Progresismo y periodismo basura

http://cadenaser.com/ser/2018/05/30/economia/1527682808_217854.html?sma=newsEditorialSER_generico20180530

¿Cómo es posible que haya tanto idiota en puestos de tanta responsabiidad? Desde el analista del Banco Mundial, que extrae esos datos; como su jefe, que le permite hacerlos públicos; pasando por toda la cadena de “intermediarios informadores”, hasta llegar a medios informativos, como la SER que, en lugar de analizar, contrastar, valorar… la información que le llega, no hace más que “vomitarla” directamente en sus canales de [des]información, como si se tratara de información “celestial” que no necesita ni el más mínimo análisis…

Y es que una MENTIRA repetida miles de veces, acaba siendo verdad…, al menos para los más idiotas de la sociedad, que se lo tragan todo, con guarnición aceitosa y refrita incluida. Y una mentira tan grave como decir que los hombres somos, en general, todos machistas y que hemos subyugado a la mujer durante toda la Historia… es una mentira muy importante, no les parece????!!!!

No me cansaré de repetir que, la media de los sueldos de los hombres es superior a la media de los sueldos de la mujeres por muchas razones, pero la más importante es que, a los hombres les suele importar más el dinero que a las mujeres (en parte porque aún hay mujeres que valoran a los hombres por eso mismo!) y se dedican a profesiones mejor remuneradas que ellas. Pero también (como no?!) hay factores biológicos como es la maternidad, que hace que las mujeres no puedan dedicarle tantas horas al trabajo como la media de los hombres (los niños aún son paridos, amamantados, etc, por mujeres). En fin, muchas RAZONES nada machistas y sí realistas que OBLIGAN a que los sueldos serán SIEMPRE superiores en los hombres a no ser que el FASCISMO de izquierdas pueda imponer algún día lo contrario.

Pero en el fondo de la cuestión está aún una pregunta mucho más importante: ¿Por qué la izquierda anda siempre tan preocupada por el DINERO? Esta fatídica obsesión deja en evidencia a la izquierda, que se “olvida” del valor real de las personas, y que no depende (sólo!) de su dinero. Quiero decir que, las antiguas “amas de casa” tenían seguramente mucho más valor que la mejor de las nuevas “super-ejecutivas-solteronas-y-forradas”…, y el hecho de que fuera su “maridito” el que la mantuviera a ella y a los hijos, no infravalora ni menosprecia a esa mujer, en todo caso, todo lo contrario. Otra cosa es que este tipo de relaciones/ACUERDOS se rompa y el hombre, por lo tanto, tenga que correr con TODOS los gastos derivados, incluido la MITAD exacta de todo su patrimonio, que ya le corresponde a la mujer, incluso antes de esa posible ruptura.

En resumen, no se es mejor persona por ganar mucho dinero y un socialismo verdadero no debería estar tan obsesionado por el reparto del dinero sino por mejorar la educación de las personas, independientemente de que eso signifique que tengan más o menos dinero. Un hippy pobre, en su caravana destartalada, a lo mejor es “mejor persona” (en su concepto más general, que le permite también ser más feliz) que un yuppy forrado de pasta… Por lo tanto, es de lo menos si las mujeres ganan más o menos dinero que los hombres, la pregunta importante es ¿son las mujeres más infelices por tener un sueldo medio inferior al de los hombres? NO, por supuesto que no… Pero esa pregunta y su respuesta evidente no le importa a la izquierda fascista y manipuladora que nos ametralla día y noche con miles de informaciones falsas, demagógicas, etc…

Iros a la mierda, cadena SER. Sois la definición de periodismo basura.

El progresismo es absurdo

13308686_616276288534886_8714193568942777407_o

Demostración matemática de que el progresismo es absurdo:

  1. Los progresistas afirman que la Naturaleza puede ser no perfecta. Por ejemplo, es muy cruel e injusta con los débiles.
  2. Los progresistas también dicen que el Ser Humano puede alterar la Naturaleza para mejorarla.
  3. Pero el Ser Humano es Naturaleza en sí mismo.

La contradicción es evidente (“reducción al absurdo”):

Partiendo de que la Naturaleza no es perfecta, los progresistas llegan a la conclusión de que nosotros (parte de ella) podemos solucionar los problemas de la Naturaleza, con lo que la Naturaleza, mediante nosotros mismos, sí que es perfecta.

