Progresismo versus Humanismo

https://www.actuall.com/criterio/vida/caballero-sin-espada/?mkt_tok=eyJpIjoiTWpoaFkyVXpZMkV3TURFMiIsInQiOiJJd3NUUTV4XC92cVBRVmZoXC85bGE4cFp0UDh5bG5qdzdEUE94cldhVGtUa3VSNnBFU0NBRDg3eUdxMlUwTzJid2VPZDQrSU4ybXBhOFNCZ05mMkZSNEhVOGp1b0UxYk4yeHpQcCtUc3RXdHI4cnhQcGl3alRjYXBTNDM1ZVMzZFB4In0%3D

A muchos retrógrados (sí, eso quería decir) les sonará a retrógrado (otra vez, no me equivoco) que alguien esté contra los anticonceptivos. Sí, claro, eso ya ha “sido superado” por el “stablisment social” que lleva ya tantos años creando adeptos, creando zombis, incapaces de ABRIRSE realmente a la reflexión y el análisis profundo de las “modernidades” que durante años se nos han planteado en nuestra sociedad occidental. Esos son los verdaderos retrógrados del siglo XXI. Los que, sin el más mínimo análisis profundo, se siguen aferrando a ideas “modernas” de hace más de medio siglo.

Hay una serie de puntos incuestionables:

1) Yo también sucumbí a la manipulación progresista y fui un adolescente descerebrado, o mejor dicho, con el cerebro en mi pene…

2) Por suerte, yo nunca he sido un idiota manipulable indefinidamente y sólo lo pudieron hacer durante mi infancia, adolescencia y “juventud adulta”.

3) Hoy en día, después de muchos años (¡décadas!) de vida como soltero “empedernido”, ávido de placer sexual “per se”, he tenido la suerte de disfrutar del sexo como es debido: Con sentimiento, con amor, con compromiso, con respeto, con lealtad… con HUMANIDAD, en definitiva.

Y es que no pasa ni una vez que, haciendo el amor con mi amada, no piense en esa implicación directa que conlleva el sexo: La procreación de un ser humano… y la consideración mística, mágica, espiritual que conlleva eso… La conexión entre lo terrenal y lo místico es muy clara durante la relación sexual sentimental. Corromper esa realidad es eso, la base de la corrupción social. Y eso es lo que se ha promovido desde ya hace muchísimas décadas de falso progresismo…

Definitivamente, es cierto, los anticonceptivos fueron el primer ataque al Humanismo más esencial. Fueron el primer paso a la trivialización del sentido básico de la Vida, a la destrucción humanística del individuo, del triunfo del egoísmo por encima de los intereses sociales del mismo individuo (no hablo de un altruismo naif).

En fin, a mis 47 años cada día evoluciono y no, no soy un retrógrado que echa de menos tiempos pasados. Simplemente porque NO los viví. Sólo soy un hombre que PIENSA y ANALIZA los hechos de mi propia vida, mis sensaciones como persona y como hombre y los contrasta y compara con mi entorno más cercano y el más alejado, mediante la exposición de las ideas y valores que hay detrás de todo comportamiento (muchas veces ideas y valores inexistentes). Y todo eso me ha llevado a evolucionar, a hacerme a mí mismo y a no caer en las redes de la ignorancia y la arrogancia humana que, de seguir así, será sin duda alguna, la que nos lleve a nuestra autodestrucción como especie…

Anuncios

Pecados capitales de los nacionalismos

 

 

  • Obsesión territorial instintiva no controlada.
  • Complejos de inferioridad frente a una cultura mayoritaria.
  • Anhelos de grandeza imperial (mediante los que pretenden anexionar partes de otros territorios a base de mentiras y medias verdades).
  • Obsesión por el dinero que les hace menospreciar otros parámetros realmente humanistas y mucho más importantes.
  • En general, “debilidad mental” que les impide llegar a estas evidentes conclusiones y dejarse engañar por todos aquellos que ya llevan mucho tiempo “enfermos”.

Esas son los “pecados capitales” de los nacionalismos en general, y en particular, del catalán, que llevamos sufriendo en mi tierra (Mallorca) ya demasiados años.

