España ya está condenada antes del 26J

4813909809_22bedd396b

España está totalmente perdida en un universo de corrupción y manipulación (PP-PSOE y Podemos-Nacionalistas, respectivamente).

Ha sido una prueba muy dura que hoy por hoy, ya se sabe que no ha sido superada ni por los miedosos votantes del PP ni por los manipulados votantes de Podemos y partidos nacionalistas.

Sólo somos una minoría los sensatos en este país, que no votarán ni a los unos ni a los otros… Por lo tanto, independientemente del 26J, nuestro futuro ya es muy claro: El desastre total y absoluto. Tanto si ganan los proclamadores del miedo como los manipuladores, ya hemos perdido, TODOS.

La democracia ha fallado estrepitosamente en España porque sólo queda una minoría sensata que votará a partidos por verdaderos principios y convicciones; olvidándose del miedo que el PP proclama y siendo muy críticos para evitar la manipulación que utiliza extensivamente Podemos y nacionalistas.

España sólo se recuperará de esta profunda crisis de valores cuando, POCO A POCO, la cordura, la humildad y la serenidad empiecen a entrar en las mentes de los que han sido manipulados y, por fin, estén preparados para entender a las nuevas generaciones de partidos, realmente de derechas o izquierdas moderadas, y con vocación realmente “españolista-europeísta”, que permitan aunar fuerzas, para finalmente, hacer despegar a España de sus cenizas.

Pero para ese despegue de España aún queda mucho, ya que un problema, primero necesita ser identificado de forma consensuada, después debe ser planificada la recuperación y, finalmente, pasar a la acción. Y ese plan pasa inicialmente por una buena política EDUCATIVA que elimine, por siempre jamás la corrupción y la demagogia de nuestro sistema político. Pero esa “reconstrucción educativa” es un proceso muy lento. Por lo tanto, esa recuperación final aún ni se divisa en el horizonte español…

España, RIP; te esperamos en tu resurrección…

¿Miedo al caos para cambiar mentalidades?

imagesMuchos de los que tenemos abierta una evidente campaña anti-podemos es cierto que estamos haciendo uso de la emotividad de la gente, es decir, intentamos manipularlos. Hay que reconocerlo. Y lo hacemos, básicamente porque creemos que esa estrategia (la manipulación) les ha funcionado a los de Podemos. Pensamos que ha sido su principal arma “política”: Convencer mediante el uso de la “palabra bonita”, es decir, la demagogia.

Pensamos que Podemos, como partido de extrema izquierda, no tenía otra forma de hacerse un hueco en el panorama político español, más que con la manipulación a través de la típica demagogia de los partidos de izquierdas. Ante la ignorancia, en este caso política, la demagogia da unos resultados asombrosos, como hemos visto a lo largo de la democracia española con el PSOE; y ahora de una forma exagerada, con su versión más radical, Podemos. Unos resultados que no hubieran podido darse si no fuera por la terrible situación económico social que estamos pasando. Podemos, pues, evidencia su papel de oportunista político al aprovecharse de la desesperación de muchas familias y del odio, muchas veces visceral, de muchas otras personas al sistema establecido.

Pero no se puede denunciar la manipulación con más manipulación, en este caso, mediante el miedo. Hay que intentar salir de ese círculo vicioso manipulador en el que nos encontramos en la actualidad y alentado por un panorama político muy incierto, frustrante y angustiante para todos, no sólo los sectores sociales bajos y medios (como asegura Podemos).

Si gobierna Podemos, como ya lo está haciendo en muchos ayuntamientos, las cosas se pueden poner muy feas según mi punto de vista político, en cualquier ámbito. Ahora ya sólo les falta llegar a poder central para que que sea aún mucho peor… Pero esta seguridad personal que tengo no es suficiente para justificar una manipulación de la gente a través del miedo: Miedo al caos. Por la misma razón que denunciamos a Podemos, nuestro intento de manipulación nos da incluso menos credibilidad que la manipulación de Podemos: Ellos manipulan mediante mensajes muy atractivos (demagogia) pero nosotros mediante presagios catastrofistas, que aunque pudieran ser ciertos, convencen mucho menos que las “mentiras bonitas” de Podemos.

Una alternativa al uso del miedo o de la crítica objetiva pero destructiva, es la OPINIÓN POSITIVA de otras formaciones políticas disponibles. Este recurso carece de la falta del empuje de la provocación emocional que supone el miedo al error y del descarte por cuestiones lógicas de organizaciones como Podemos, pero es cierto que, afortunadamente, cada vez hay más gente que se deja seducir por posicionamientos “limpios y positivos” en lugar de críticas destructivas, aunque sean objetivas.