CONCLUSIÓN: La Naturaleza sí es perfecta, incluso sin nuestra intervención. El progresismo es absurdo. El conservadurismo, la sumisión y respeto absoluto por la Naturaleza, es el único camino.

¿Austeridad para salir de la crisis?

056f5b7

Los progresistas culpan la AUSTERIDAD del sistema económico liberal de la crisis. Pero, según mi opinión, el nivel de la crisis ha sido realmente ÍNFIMO si lo comparamos con lo que hubiera ocurrido si ZP hubiera continuado con lo que ellos llaman “polítia expansiva”, basada en fomentar el consumo por todas las vías posibles.

Cuando ZP cambió torpemente de rumbo, optando por abandonar el miserable y absurdo PLAN E (2010), donde miles de millones se tiraron a la basura directamente; la sociedad aún no estaba preparada para aceptar la CRUDA REALIDAD: Sólo hay un camino para salir de una crisis económica y que ya adelantó un experto en economía hace un tiempo: TRABAJAR MÁS POR MENOS DINERO…

Esa máxima, que es tan lógica a nivel familiar y personal, parece convertirse en un monstruo de tres cabezas para los desquiciados progresistas, obsesionados por mantener su absurda “SOCIEDAD DEL BIENESTAR”, cuando hay un drama económico de la envergadura que tuvimos y aún sufrimos.

El PP no creo que contribuyera activamente a la recuperación que vivimos en el 2015 y que, a pesar de esta época de incertidumbre política en España, ha continuado, muy a pesar de los “podemitas”. Lo único que ocurrió es que la sociedad en su conjunto empezó a ACEPTAR la solución lógica de trabajar más por menos dinero… Eso sí, al menos el PP no aplicó la política “Robin Hood” de nuevo y eso permitió empezar a recuperarse.

Y es que, a partir del momento en el que los españoles dejamos de patalear como niños mimados por recuperar nuestro perdido “estado del bienestar”, llegó la recuperación, como era de esperar. Una recuperación que no quieren aceptar los “caza votos”, para poder culpar a la austeridad de los problemas de sus mimados votantes.

Y es que basar la economía en la “ideología Robin Hood” (robar a ricos para dárselo a los pobres) no puede ser más naif, absurdo, estúpido y, sobre todo, peligroso porque enfrenta a la sociedad en su conjunto. Es absurdo promover que los “ricos” tienen la culpa de la crisis, cuando son los principales agentes para salir de la misma.

La acumulación de dinero (en manos de los ricos), es un potencial motor de la economía y la riqueza, puesto que si ese dinero sale del banco de estas personas, los demás (pobres) ya no tienen que pedir préstamos, con los adicionales gastos por intereses.

Pero si a un rico le amenazas con ROBARLE su dinero, el efecto es muy obvio: Se va de la sociedad. Y lo peor es que también se lleva su dinero (fuga de capital).

Como ningún gobierno democrático puede impedir que la gente se vaya de un país y se lleve su dinero, el paso inmediato de estos gobiernos de extrema izquierda es cerrar fronteras y limitar la libre circulación de personas. Si lo anterior no es suficiente para retener el dinero en el país, se toman otro tipo de medidas mucho más totalitarias, como la expropiación de bienes, imponer los precios del mercado bajo castigos severos, etc.

Se mire como se mire, la ideología progresista, llevada hasta sus últimas consecuencias (comunismo) es un desastre total y absoluto para toda la sociedad: La clase media-alta se va, si pueden, o producen a “camara lenta”; y los pobres se mueren de hambre.

Comunismo y Demagogia

Aristóteles-copy

(Réplica en un debate internauta sobre comunismo y demagogia)

El comunismo se basa en la DEMAGOGIA y te explicaré porqué, aunque los propios griegos (Aristóteles) ya lo sabían y lo explicaban tal cual. Por eso crearon el concepto de REPÚBLICA, para evitar precisamente la demagogia, que es el principal problema de la DEMOCRACIA.
“En las democracias, las revoluciones son casi siempre obra de los demagogos.” Aristóteles (https://es.wikiquote.org/wiki/Democracia)

No voy a entrar en cómo la demagogia podía ser contralada por la República porque no es el debate. Mejor me centro en explicarte porque el principal usuario de la demgogia es el comunismo (Podemos).