¿Algún día recapacitaréis y os iréis a un buen psicólogo que os ayude a eliminar toda esa basura de vuestras mentes corruptas, mis “queridos” nacionalistas? Lamentablemente para vosotros y nosotros, que os tenemos que soportar, creo que la gran mayoría se irá a la tumba con estas miserias en sus débiles mentes. Ojalá me equivocara y fuera realmente sencillo curaros de vuestra terrible enfermedad.

El único “nacionalismo” válido será el Humanismo…

See ya Australia! مرحبا الكويت! (Hola Kuwait!)

 

western-australia-kangaroo-beach

Bueno, finalmente… ¡dejo Australia!

Después de un año y casi tres meses me iré de Australia para otra gran aventura en mi vida. En este caso me tocará… ¡Kuwait! 😀 Me voy por dos años con un buen contrato con mi actual compañía australiana (Schneider Electric Australia). Mi puesto será de encargado de una instalación meteorológica en el aeropuerto principal, que servirá de apoyo a los pilotos en los aterrizajes y despegues.

Este trabajo supone un gran avance en mi carrera profesional y espero así confirmarlo al final del contrato. Por eso estoy contento claro.

Pero por otro lado, este trabajo implica una “ligera” decepción en mi aventura australiana, porque no he conseguido un buen trabajo aquí, en Australia. Como dice mi último profesor de inglés, vivir en Australia es muy interesante si estás dentro del sistema, sino es todo lo contrario, bastante duro… Y es que, como ya he comentado muchas veces antes, Australia es un país coherente que no permite que los extranjeros se aprovechen de su estatus sin “pagar mucho por ello”… Y lo cierto es que, a rasgos generales y aunque yo salga perjudicado, me parece una actitud frente a la inmigración algo exagerada pero bastante responsable, políticamente hablando… Si en España, hiciéramos lo mismo, quizás “otro gallo cantaría” actualmente en España…

En el terreno emocional y sentimental tengo que reconocer que me iré con mucha pena, porque he hecho muy buenos amigos aquí… Las dos últimas familias con las que he convivido la mayor parte del tiempo, que me han tratado casi como uno más de la familia. Pero sobretodo mis amigos españoles y latino-americanos…  Y que es fácil de entender para todos, que los amigos para un emigrante son algo más que amigos, son parte de tu familia y así lo he vivido yo… Muchas gracias pues a estas dos familias y a todos mis buenísimos amigos!

No sé donde me llevará el “destino” después de esta nueva aventura que empezará en breve, pero quizás para entonces vuelva a mi España natal o bien me vuelva a Australia puesto que, al tener ya bastante experiencia trabajando en una compañía australiana, quizás ya, entonces!, me acepten dentro de su “sistema”, jejeje… O quizás a cualquier otra parte del mundo! 😀

No sé, supongo que, poco a poco, cada vez soy más “ciudadano del mundo”…, como cuando era niño/adolescente solía decir… Poco a poco ya no me sentiré de ninguna tierra pero parte de la Tierra, del planeta Tierra, del Mundo… Quizás, casi sin pretenderlo, finalmente seré cada vez más coherente con mis principios esenciales…

Una de las cosas que más he notado en mi mismo es que aún soy mucho menos materialista que antes… Se podría decir que soy más humanista… Los que me conocen algo sabrán que nunca he sido materialista pero ahora lo soy mucho menos. Se podría decir que nada… Ya no valoro casi nada el dinero ni lo que implica… Me preocupé algunas semanas al no tener apenas dinero, sí… Pero también he comprobado que es mucho más fácil conseguirlo de lo que muchas veces nos parece… Sólo hay que “dejarse de tonterías”, aceptar tu destino y adaptarte a él con principios mucho más “elevados”… Muchos no estarán de acuerdo conmigo, pero a mi me ha servido para relativizar mucho su poder; el poder del dinero… En realidad, necesitamos mucho menos dinero del que creemos necesitar para lo esencial y prioritario: Ser Felices… Podría concluir que, más que el inglés, mi gran aprendizaje/asimilación en esta experiencia australiana ha sido ésta.

