Progresismo y periodismo basura

http://cadenaser.com/ser/2018/05/30/economia/1527682808_217854.html?sma=newsEditorialSER_generico20180530

¿Cómo es posible que haya tanto idiota en puestos de tanta responsabiidad? Desde el analista del Banco Mundial, que extrae esos datos; como su jefe, que le permite hacerlos públicos; pasando por toda la cadena de “intermediarios informadores”, hasta llegar a medios informativos, como la SER que, en lugar de analizar, contrastar, valorar… la información que le llega, no hace más que “vomitarla” directamente en sus canales de [des]información, como si se tratara de información “celestial” que no necesita ni el más mínimo análisis…

Y es que una MENTIRA repetida miles de veces, acaba siendo verdad…, al menos para los más idiotas de la sociedad, que se lo tragan todo, con guarnición aceitosa y refrita incluida. Y una mentira tan grave como decir que los hombres somos, en general, todos machistas y que hemos subyugado a la mujer durante toda la Historia… es una mentira muy importante, no les parece????!!!!

No me cansaré de repetir que, la media de los sueldos de los hombres es superior a la media de los sueldos de la mujeres por muchas razones, pero la más importante es que, a los hombres les suele importar más el dinero que a las mujeres (en parte porque aún hay mujeres que valoran a los hombres por eso mismo!) y se dedican a profesiones mejor remuneradas que ellas. Pero también (como no?!) hay factores biológicos como es la maternidad, que hace que las mujeres no puedan dedicarle tantas horas al trabajo como la media de los hombres (los niños aún son paridos, amamantados, etc, por mujeres). En fin, muchas RAZONES nada machistas y sí realistas que OBLIGAN a que los sueldos serán SIEMPRE superiores en los hombres a no ser que el FASCISMO de izquierdas pueda imponer algún día lo contrario.

Pero en el fondo de la cuestión está aún una pregunta mucho más importante: ¿Por qué la izquierda anda siempre tan preocupada por el DINERO? Esta fatídica obsesión deja en evidencia a la izquierda, que se “olvida” del valor real de las personas, y que no depende (sólo!) de su dinero. Quiero decir que, las antiguas “amas de casa” tenían seguramente mucho más valor que la mejor de las nuevas “super-ejecutivas-solteronas-y-forradas”…, y el hecho de que fuera su “maridito” el que la mantuviera a ella y a los hijos, no infravalora ni menosprecia a esa mujer, en todo caso, todo lo contrario. Otra cosa es que este tipo de relaciones/ACUERDOS se rompa y el hombre, por lo tanto, tenga que correr con TODOS los gastos derivados, incluido la MITAD exacta de todo su patrimonio, que ya le corresponde a la mujer, incluso antes de esa posible ruptura.

En resumen, no se es mejor persona por ganar mucho dinero y un socialismo verdadero no debería estar tan obsesionado por el reparto del dinero sino por mejorar la educación de las personas, independientemente de que eso signifique que tengan más o menos dinero. Un hippy pobre, en su caravana destartalada, a lo mejor es “mejor persona” (en su concepto más general, que le permite también ser más feliz) que un yuppy forrado de pasta… Por lo tanto, es de lo menos si las mujeres ganan más o menos dinero que los hombres, la pregunta importante es ¿son las mujeres más infelices por tener un sueldo medio inferior al de los hombres? NO, por supuesto que no… Pero esa pregunta y su respuesta evidente no le importa a la izquierda fascista y manipuladora que nos ametralla día y noche con miles de informaciones falsas, demagógicas, etc…

Iros a la mierda, cadena SER. Sois la definición de periodismo basura.

El fruto de una violación

1301944354_Sad WomanAcabo de saber que uno de mis amigos ES consecuencia de una violación… Sí, “ES” en mayúsculas. Porque una persona es eso, un SER… Algo tan complejo que referirse a ella de una forma integral es tan difícil que al final nos conformamos con sólo eso: Un verbo, con o sin conjugar, que lo representa… Curiosa e interesante situación que no coincidencia.

Es una persona entrañable. Con sus “cosas” claro, como todos. Pero esa “personalidad actual” no existiría ahora mismo si su madre, que lo quiere como a cualquier otro hijo, lo hubiera abortado. Hubiera existido claro, pero en una fase de crecimiento muy prematuro. Su ADN era el mismo que el que tiene ahora y el mismo que tendrá con 80 años… Es el mismo Ser, sólo que en distintas fases de crecimiento/envejecimiento. Nada más.

Su infancia fue dura, muy dura. Muchos dirían que, con esa infancia y gran parte de su pubertad e incluso madurez, NO NECESITABA VIVIR… Estos individuos suelen añadir a su típico comentario el adjetivo “pobre, desgraciado” o algo similar, para dejar claro que no es su propia arrogancia sino un supuesto altruismo el que los mueve a decir semejante barbaridad: Que para esa vida miserable mejor que su madre lo hubiera abortado… (Una frase tan salvaje como extendida!).

Sí, por desgracia no exagero lo más mínimo. Muchos piensan así. Estoy cansado de oír esos comentarios acerca de qué tipo de vida merece ser vivida y qué tipo de vida no merece ser vivida… Estas personas creen ser una especie de “jueces vitales” que lo saben todo acerca de la Vida, el fenómeno más misterioso y asombroso de la Naturaleza… Prepotentes y arrogantes, eso es lo que son…

Hoy día, “este casi aborto” es una persona FELIZ… Gracias al amor de su pareja y mucha fuerza de voluntad, consiguió cambiar su vida miserable… Consiguió rechazar todo el odio que albergaba hacia su padre violador… Ahora lo ve como un enfermo. Como el enfermo en el que también podría haberse convertido él mismo… Pero consiguió reintegrarse en la sociedad que lo había visto crecer como un “residuo” de un acto abominable, del que él era sólo una víctima más…

Y no sólo es feliz! Posiblemente esa persona hoy en día, es mucho más humana que los afortunados que no somos consecuencia de una violación… ¿Quién es el afortunado pues?… De hecho, estoy seguro que las personas más interesantes, entrañables, buenas…, en una palabra, Humanas, son las que más han sufrido en su pasado (típicamente la infancia)… Mira por donde, con el aborto, podemos estar matando a las personas más humanas…, como mi amigo… Terrible deducción a la que llegamos sólo “pensando un poco”.

En fin, bienvenidos a mi vida todos aquellos que, como yo, hemos sufrido de niños pero que hemos sabido reconducir nuestras vidas por el sendero más humano posible… Posiblemente, mucho más que algunos que fueron concebidos con el mayor de los deseos y tuvieron una feliz infancia… Paradojas de la vida que los pro-abortistas deberían algún día considerar “en sus adentros”.

Saludos.