda la historia de la Humanidad.

Se llama septenaria, porque contiene siete aspectos, llamados vehículos o cuerpos, desde los que se puede entender al Ser Humano. La filosofía indú los engloba en diez, pero es una rara excepción y son esencialmente los mismos. Estos vehículos representan diferentes formas de expresión, de sensación del Hombre. Estos siete vehículos son los siguientes:

  1. Cuerpo Hetero-Físico (Stula-Sharira, en indú): Es la parte más material del Ser Humano. Es su base, claro. Este cuerpo es compartido también por el Reino mineral.
  2. Cuerpo Pránico: (Prana-Sharira, en indú): Es la parte energética de los seres vivos. Es la que da la vida a los cuerpos inertes. Este cuerpo es compartido por el Reino Vegetal también. Y éste también dispone del Hetero-Físico, claro.
  3. Cuerpo Astral (Linga-Sharira, en indú): Es la parte Humana que contiene las Emociones y sentimientos esenciales. Cuerpo compartido también por el Reino Animal.
  4. Cuerpo Kama-Manas (Kama hace referencia a los placeres y Manas a la mente): Es nuestra mente a un nivel básico que sólo tiene como objetivo nuestro bienestar propio, egoísta, en el sentido más literal del término ego. En este cuerpo están todos nuestros pensamientos orientados a auto-satisfacernos como primera prioridad. Este es el “Reino Humano” desde su perspectiva más simple.

Los dos primeros cuerpos (hetero físico y pránico) se engloban en lo que se denomina “Cuerpo“. Los otros dos (astral y kama-manas) se denominan “Alma“. Y al conjunto de estos cuatro cuerpos también se le denomina “Personalidad“. Es decir, como también solemos entender, el Hombre, se compone de cuerpo y alma.

Los otros tres cuerpos restantes son los siguientes:

  1. Cuerpo Manas: Es nuestra mente altruista, no egoísta. Implica un alto nivel de humildad para no imponer nuestros pensamientos. De este vehículo emanan muchos pensamientos importantes porque no sólo nos afectan a nosotros solos. Por lo tanto, constituye un “vehículo difícil de conducir”.
  2. Cuerpo Budhi: Representa la intuición “en estado puro”. Son todas aquellas sensaciones no explicables que nos llevan a hacer lo correcto sin saber por qué. Y lo correcto no sólo para nosotros mismos ya que es un vehículo que también implica el inferior Manas (por lo tanto, no egoísta).
  3. Cuerpo Atmá (fuego, Chispa Divina): Representa nuestra Voluntad, así de simple. Es decir, todos nuestros actos voluntariosos, que impliquen también intuición y altruismo (los cuerpos previos), son actos proveniente de este vehículo.

Estos tres últimos cuerpos son los que se denominan “Espíritu“. De esta forma, se puede observar que el Ser Humano, según las filosofías tradicionales y muchas de las grandes religiones, diferencian entre alma y espíritu, cuando en la actualidad, mucha gente considera que son términos equivalentes.

El Espíritu se considera el “Yo Eterno“… Es la parte de nosotros que no muere jamás. Cuando nuestra personalidad (cuerpo y mente) mueren, el Espíritu se puede volver a encarnar en otra nueva personalidad, según las reglas de la Reencarnación.

Finalmente, indicar que la conciencia de una persona se va “moviendo” por estos siete vehículos. Por ejemplo, una persona con un Manas muy presente, apenas sentirá emociones “básicas” o hambre (astral) o dolor físico…