Por otra parte, mi gran anhelo sentimental, encontrar esa mujer tan especial con la que formar una familia, tampoco se ha materializado… Posiblemente por el idioma, he tenido algún problema adicional para “socializar” tanto a nivel amistoso o sentimental con australianos/as. Pero también he notado que en Perth (no sé en otras ciudades australianas) la sociedad australiana no es mucho mejor (ni peor) que la española. Quizás por eso, ya empiezo a asumir que el que “falla” soy yo, jejeje… Y es que soy raro de narices! 😉 Aunque, como siempre he dicho, no me arrepiento de lo “raro” que soy (y espero no hacerlo jamás!).

Como conclusión, podría acabar diciendo lo que digo muchas veces: Es una suerte que muchos de nosotros no consigamos lo que supestamente tanto hemos deseado en nuestra vida y que, en lugar de eso, consigamos algo que parece ser tan valioso o incluso más que nuestros antiguos deseos… 😉 Esto me lleva a ratificar la idea de que nada es absolutamente bueno (o malo). La perseverancia, por ejemplo, en exceso, puede anular otros ideales o incluso otras “fuerzas ocultas” (instinto, intuición,…) que en nuestro “organismo” operan y que pueden llegar a ser mucho más sabias que nuestros propios ideales… Pero ese es otro gran debate… 😉

SeeMedOMedkuwait ya Australia! مرحبا الكويت! (Hola Kuwait!) 😉

 

La igualdad no debería ser la prioridad

(English version)

No a la igualdad1

No es lo mismo ser iguales que forzar la igualdad … La igualdad no puede ser forzada … A continuación, voy a tratar de explicar por qué.

Forzar la igualdad…:

  • Es uniformar a la gente de acuerdo con el concepto de la igualdad vigente. En otras palabras, forzar la igualdad es evitar la diversidad.
  • Es detener la creatividad porque la gente no ve la realidad. En mi país (España) hay un dicho para mostrar esa idea: “La necesidad agudiza el ingenio “.
  • Es promover la envidia de las personas que no tienen habilidades naturales para lograr el modelo especificado de acuerdo con el concepto de igualdad.
  • Es promover los grandes problemas que la envidia a menudo genera en la sociedad.
  • Es provocar otro tipo de problemas que, al final, son peores que los beneficios que reporta forzar esa igualdad.

El proceso de “igualación” (forzar la igualdad) en la sociedad tiene un error fundamental : Implica que todo puede ser clasificado como bueno o malo … Creo que es un gran error, porque todo en la naturaleza (incluso nuestras sociedades) es “correcto” … El concepto del bien y del mal es una invención del Ser Humano. En realidad y, en teoría , no hay nada absolutamente bueno o absolutamente malo. Este tipo de clasificaciones son necesarias en el ciclo normal de la vida social, pero son contraproducentes si queremos analizar un problema social complejo o esencial, como el actual.

Lo ideal sería que la gente fuera socialmente perfecta (remarcar “socialmente”, no “personalmente” perfecta). Bajo esa condición, todos podríamos elegir con libertad, sin perjuicio de la libertad de los demás. Para ello, todos nosotros deberíamos asimilar un alto nivel de humanidad. Probablemente, un nivel mucho más alto del que en realidad tenemos. Hablamos de un humanismo muy centrado en el valor del altruismo como un concepto totalmente opuesto al concepto de egoísmo.

En una sociedad perfecta, todos actuaríamos en nuestro propio beneficio, sin que eso implicara una pérdida mayor para nuestros vecinos. Pero ese nivel de intuición parece que no lo tenemos y la alternativa es lograrlo mediante la inteligencia y las razones humanísticas. Pero esta manera todavía parece más difícil que la instintiva. La conclusión es que hay personas que no sienten y no entienden que deben respetar a los demás y no por cortesía o por cuestiones religiosas o leyes, sino porque sienten que tienen que hacerlo sin ningún tipo de sensación similar a sacrificio. Creo que este es el elemento educativo más importante a considerar aunque parece el más complicado también.

Para aquellas personas que no tienen ” insertados ” los valores humanistas (la mayoría desgraciadamente) y que no pueden vivir de manera armoniosa en la sociedad, existe la política. De acuerdo con las razones expuestas, la política no debe ser un obstáculo para la libertad individual de las personas. Sobretodo, la gente que es realmente altruista no necesita la política para hacer lo correcto en todo momento en su entorno social. Por lo tanto, la política debe consistir en un conjunto de normas sociales mínimas para lograr una convivencia armoniosa. Un exceso de intromisión política haría que la tendencia general fuera forzar la igualdad en lugar de la promoción de la libertad y las alternativas naturales. Y esa situación es obviamente errónea .