El pensamiento de derechas, liberal-conservador, simplemente no necesita ser demagogo porque sus planteamientos “NO SON BONITOS”. Es decir, la demagogia es el arte de decir cosas bonitas sin un sentido real y profundo. Es vender el paraiso por un euro. Es decir que todos tenemos derechos pero apenas deberes, etc.

Pero la derecha, precisamente se caracteriza por vender todo lo contrario. Hablo de la verdadera derecha, no el PP. La derecha se fundamenta en la MERITOCRACIA, que precisamente no puede utilizar un discurso “bonito”, donde se prometa la tierra prometida, simplemente por ser personas y tener ciertos derechos, como hace el comunismo.

La Meritocracia dice “si quieres algo, deberás luchar por ello”.

Definitivamente, la Meritocracia no necesita la demagogia, sino una capacidad pedagógica brutal para hacer entender a los ignorantes que la VIDA ES REALMENTE MUY DURA y que nadie (ni siquiera nuestros propios padres) tienen que luchar por nosotros.

Por desgracia, la lección “la vida es muy dura y hay que luchar para hacerse camino en ella” es una lección olvidada por la gran parte de la cultura occidental y las consecuencias las estamos sufriendo todos ahora mismo, con una avalancha de socil-comunismo que se apoya, como no, en la demagogia para convencer a los ignorantes (los consumidores de la demagogia) de que la felicidad es un derecho, exento de deberes.

Un problema posterior, pero aún mucho más deseperante, es que después de sucumbir al comunismo, el cambio es DIFICILISIMO, porque los dirigentes comunistas abonan la ignorancia del pueblo siguiendo el patrón demagógico y VICTIMISTA de que su política no puede vencer por culpa del bloqueo constante de los que pensamos distinto (véase Venezuela). Entonces la salida del comunismo, se puede alargar, incluso durante décadas (véase otra vez Venezuela o más claro, Cuba). A partir de ese victimimismo, en comunismo la censura brutal y la cerrazón al Mundo es sólo otras de las consecuencias.

Todos mis razonamientos, vienen avalados por decenas de ejemplos, de comunismo en muchos países. De hecho, en la actualidad no hay ni un solo país comunista próspero.

¿Qué raro que, siendo la solución ideal (segun sus dirigentes) no haya en toda la historia de la Civilización, ni un sólo triunfo del Comunismo y sin embargo, paises ex-comunistas como China (al menos en la parte económica), ahora sean la segunda potencia internacional, verdad?

Políticas económicas: Izquierda versus Derecha.

images

En mi eterno esfuerzo para entender la política económica de la Izquierda, he llegado a una pregunta, creo que bastante interesante:

¿Tiene realmente más sentido apoyar a los consumidores que a los productores en una sociedad?

Haciendo de “abogado del diablo” (la izquierda, según mi forma de pensar), he pensado que, eso de apoyar el consumo en lugar de la producción tiene, a priori, bastante sentido, no os lo parece? Veamos pues, por dónde puede estar la contradicción o si es posible que haya visto la lógica en la ideología socialista.

Necesidad, consumo y producción.

¿Para qué producir si no hay consumo? Es decir, parece que aquí no debería haber un dilema tipo “huevo-gallina”: Parece claro que primero es la NECESIDAD (que crea el consumo) y luego el mecanismo para satisfacerla (producción). Voy a analizar ambas posibilidades.

¿Es realmente necesario fomentar el consumo? No parece necesario, verdad? El consumo debería estar guiado exclusivamente por la necesidad real. Una necesidad que estimularía la producción, satisfaciendo cada vez mejor esa necesidad y, posiblemente, creando nuevas necesidades “derivadas”.

Pero, volviendo a hacer de abogado del diablo: ¿Qué ventajas puede tener estimular el consumo, ya sin el empuje natural de la Necesidad? ……..

Después de pensar varios minutos…, ¡no encuentro ninguna ventaja objetiva y general para fomentar el consumo, lo juro! Los únicos que sacan tajada real son los productores de “basura” (cosas innecesarias y de baja calidad). De hecho, fomentar el consumo suele ser (menos mal!) algo muy mal visto desde todos los puntos de vista (derechas e izquierdas). Por lo tanto, a menos de que alguien se le ocurra una “idea feliz”, descartamos la opción de fomentar el consumo, es decir, apoyar a la gente para que consuma; aunque eso es una proclama social-comunista muy habitual y una de las grandes contradicciones progresistas que algún día me gustaría que alguien me explicara.