Por lo tanto, a partir de ahora, voy intentar abandonar la crítica destructiva, tanto objetiva como subjetiva (manipuladora), contra Podemos. Sólo utilizaré la crítica destructiva objetiva en los casos que sean realmente flagrantes. Entre otras cosas, eso implicará cotejar mucho la información para no caer en el mensaje manipulador del miedo.

Prejuicio? Sí, por favor! jejeje!

hipocresia-yverdad

El PREJUICIO no debería estar DENUNCIADO, sólo EVITADO mediante una buena educación y no mediante la OCULTACIÓN de nuestra realidad.

Denunciar el prejuicio es el paso previo a la intolerancia, la represión y la falta de libertad individual, en general. Por otra parte, prevenir el prejuicio ajeno, ocultando tu realidad es mentir, lo que tampoco es ético. Además, al ocultarte para prevenirlo, te estás auto-restringiendo a ti mismo. O lo que es lo mismo, dejas que los demás, a través de sus prejuicios, limiten tu libertad…

Una implicación directa de esto es que no puedes culpar a tu jefe porque te prejuzgue, aunque eso pueda significar hasta tu despido. Además, estoy a favor de contratar HUMANOS (no “robots”) y, por lo tanto, yo sí apoyo las entrevistas REALMENTE personales en las que se pregunte sobre cuestiones personales, claro… Y eso puede generar muchos prejuicios pero hay que asumirlos… y tendríamos que aceptar que se nos prejuzgue en una entrevista personal-laboral, el despido de un jefe prejuicioso, etc… Ahí queda esa… 😉

Para empezar a ser realmente diferentes, debemos aceptar la parte negativa que implica denunciar a los prejuiciosos… Si denunciamos a nuestro jefe por prejuicioso le negamos la libertad de poder llevar su negocio como le de la gana, aunque sea de forma incorrecta… Porque los prejuicios, como su nombre indica, son juicios que, por precipitados, suelen ser totalmente incorrectos. Y es imposible que una empresa esté bien gestionada si está en manos de gente prejuiciosa… Así que el prejuicio, más que para el prejuzgado, es malísimo para el que prejuzga. Ya tiene suficiente castigo pues.

De la misma forma ocurre en el terreno personal y sentimental: A los amigos y parejas prejuiciosos, simplemente hay que “dejarlos ir”, sin más dramatismos añadidos… Peor están ellos que viven en un mundo de fantasía y que, además, se lo quieren imponer a los demás, no? 🙂

Por otra parte, lejos de ocultar nuestras “extrañas” ideas sobre el mundo (trabajo, emociones, ideas, etc) deberíamos exponerlas con determinación, sin miedos al prejuicio y a la represión, aunque sea indirecta. Lo más seguro es que muchas de esas “locas” ideas no sean del todo correctas, pero también es muy probable que tengan mucho de interesante y es una pena que, por reprimirlas, nunca las podemos disfrutar.

En otro sentido, existe un prejuicio “correcto”… Es ese prejuicio que proviene de nuestra intuición o nuestro instinto… Proviene de esas sensaciones que nos hacen “cerrarle la puerta” a alguien en todos los morros, sin justificación clara y coherente; sólo por “intuición”! Me perdonarán los “exterminadores de prejuiciosos”, pero esas sensaciones “prejuiciosas” son totalmente aceptables y hay que respetarlas… Un ejemplo de esto, son las relaciones sentimentales: Normalmente, se inician con una intuición (flechazo) y si no se da esa intuición especial, no hay nada que hacer, por muy “prejuiciosa” que pueda ser y de echo lo es, porque no se basa en ningún parámetro objetivo…, jejeje… Pero no hace falta irse a las relaciones de pareja: ¿Cuántos de nosotros no se ha sentido incómodo ante cierta persona, sin conocerla de nada? Pues eso, una razón de más para respetar los prejuicios, sean justificables o no…

Finalmente, yo concluyo que los prejuicios sólo deberían evitarse mediante la educación, no mediante la represión, del tipo que sea (legal o sólo social). Lo verdaderamente importante es quitarse la careta, independientemente de lo que digan los demás! Dejemos de buscar malas escusas para no hacerlo! 🙂

En el fondo, el que se siente muy ofendido por el prejuicio, en realidad está molesto porque le obligan a ser sincero en un mundo de prejuicios. Muy poca gente acepta el reto de ser uno mismo en una sociedad de prejuicios constantes. Pero si todos empezáramos a ser nosotros mismos, el prejuicio desaparecería. Se podría decir que el prejuicio es el resultado de la falta de criterio propio, de la ausencia de valores; que nos hace (estúpidamente) creer a ciegas en las ideas de los otros y menospreciar las nuestras o las de los que “osan” tener las suyas propias.