Por otro lado, la política se debería evaluar a sí misma para controlar su nivel de intromisión constantemente. Pero la única herramienta legal que tenemos para cambiar la política actual es la democracia. Pero la democracia por sí sola no puede solucionar ese problema de intromisión porque la gente puede confundirse y elegir un camino equivocado, por supuesto. Por lo tanto, la democracia no es una herramienta suficiente para conseguir un buen gobierno. La democracia sólo evita el fascismo de una o un pequeño grupo de personas, pero no el “fascismo de toda la sociedad contra sí misma”… En otras palabras, la ignorancia de una sociedad puede condenar a la sociedad a ocultar una falta de libertad. En consecuencia, parece que la única buena herramienta para el control de la intromisión política, que la estamos hablando, es la educación. La educación humanista en particular.

Por cierto, los conceptos humanistas implican conceptos políticos, no al revés. Eso significa que para obtener buenas leyes, la característica más importante es conseguir un buen nivel de educación para elegir correctamente para toda la sociedad, no sólo para cada uno de nosotros, individualmente.

El último punto interesante a tratar es la hipocresía de la sociedad: En lugar de aceptar las diferencias, las personas tratan de ocultar éstas, utilizando el concepto de igualdad. La gente trata de considerar la diferencia como algo malo, aunque no se den cuenta de eso. Sin embargo, es un hecho. Esa situación la podemos ver en la controvertida cuestión de la igualdad de género: Los hombres y las mujeres no son iguales, es un hecho  No somos físicamente iguales y no somos iguales psicológicamente tampoco. Estos hechos deberían hacernos pensar que estamos siendo hipócritas cuando queremos igualar a los hombres y mujeres. Somos diferentes y la única alternativa a estas diferencias es aceptarlas y respetarlas, sin tratar de evitarlas. Si tratamos de igualarnos estaremos siendo injustos para nosotros mismos, porque vamos a bloquear nuestras propias alternativas.

En conclusión, no hay atajos para evitar los principales efectos colaterales de la política, en este caso, la intromisión que bloquea la libertad individual. La única manera es el “largo camino de la educación”. En particular, la única y verdadera educación: La educación humanística y todas sus formas similares (religiosas, por ejemplo). Todos los caminos que implican conceptos humanistas esenciales deberían ser suficientes. Después, es posible que el valor de la política en estas sociedades hipotéticas fuera realmente insignificante, ya que no se necesitaría.

Por último, con independencia de las formas de conseguir un buen gobierno, parece que forzar la igualdad en lugar de promocionar las diferencias en la sociedad no parece una buena opción, aunque a primera vista parece una muy buena alternativa, incluso en el marco del Humanismo. Por esta última razón, es necesario un análisis profundo, como puede ser el actual.

¿Hay algo peor que un NAZI?

v_poster_thumb

Yo, hasta ahora, pensaba que el fascismo (imponer tus ideas a toda costa) era una de las peores opciones políticas… El nacional-socialismo, abreviado como nazismo, es un tipo de fascismo en el que se imponen las ideologías y la cultura de una determinada sociedad o nación. Esa imposición implica la eliminación de cualquier otra opción. Esa intolerancia, casi siempre se justifica con argumentos muy demagógicos y, por lo tanto, absolutamente falsos que inducen a los individuos más ignorantes y manipulables, a seguir a sus líderes nazis de una forma muy visceral y fanática, incluso ofreciendo sus propias vidas por esa causa. Hasta ahora, yo pensaba que esa, el nazismo, era una de las peores alternativas políticas y personales de un individuo, claro.

El más famoso nazismo fue el promovido por Hitler, que impuso sobre la nación alemana falsas creencias relacionadas con la democracia, el valor de las razas y otras discriminaciones igual o más intolerables (por religión, por ejemplo). Casi todo el mundo acepta que el nazismo de Hitler fue total y absolutamente repugnante, despreciable e intolerable. Por esa razón, hasta los pacifistas más extremistas, entienden que la segunda guerra mundial librada contra Hitler, fue por lo menos, un mal necesario.