Inconformismo como motor productivo

Por lo tanto, sólo queda una alternativa para generar verdadera riqueza (lo siento por los progresistas!): Apoyar a los productores. Veamos cómo podría darse esa actitud de una forma racional, objetiva y, a la vez, social.

Primero: Siempre habrá necesidades que cubrir porque el Ser Humano es INCONFORMISTA por naturaleza: “Todos queremos más”, como decía la famosa canción de los años… 80?

Segundo: Si siempre existirán necesidades que satisfacer, siempre habrá un mercado potencial que cubrir. Bajo esta premisa, ¿es realmente necesario fomentar/apoyar la Producción? En realidad, no lo parece, pero quizás (sólo quizás!), el problema no es fomentar la producción, sino no ponerle trabas…, podría ser?!

Llegados a este punto, lo siento mis queridos progresistas, creo que hemos llegado a la conclusión de que el liberalismo económico, en términos generales, es la opción correcta. Pero sigamos con nuestro viaje ideológico.

Un empresario no es avaro, sólo estúpido.

Una empresa no necesita que el gobierno la apoye, porque el estímulo esencial de una empresa es la necesidad de la población, punto. Pero si una empresa no puede obrar con suficiente libertad, asfixiándola a base de impuestos, obligándola a contratar gente que no necesita y otros impedimentos importantes, al final, la empresa no le queda más remedio que cerrar o funcionar “a medio gas”, asegurándose la subsistencia el propio empresario, con lo que la explotación encubierta de sus empleados está a la vuelta de la esquina (hecha le ley, hecha la trampa).

¿Significa esta conclusión que debemos dejar libertad absoluta a los empresarios para dirigir sus empresas? ¿Deben poder hacer absolutamente lo que les de la gana para satisfacer esas necesidades detectadas en la población? NO, evidentemente. Veamos los matices.

Un empresario no puede tener libertad absoluta en el control de su empresa por una simple y llana razón: No es absolutamente SABIO. Eso significa que puede equivocarse, siempre hablando en modo muy, muy general y casi filosófico. Aclaro esto último porque muchos ya pensarán que lo que ocurre es que muchos empresarios no son estúpidos, sino avaros. Pero, desde el punto de vista filosófico y atendiendo al contexto expuesto previamente, ser avaro es sinónimo de ser estúpido: Porque si se atiende al 100% una necesidad, el éxito está asegurado y, contrariamente, si engañas a la gente, el fracaso es muy posible…

Por lo tanto, el empresario debe ser auditado para evitar que su “ignorancia acerca de la necesidad real” (o su maldad, para los que prefieran insistir en este término tan negativo), se imponga de una forma muy dañina a parte de la población.

Y aquí llegamos a otro punto muy importante: Debemos evitar que la estupidez de cualquier persona (no sólo empresarios) dañe a cualquiera. Al menos de una forma importante. Es decir, es necesario no pasarse en ese control para preservar un principio fundamental en la sociedad: El de libertad, por supuesto. Y es aquí, como en otros muchos ámbitos, donde encontramos el verdadero problema sobre el control legislativo sobre el empresario.

Perseguir sólo el fraude comercial

Yo creo que el problema del control justo de la actividad empresarial se fundamenta en algo muy simple: El ENGAÑO. Es decir, el Gobierno debería controlar que entre lo que se promete y lo que se vende, no hay diferencias, o son las mínimas posibles. Con esta sencilla premisa, todo sería factible, incluso vender basura, si es que hay gente que realmente la “necesita”. El ejemplo más claro de esto es la comida basura: Yo no creo que el gobierno debiera restringir la actividad de las empresas alimentarias que fabriquen bajos unos estándares de calidad muy bajos: Lo único que el gobierno debería obligar es a informar correctamente sobre la calidad de sus productos de la forma más objetiva posible. Eso implicaría, por supuesto, informar sobre el origen de las materias primas utilizadas (utilización de transgénicos, por ejemplo). En fin, esa sería la estricta [pero dura] labor gubernamental. Sería muy difícil porque el gobierno debería ser experto (o rodearse de ellos) para detectar esas “mentiras”, que es en el fondo, de lo que hablamos. Una vez detectada una “mentira” (en la forma que ya hemos visto), el gobierno debería actuar en forma de asesoría (la más leve), multando (actuación moderada) o con penas de cárcel (actuación más enérgica). Realmente, no parece muy complicado lanzarse a esta tarea. Para eso deberían servir los funcionarios, entre otras cosas.