La felicidad genera miedo

miedoHay personas que tienen verdadero pánico a dejar de ser felices… Si no somos felices seguro que no nos decepcionaremos… Y como la infelicidad tampoco interesa, finalmente, hay gente que busca activamente el término medio o incluso, el medio-bajo… Resulta asombrosa esta conclusión, verdad?

Dentro de este extraño grupo de personas que no quieren ser verdaderamente felices, existe un subconjunto que, para soportar ese absurdo en sus vidas, necesitan engañarse y, de paso, engañar a su entorno. Son los “eternos felices”. Los que, pase lo que pase, siempre son felices… Son aquellos que se comparan al resto, intentando imitar sus “poses felices” para demostrarle al “mundo” y a sí mismos sobretodo, que ellos también son felices…, que no necesitan arriesgar tanto para serlo. Pero en lo más hondo de su ser…, de su consciencia…, de sus emociones y sentimientos más profundos… lo saben… Saben que su felicidad es una “felicidad de cartón piedra”… Pero creen que a base de auto-mentiras, muy repetidas y prolongadas en el tiempo, pueden llegar a ser realmente felices… Es una de las estupideces más grandes que una persona puede cometer en su vida…

Habitualmente, se trata de personas muy imaginativas, ilusorias e incluso, personas patológicamente afectas que viven dos vidas, dos “sensaciones” simultáneamente… Una vida interior… muy caótica, muy contradictoria, y por lo tanto bastante angustiosa… Y una vida exterior, aparentemente muy feliz, exitosa y rica… Creo humildemente, que esta dualidad vital, es muy perniciosa para estas personas. Ya no sólo porque están constantemente angustiadas y necesitan esconderlo, sino porque todo eso repercute finalmente en su propia salud física…

Suena absurdo, pero hay mucha gente que prefiere no ser realmente feliz para así no sentirse realmente deprimido si deja de ser feliz… Entonces optan por una felicidad “mediocre” que no vayan a echar de menos si la pierden… Supongo que esa actitud es lo más contrario al espíritu “carpe diem”: En lugar de vivir intensamente, estas personas viven “a medio gas” para no sufrir grandes decepciones… Resulta realmente … patético?

Tenemos miedo a la decepción, tenemos miedo a perder la felicidad, tenemos miedo a hacer daño a quien le implique nuestra propia felicidad, tenemos miedo a traicionarnos por la “tonta felicidad”… Nuestro ego, nos juega una terrible pasada. Este ego estúpido nos grita en nuestra cabeza:

“No!, yo debo asegurarme de que esta felicidad que siento es consistente, que es real, que no se basa en tonterías!”

Menuda gran estupidez… ¡Nuestro Ego nos hace creer que la felicidad necesita de algo más para ser válida! Es alucinante cómo caemos en su trampa mortal! Una trampa mortal porque nos condena a la PASIVIDAD en nuestras vidas: Puede que no obtengamos TRISTEZA en nuestra vida si obedecemos a nuestro ego y cedemos a nuestro miedo… Pero tampoco obtendremos nunca FELICIDAD, felicidad auténtica y verdadera, porque estará debajo de la gran piedra del miedo impuesto por nuestro ego, que nos hace pensar que estamos SOLOS en el mundo, que sólo nosotros valemos algo y que el resto de las personas sólo están ahí para fastidiarnos la existencia… Grandísimo error de base que, finalmente, no nos hará realmente FELICES… Un gran drama personal para una gran parte de la Humanidad…

Hay un miedo especialmente cruel: El miedo que genera el Amor de pareja… Miedo a perderlo, claro… Ese miedo, además de fastidiar nuestra vida, también fastidia la de la persona amada… Por eso, hay que luchar contra ese miedo especialmente… No hay que dejar que ese miedo dirija nuestra vida… Hay que ayudar a nuestro amor a vencerlo… El Amor sólo, puede dejar en evidencia al escurridizo miedo, creando mucho caos y confusión en nuestra mente y nuestro corazón… Pero el amor no puede vencer al miedo por sí mismo… Ese es un gran error que muchos cometemos al abandonar una relación sentimental…