Pero actualmente, en la sociedad española estamos asistiendo a un fenómeno bastante preocupante y a la vez muy extraño: La ideología socialista se está alineando con la ideología nacionalista… Eso, de por sí, es muy peligroso porque lo convertiría de forma casi automática en una ideología nacional-socialista, es decir en un nuevo nazismo… El “casi” estamos viendo que está desapareciendo ante los constantes ataques del socialismo español al resultado de las últimas elecciones democráticas… Con esta falta de respecto a las “urnas“, el socialismo español se está dotando de una gran parte de fascismo, con lo que pasaría a se real y auténtico nazismo… Eso, en si mismo, es una gravísima situación, claro. Pero hay no se acaba el problema ni la estupefacción por parte de los que vemos y analizamos esta situación.

El problema añadido a este cambio de rumbo en el pensamiento tradicional del socialismo en España, es que su actual tendencia nacionalista no se basa en imponer los valores propios de la nación española, sino en imponer los valores propios de otros nacionalismos que quieren destruir la unidad y los valores de la nación española… !!! Sí, ¿es de locos verdad? Pues sí, eso es lo que parece según sus últimos movimientos políticos y el sentir generalizado de su electorado… Un electorado socialista que, en una gran parte, rechaza de lleno todo aquello que tenga que ver con el concepto España.

Por lo tanto, sí que parece haber algo peor que un NAZI: Ser un NAZI que apoya a otros nacionalismos que no son el propio… Y por desgracia, parece que nuestra sociedad española se está infestando de este nuevo tipo de nazismo: Desprecio por la democracia, defensa fanática de ciertos valores nacionales y ausencia total de tolerancia hacia otros valores diferentes. Con la característica sub-realista de que esos valores nacionales no son los propios.

El lado positivo de esta nueva variante nazi es que tiene los días contados claro. Se ataca a sí misma! Por lo tanto, todos estos “neo-nazis”, si todo sigue igual, pronto se quedarán sin nación a la que atacar y tendrán que incorporarse a las naciones que tan fanáticamente defendían… ¿Seguirán entonces actuando de esta forma tan irracional y pasarán ahora a ir contra su nueva y propia nación? ¿O pasarán a ser nazis tradicionales defendiendo las banderas catalanas, vascas o gallegas con el mismo fanatismo? O, en el mejor de los casos, ¿se darán cuenta por fin de su grandísima ignorancia y estupidez y empezarán a considerar otras ideologías más Humanísticas?

Sólo el tiempo nos dará las respuestas. Sólo espero y deseo que estos neo-nazis extraños se den cuenta pronto de sus grandisimos errores de percepción y pronto empecemos a luchar por los problemas reales, TODOS UNIDOS, con banderas únicamente simbólicas de esa unión y como SERES HUMANOS que casualmente han nacido en un territorio llamado España…

Tendencias políticas versus Humanismo

Hace poco estuve en una charla política organizada por un partido de reciente creación (2009), poco conocido y realmente diferente: El Partido de la Libertad Individual (P-LIB, http://www.p-lib.es/). Este artículo contiene mis conclusiones particulares después de dicha reunión.

Antes, a modo de pre-requisito para entender mis conclusiones, para aquellos más anti-políticos, creo que es necesaria una breve introducción sobre las tendencias políticas habituales y sobre la alternativa que este nuevo partido propone. Si se conocen ambas, el lector se puede saltar esta introducción. Si no se conocen, posiblemente, les guste el resumen que he preparado… 🙂

Tendencias políticas tradicionales en España y el liberalismo como alternativa

Actualmente, en España, existen dos corrientes políticas básicas:

  • La “derecha”: Es tradicionalmente “social-conservadora” y “económico-liberal”. Eso, dicho de una forma más simple, significa que la derecha es anti-liberal socialmente y liberal económicamente. Ejemplos:
    • La tendencia social-conservadora implica no defender el matrimonio homosexual, el aborto, la eutanasia, etc.
    • La tendencia económico-liberal implica favorecer al empresario, reducir los impuestos, no controlar los precios, etc.
  • La “izquierda”. Es el polo opuesto en todo lo que derecha propone (de ahí sus denominaciones izquierda-derecha). Los ejemplos son los mismos pero en sentido totalmente opuesto (se defiende el aborto, se presiona al empresario y se apoya al “obrero”, se controlan los precios, se aumentan los impuestos, etc.)