Pero de ninguna forma, un Gobierno debería entrometerse en ninguna decisión empresarial, que no fuera la de la detección de Mentira, en el sentido expuesto. Por ejemplo, un gobierno no podría decidir el sueldo de los empleados, ni ningún otro aspecto relacionado con el tema laboral. Sí, parece demasiada libertad, cierto? Veamos qué podría pasar en ese supuesto…

Los esclavistas pertenecen a otra época

El objetivo fundamental de una empresa debería ser satisfacer las necesidades de la población. Si ya damos por supuesto, que no miente en los productos o servicios ofrecidos, ¿podemos suponer que la empresa está libre de cualquier otra culpa a parte de la mentira?

Imaginemos el peor caso: Una empresa que esclaviza casi literalmente a sus empleados. Bajo este supuesto, podemos suponer que hay otras empresas que no esclavizan a sus empleados y otro supuesto en el que todas los esclavizan (!). En este último supuesto, los trabajadores trabajarían bajo unas condiciones físicas y psicológicas horribles. ¿Es posible ser eficiente bajo estas circunstancias? Utilizando una analogía muy clara:¿Es posible sacar leche de una vaca que no se le alimenta o cuida mínimamente? El problema pues, se traslada al trato mínimamente aceptable al trabajador. Es decir, se da por hecho que, por propio interés, el empresario no explotará de una forma radical a sus trabajadores.

El trato laboral “justo” se gana, no se exige.

¿Sería suficiente esa situación “natural” de no explotación laboral para confiar que los trabajadores reciben un trato laboral justo? De nuevo, entra un parámetro muy subjetivo como es qué se considera “trato laboral justo”…

En general, yo estoy bastante en contra de la Declaración Universal de los Derechos Humanos… Me explico… 😉 Esta Declaración Universal, es asimétrica puesto que habla de DERECHOS pero no de DEBERES. Donde hay derechos, debe de haber también deberes, de lo contrario, seguro existirá una descompensación en algún sentido. Además, esa Declaración Universal no es válida “universalmente” porque, muchas ocasiones, entra en conflicto con reglas sociales y culturales, aceptadas por todos los miembros de las sociedades en particular. Finalmente, decide una forma bastante anárquica qué es una “vivienda aceptable” de forma universal (imposición), o cualquier otro parámetro incluido en la vida de cualquier individuo, como la de qué es un “trato laboral justo”… Nada, “no me trago” esa Declaración, para nada…

El anterior inciso era necesario porque es probable que esa declaración “universal” establezca qué es un “trato laboral justo”. Mi planteamiento, más que “universal”, es NATURAL… Y es que la Naturaleza es muy a menudo muy “cruel” con sus individuos, pero, en definitiva, como naturalista que me considero, no puedo dejar de aceptar esa “crueldad natural”. Por otra parte, me gusta esa “decisión natural” puesto que viene apoyada por el Principio Fundamental de la no existencia de la Maldad pura ni de la Bondad pura… Pero ese es otro tema; vuelvo al que nos toca.

Para solucionar el dilema del “trato laboral justo” yo abogo por una actitud NATURAL ante algo que no gusta, en el nivel que sea: Rechazo. Es decir, abogo por la MOTIVACIÓN del trabajador: Es imposible que todas las empresas traten por igual a sus trabajadores. Por lo tanto, se convierte en un DEBER del trabajador (esos omitidos en la Declaración Universal), el buscar otros empleos, en proporción directa con su nivel de insatisfacción laboral y por las causas que sean.

Gobierno facilitador pero no paternalista

Bajo el anterior supuesto, el Gobierno sólo debería facilitar mucho la movilidad laboral de los trabajadores, ayudándoles a encontrar la mejor empresa para su desempeño profesional. Eso haría que las empresas, no sólo compitieran entre ellas por vender sus productos y servicios, sino también para obtener los mejores trabajadores, a los que tendrían que mejorar constantemente sus condiciones laborales, bajo la presión de que se fueran a la competencia… Vaya, eso creo que ya está pasando cuando las condiciones laborales son ya bastante buenas y el gobierno no tiene ninguna competencia… Por lo tanto…. ¿Por qué no hacer extensiva esta regla natural? Muchos dicen que porque hay gente “ignorante” que no sabe/puede mejorar su propia vida por iniciativa propia… ¿Debe actuar el Gobierno como el “papá” de cierto sector de la población ignorante/inmadura? Mi respuesta es muy tajante: NO, por supuesto.

