Progresismo versus Humanismo

https://www.actuall.com/criterio/vida/caballero-sin-espada/?mkt_tok=eyJpIjoiTWpoaFkyVXpZMkV3TURFMiIsInQiOiJJd3NUUTV4XC92cVBRVmZoXC85bGE4cFp0UDh5bG5qdzdEUE94cldhVGtUa3VSNnBFU0NBRDg3eUdxMlUwTzJid2VPZDQrSU4ybXBhOFNCZ05mMkZSNEhVOGp1b0UxYk4yeHpQcCtUc3RXdHI4cnhQcGl3alRjYXBTNDM1ZVMzZFB4In0%3D

A muchos retrógrados (sí, eso quería decir) les sonará a retrógrado (otra vez, no me equivoco) que alguien esté contra los anticonceptivos. Sí, claro, eso ya ha “sido superado” por el “stablisment social” que lleva ya tantos años creando adeptos, creando zombis, incapaces de ABRIRSE realmente a la reflexión y el análisis profundo de las “modernidades” que durante años se nos han planteado en nuestra sociedad occidental. Esos son los verdaderos retrógrados del siglo XXI. Los que, sin el más mínimo análisis profundo, se siguen aferrando a ideas “modernas” de hace más de medio siglo.

Hay una serie de puntos incuestionables:

1) Yo también sucumbí a la manipulación progresista y fui un adolescente descerebrado, o mejor dicho, con el cerebro en mi pene…

2) Por suerte, yo nunca he sido un idiota manipulable indefinidamente y sólo lo pudieron hacer durante mi infancia, adolescencia y “juventud adulta”.

3) Hoy en día, después de muchos años (¡décadas!) de vida como soltero “empedernido”, ávido de placer sexual “per se”, he tenido la suerte de disfrutar del sexo como es debido: Con sentimiento, con amor, con compromiso, con respeto, con lealtad… con HUMANIDAD, en definitiva.

Y es que no pasa ni una vez que, haciendo el amor con mi amada, no piense en esa implicación directa que conlleva el sexo: La procreación de un ser humano… y la consideración mística, mágica, espiritual que conlleva eso… La conexión entre lo terrenal y lo místico es muy clara durante la relación sexual sentimental. Corromper esa realidad es eso, la base de la corrupción social. Y eso es lo que se ha promovido desde ya hace muchísimas décadas de falso progresismo…

Definitivamente, es cierto, los anticonceptivos fueron el primer ataque al Humanismo más esencial. Fueron el primer paso a la trivialización del sentido básico de la Vida, a la destrucción humanística del individuo, del triunfo del egoísmo por encima de los intereses sociales del mismo individuo (no hablo de un altruismo naif).

En fin, a mis 47 años cada día evoluciono y no, no soy un retrógrado que echa de menos tiempos pasados. Simplemente porque NO los viví. Sólo soy un hombre que PIENSA y ANALIZA los hechos de mi propia vida, mis sensaciones como persona y como hombre y los contrasta y compara con mi entorno más cercano y el más alejado, mediante la exposición de las ideas y valores que hay detrás de todo comportamiento (muchas veces ideas y valores inexistentes). Y todo eso me ha llevado a evolucionar, a hacerme a mí mismo y a no caer en las redes de la ignorancia y la arrogancia humana que, de seguir así, será sin duda alguna, la que nos lleve a nuestra autodestrucción como especie…

Homosexualidad: Del complejo personal a la manipulación masiva.

 

Sin nombre.png

Mi evolución personal

Naci en 1971 y, como todos los niños de mi generación, crecí con la idea de que los “maricas” eran algo malo… En mi adolescencia entendí que, aunque no me gustaba esa opción, debía respetarla.

En mi joven etapa madura encaré la homosexualidad en alguien muy cercano que no quiso salir del armario por miedo… Era lógico puesto que, a pesar de todo el “progreso” social, ser “marica” era, cuando menos, un problema grave.

Al poco tiempo acepté totalmente a esa persona, aunque nunca apoyé que los, ya no “maricas” sino homosexuales, se manifestaran de esa forma tan ridícula como en esa cabalgata del “orgullo gay”… En esa misma expresión siempre denoté mucho complejo, en lugar de orgullo.

Al cabo de los años, después de vivir como homosexual totalmente integrado en la sociedad  (pareja incluida), ese homosexual tan cercano a mí … cambió! En un proceso paulatino pero voluntario y natural cambió y volvió a la heterosexualidad… La razón esencial era intentar tener familia, hijos… naturales, claro. Pero también se mostraba muy decepcionado del mundo gay en su conjunto: Promiscuidad altísima, actitudes sexuales sin límites, etc…

La reflexión

Ese cambio tan sorprendente de un homosexual volviendo a la heterosexualidad de una forma voluntaria me hizo pensar que, probablemente, todos fuéramos víctimas de una manipulación a gran escala: La manipulación de quienes se sienten acomplejados por algún problema personal importante y no quieren aceptarlo, obligando a TODA la sociedad a acatar una realidad inventada, que acomode ese problema.

Medite mucho, intentando encontrar una prueba definitiva que confirmara que la homosexualidad era realmente un problema y no una opción tan normal como la heterosexualidad. Y la encontré.