Entre los dos extremos anteriores, existe una opción de “centro” que no tiene un criterio definido en ninguno de esos dos ámbitos (social y económico). En su lugar, los “centristas” van tomando decisiones en función del problema en curso. Parece una opción inteligente pero también cargada de ambigüedad y poco eficiente: Pueden obrar totalmente diferente en situación casi idénticas y, al no tener un rumbo fijo, se consigue baja eficiencia en sus políticas.

Sin embargo, el P-LIB es un grupo político LIBERAL… Es decir, ni es de izquierdas ni es de derechas… No, tampoco es de “centro”… Curioso verdad? En España al menos, cualquier grupo político siempre se ha podido clasificar en alguno de eso tres grupos. Pero los liberales no pertenecen a ninguno de esos tres.

El siguiente gráfico (denominado diagrama de Nolan) muestra el posicionamiento ideológico de todas estas tendencias políticas más una quinta que sería la ausencia de democracia, en el puro totalitarismo (en el gráfico, denominado “estatalismo”). El totalitarismo es conceptualmente la tendencia opuesta al liberalismo (como lo es la izquierda de la derecha):

Gráfico de Nolan

Diagrama de Nolan

Puntualizaciones finales para no confundir el anterior gráfico:

  • Ser liberal no significa estar “entre dos aguas”, como lo “centristas”: Significa exclusivamente lo que se ha expuesto antes: Libertad en TODO, tanto en “lo social” como en “lo económico”.
  • Por otra parte, ser “estatalista” (totalitario) sólo significa apoyar la ausencia total de libertad en la sociedad, independientemente de que la política (impuesta, en este caso) sea más de izquierdas o de derechas. Existe una curiosidad relacionada con el totalitarismo: Mucha gente cree que los dictadores (los cabecillas de un régimen totalitario) son siempre de ideología de derechas, lo que no es cierto ni necesario.

Conclusiones particulares sobre la alternativa política LIBERAL

Para empezar, soy un amante de la libertad. Pero eso no significa que acepte los argumentos liberales sin previo análisis. Veamos.

Tengo dos puntos de discrepancia muy importantes en relación al liberalismo:

  • El liberalismo prioriza la libertad a los Valores Fundamentales, a la ética, a la moral, etc. Es decir, lo importante para un liberal no es lo correcto, sino que cualquiera pueda obrar en libertad mientras esa libertad no interfiera en la libertad de los demás. A priori no suena mal pero luego veremos que eso no es tan bueno como pudiera parecer.
  • La libertad implica responsabilidad. Ese es lado “negativo” de la libertad. Normalmente, todos nos “apuntamos” a la libertad. Sin embargo, pocos somos conscientes que ser libres implica tener criterio y, por lo tanto, tener cierta capacidad intelectual, ética, educación, etc, para definir nuestros criterios, o lo que se podría denominar, “valores personales”. Ya se intuye pues que la libertad no es un concepto tan gratuito…

A continuación desarrollo brevemente estas dos discrepancias indicadas.

Los Valores Fundamentales son prioritarios a la libertad individual

Una persona no es una entidad atómica, es una entidad social y no sólo junto a sus coetáneos, sino con todos sus antepasados, directos o indirectos: Toda la Humanidad, en definitiva.

¿Dónde quiero llegar con esa afirmación, aparentemente tan grandilocuente? Quiero llegar a la idea de que no podemos limitar nuestra identidad a lo que somos únicamente como personas individuales, “aquí y ahora”… Nuestra identidad es, en la MAYOR parte (sin exagerar en absoluto), producto de la sociedad en la que vivimos y de todas las “sociedades pasadas”… Sé que puede resultar exagerada esa afirmación pero baste decir que si nos hubiéramos criado solos, sin nuestros padres siquiera, seríamos poco más que chimpancés “avanzados”. Esto es un hecho, fatídicamente probado…

Y todo ese legado Humanista se transmite a través de las generaciones. Pero para no olvidar ni perder el sentido de los avances Humanistas, es necesario almacenar toda la sabiduría recolectada a lo largo de toda la Civilización Humana. Y esa especial recolecta se almacena en lo que denominamos Valores Fundamentales del Ser Humano, que son objeto de estudio por las ciencias humanísticas: Filosofía, psicología, política, teología, etc.

Por lo tanto, esos Valores esenciales no pueden estar nunca en un segundo plano en nuestras vidas. Ni siquiera por detrás de la mismísima libertad individual ya que esos valores representan parte de nuestro propio “ser individual” que, por falta de intuición o de capacidad “de consciencia”, hemos “olvidado” o no somos capaces de utilizar en algunas de nuestras decisiones fundamentales.

Un ejemplo muy claro y directo del anterior párrafo, es la consideración de la eutanaia por parte de los liberales: Como aparentemente, el suicidio sólo afecta al individuo debe estar permitido y no cuestionado, incluso fomentado, instaurando leyes a favor de la eutanasia y su asistencia… Pero es que ese concepto es “pura filosofía, ética, moral, etc”… El concepto de Vida y el derecho a morir son, cuando menos extremadamente complejos y discutibles. En esos casos, como otros muchos similares, creo que una actitud HUMILDE es la más acertada. Y en este caso, como en otros, la humildad pasa por copiar a la Naturaleza en situaciones similares: En la Naturaleza ningún ser vivo se suicida. Ninguno. Lo único que se le parece es la “desasistencia”. Es decir, no asistir a un moribundo. Pero el suicidio o el asesinato legales, explícitos no están en la Naturaleza. Por lo tanto, y debido a la ambigüedad de los conceptos tratados (vida, muerte, etc) un gobierno debería legislar conforme al derecho “natural” en su acepción más literal del término “natural”: Por muy liberal que un gobierno fuera, jamás debería permitir la eutanasia y, menos aún, su asistencia.

Por lo tanto, una alternativa liberal debería considerar los Valores Fundamentales antes que la propia libertad individual, incluso cuando, en el ejercicio de esa libertad, el individuo no interfiera de una forma evidente con la libertad de su prójimo. El fondo humanista de esta afirmación es que, aunque no sea evidente, si se trasgrede un valor fundamental, SIEMPRE se estará trasgrediendo la libertad de nuestro prójimo, aunque esa percepción sea muy complicada de tener. De hecho, no tiene sentido que se dictamine como valor esencial a algo que no afecta a la totalidad de la Humanidad. Consecuentemente, si se trasgrede ese valor esencial, se trasgrede la libertad individual de toda la Humanidad, aunque sea en un nivel muy bajo. Por lo tanto, también siguiendo la regla fundamental del liberal (libertad hasta la libertad del prójimo , respetar los valores fundamentales supone un “atajo” a sus propias decisiones…

Para seguir con el ejemplo de la eutanasia, la transgresión de las libertades del resto de la población son evidentes para los que nos consideramos Humanistas: Un Ser Humano es mucho más que un cuerpo físico y acabar con su vida es una aberración siempre. Y si es requerida por el propio individuo es síntoma inequívoco de enfermedad psicología / psiquiátrica. Y ante la enfermedad de sus individuos, una sociedad debe ser solidaria y no abandonar a dichos individuos a su destino fatal, que en el caso de la eutanasia es el más decisivo y cruel.

La libertad implica responsabilidad.

Por otra parte, y más genéricamente: La libertad necesita de un alto grado de responsabilidad y otorgar libertad a quien no tiene responsabilidad se convierte en un acto muy temerario tanto para el propio receptor de esa libertad como para el resto de sus congéneres. Una analogía cotidiana y muy cercana es la libertad que merecen nuestros propios hijos: Se la vamos otorgando proporcionalmente a su nivel de responsabilidad. Mientras no la tengan, es necesario “encaminarlos” irremediablemente…

Finalmente, un nivel suficiente de responsabilidad sólo se consigue de forma objetiva mediante un esfuerzo enorme en educación… Por lo tanto, cualquier gobierno que se auto-proclame liberal debería tener un control exhaustivo sobre la educación para que sus principios se pudieran llevar a la práctica en una sociedad culta e inteligente y, por lo tanto, responsable. En cualquier otro escenario, el liberalismo está condenado al fracaso absoluto, ya que convierte la libertad en libertinaje y conduce irremediablemente a la decadencia a esa sociedad.