Encontré una razón indiscutible que demostraba que las alternativas a la heterosexualidad son realmente un problema: No permiten la reproducción del individuo…

Encontré una razón indiscutible que demostraba que las alternativas a la heterosexualidad son realmente un problema: No permiten la reproducción del individuo…

La función reproductiva de cualquier SER VIVO es una función esencial, sin discusión alguna. Por lo tanto, cualquier actitud que se le opusiera debía ser, a la fuerza, una desviación de la regla natural, un problema…

¿Un problema físico o psicológico?

Investigando por la red, no me queda claro si la homosexualidad tiene una base física o psicológica. Hay muchos expertos que afirman que no es un problema físico, pero cualquiera de nosotros creo que ha conocido alguna vez a alguien que aparentemente no ha sufrido la manipulación social y es gay. Aunque muchas veces, tampoco podemos saber si esa persona sufrió algún trauma psicológico (infantil o adolescente) que pudiera afectar de forma decisiva a su identidad de género y/u orientación sexual.

En cualquier caso, sea físico o psicológico, de momento me parece muy claro que las alternativas a la heterosexualidad son el resultado de un problema personal real y muy imporante, puesto que, como ya he dicho, imposibilitan la reproducción natural del individuo.

No afrontar un problema existente es la razón esencial para no solucionarlo jamás. En el caso de un problema de naturaleza genética, parece claro que la solución es muy compleja. Pero en esos casos, el problema simplemente se puede aceptar y, paralelamente, exigir respeto a ese problema, como se exige respeto ante cualquier otro tipo de problema personal.

En el caso de problemas físicos de tipo hormonal, imagino que hay soluciones más sencillas que puedan corregir el problema de la homosexualidad.

Pero el caso especial de que la homosexualidad sea un problema psicológico la solución parece más sencilla que las anteriores. Traumas infantiles o adolecentes, confusiones puntuales mal confrontadas, etc; parecen tener mejor solución que no los problemas físicos.

Manipulación y abandono de las víctimas

Pero muy lejos de afrontar los hipotéticos problemas de un homosexual, los  psiquiatras y psicólogos los han abandonado a su suerte, siguiendo los dictámenes de dos grupos de presión social muy poderosos: Los líderes del colectivo de feministas radicales y del colectivo LGTBI; ambos defensores extremistas de la IDEOLOGÍA DE GÉNERO.

En resumen, la ideología de género establece que ni el género de una persona ni su orientación sexual está fijada por la Naturaleza y sí por la Sociedad, mediante la mentira y la manipulación. Pero con este artículo creo dejar muy claro quién es ciertamente el que miente y manipula.

En las últimas décadas (desde los años 70-80), parece muy claro que hemos sido víctimas de una manipulación a gran escala respecto del concepto de homosexualidad. Las víctimas principales de esta manipulación han sido los propios homosexuales, al convencerles de que no tenían ningún problema y, por lo tanto, no tuvieron ninguna opción para solucionarlo. Y es que muy pocos individuos han podido salir de esa espesa mentira social y no han podido vivir más plenamente sus vidas, disfrutando de sus familias naturales y otras “ventajas naturales” de la heterosexualidad, que no son tan obvias y que, además, han sido muy bien ocultadas por esos grupos de poder mencionados (feministas radicales y LGTBI).

Comprensión y apoyo al homosexual sin dejar de denunciar la manipulación

Lejos de sentir odio por la comunidad gay, hay que solidaridarse con ellos y ayudarles a aceptar su problema e intentar solucionarlo. Pero no hay que forzarlos nunca a cambiar de actitud sexual o aceptar su género. Ni tampoco despreciarlos si no quieren ser ayudados al negar su problema. Esa negación forma parte de su problema; hay que entenderla y aceptarla.

Lejos de sentir odio por la comunidad gay, hay que solidaridarse con ellos y ayudarles a aceptar su problema e intentar solucionarlo. Pero no hay que forzarlos nunca a cambiar de actitud sexual o aceptar su género. Ni tampoco despreciarlos si no quieren ser ayudados al negar su problema. Esa negación forma parte de su problema; hay que entenderla y aceptarla.

Pero lo que no hay que hacer es permanecer impasible ante esta gran mentira gay. Hay que abandonar la hipocresia, el miedo a lo políticamente incorrecto y criticar todos los actos públicos que demuestren que realmente hay una gran manipulación en todo el mundo.

Las marchas por el “orgullo gay” son la actividad más evidente de manipulación a gran escala por parte del lobby gay. Hay que tacharlas de lo que son: Patéticas representaciones de un grupo de personas manipuladas (y manipuladoras) y que han encontrado un cobijo a sus complejos homosexuales. Nada más. No hay nada de qué sentirse orgulloso por ser gay, tanto si es considerado un problema como si no.

A partir de ahora espero que cada vez haya más desengañados de esta gran “mentira gay” y, entre todos podamos caminar hacia una sociedad más sana en todos los aspectos, tristemente adulterada en muchos sentidos, en los que la aceptación de la homosexualidad como algo natural ha sido, probablemente, uno de los peores errores cometidos en toda la historia de la Humanidad.