Alternativas “finales”

Visto lo visto hasta el momento en España (fracaso de las dos tendencias tracionales) y que el liberalismo tampoco parece ser la alternativa más evidente creo que hace falta optar por alguna otra alternativa política que no esté contemplada en ese famoso diagrama de Nolan.

Si lo recordamos, el liberalismo carecía de un respeto a los valores fundamentales, priorizando a ellos la libertad individual. Consecuentemente, a modo de alternativa “primigenia” sólo se me ocurre acudir a una nueva tendencia política basada en el Humanismo. Esta nueva tendencia podría adoptar la ideología liberal pero sin priorizar la libertad del individuo sobre los Valores Fundamentales del Ser Humano en su conjunto.

A efectos prácticos, sólo conozco un partido político en España que pueda representar esta alternativa Humanística: El Partido Familia y Vida (http://www.partidofamiliayvida.es/sitio/index.php). Sólo soy simpatizante de este partido (al igual que el liberal) y no conozco mucho su programa electoral pero creo que, sin dudarlo mucho, me parece la opción más acertada actualmente, dada la extrema gravedad de la situación política en España en la actualidad y el grado de decadencia que está asoliendo la sociedad española actual.

Es necesario volver a instaurar y fortalecer unos sólidos valores esenciales, sobre los que fundamentar la sociedad del futuro… Es la única manera de que el Ser Humano evolucione verdaderamente: Estudiando mejor y más profundamente nuestra propia esencia… Mientras, sólo conseguiremos avanzar técnicamente, pero muy poco más.

Soñar es la primera etapa de los grandes logros…

Vem-vencerPrepárate Mundo…, porque voy a por todas… 🙂

Me siento fuerte, energético, poderoso, más humano que nunca… Tengo muchísimas ganas hacer algo realmente importante en mi vida y, por extensión, en la vida de los demás… Lo conseguiré… Y tú, pobre tonto que lees esto con una sonrisa cínica en tu cara, te la vas a tener que tragar más tarde o más temprano…

No estaba dormido, no estaba apático, no estaba perezoso, no estaba confundido… Estaba en un profundo periodo de reflexión sobre todo y sobre todos, yo el primero, claro. Realmente ese periodo aún no ha acabado. Nunca acabará. Pero ahora ya presiento que la época de pasar a la acción ha comenzado para mí…

Siempre he lamentado que el amor no me haya sonreído. Ahora empiezo a entender que era mi “destino”. Es el destino de los que no se conforman sólo con compartir con algunas personas cercanas su vida. Es el destino de los que quieren compartir su vida, sus logros, sus descubrimientos, con Todos…

Pero quiero agradecer a mis grandes desamores haber aprendido lecciones esenciales, lecciones verdaderas sobre el mismísimo sentido de la Vida… Por que las grandes emociones, aunque sean “negativas”, son las mejores oportunidades para aprender de verdad… Para llegar a conocer lo Real, la “realidad más real”… La emoción es el combustible de la razón… La emoción es el sentido de la razón… Sin emoción no existiría la razón… Sin emoción no existiría el Hombre… Gracias pues por esas grandes “decepciones románticas”… Las he sabido aprovechar al 150%… No me harán un hombre enamorado, me harán un hombre mucho mejor…

Puede ser que tenga sueños de grandeza pero seguro que, en su día, también dijeron lo mismo de las grandes personalidades de la historia… Cada vez tengo más energía para emprender esta descomunal tarea… Cada vez lo siento más y mejor… Siempre con la mayor de las humildades, avalada por mi espíritu humanista y globalizador…

Perseguiré ese sueño… Con la conciencia de que haberlo soñado ya es en parte haberlo conseguido… Por que soñar es la primera etapa de los grandes logros… 🙂

Ahora, en un 30 de diciembre del año 2012, no os desearé feliz Año Nuevo, sino… Feliz Vida Nueva a Todos! 🙂