Otros de los DEBERES que también debería aparecer en esa declaración universal (de derechos y deberes, por lo tanto) es la de MADURAR. Es decir, no se puede consentir que la gente se “cuelgue” de forma consciente del Gobierno, lo que, en última instancia, implica que esa gente se “cuelga” de la otra parte de la población que ha DECIDIDO responsabilizarse de su propia vida y “tira adelante con lo que sea”… Es inaceptable por parte de un Gobierno que fomente la pereza, la irresponsabilidad y cualquier otra actitud que vaya en contra de la Sociedad en su conjunto, generando grupos sociales que viven a costa de los demás. Son los parásitos de la Sociedad.

Las sociedades deben fomentar la proactividad, la madurez, la responsabilidad, el compromiso social y frenar todo lo contrario. Por eso, las ayudas sociales deben estar EXTREMADAMENTE controladas y justificadas, por supuesto.

Por lo tanto, y para ir concluyendo, “el trato laboral justo” debería ser uno de los parámetros básicos para fomentar la buena actitud y predisposición laboral de la población, “forzando” a los trabajadores a mejorar día a día ese trato, tanto de forma “interna”, al demostrarle su valía al empresario; como de forma “externa”, buscando alternativas en otras empresas.

¿Réplicas?

En fin, me encantaría que este escrito recibiera muchas criticas, realmente objetivas que me hicieran cambiar o moderar mi actual convencimiento de que la política económica de izquierdas es un error casi total (no digo total para no irme al extremo, aunque así lo sienta). Lamentablemente, si alguien lee totalmente este escrito, será porque en principio, está bastante de acuerdo con él. Me gustará encontrar gente que también esté en lo correcto (según mi pensamiento), pero sería mucho más enriquecedor que alguien encontrara los puntos negros a todo este humilde ensayo sobre política económica. Quién sabe, a lo mejor tengo suerte! Saludos!

NOTA: Prometo que he emprendido la pregunta inicial con la sincera esperanza de encontrar algún punto débil en la teoría del liberalismo económico. “Desgraciadamente”, no lo he he encontrado… 😉

¡Yo también estoy contento!

 

frase-no-hay-diferencia-entre-comunismo-y-socialismo-excepto-en-la-manera-de-conseguir-el-mismo-objetivo-ayn-rand-142098

Socialismo y comunismo, el próximo futuro de una España en ruinas… RIP España.

 

¡Yo también estoy contento!

Acabo de leer algunos comentarios de mis “amigos” en Facebook, social-comunistas, nacionalistas y demás gente con altos niveles de sabiduría política y altas dosis de humanismo, respectivamente (sarcasmo absoluto, por supuesto). Y muchos decían “¡Estoy contento!”, por los espeluznantes resultados de las elecciones municipales en España.

Y yo he pensado que tengo que encontrar un motivo para también estar contento, ¡qué leches! ¡Jajaja!

Y mi gran motivo para estar contento, aparte de disfrutar del descalabro merecido del PP (traidor, mentiroso, vendido, acomplejado…), es que ahora el pueblo español va a SUFRIR DE LO LINDO… Sí señores, me alegro muchísimo de ello… Lo siento mucho por los que no han votado ni izquierdas ni nacionalistas y tendrán que sufrir las consecuencias igualmente… Pero supongo que serán daños colaterales necesarios.

Esta vez, se va a asentar un gobierno de izquierdas con las… ¡ARCAS VACÍAS!!! Uffff, ¡Dios mío!, ¡que os pillen confesados!!! Normalmente, los gobiernos de izquierdas llegaban después de que los de derechas las llenaran profusamente… Pero como el que ha estado en el poder era una “nenaza acomplejada” y no hecho nada “a derechas”, están prácticamente igual de vacías que cuando se fue el “contador de nubes” (Zapatero-sociata-delincuente).

¿Qué hará ahora una coalición de izquierdas en el gobierno sin un duro que gastar? ¡Jajaja! Está claro: ROBARSELO a los pobres incautos que aún tienen algo ahorrado… “Pobres de aquellos desafortunados que tienen algo de dinero ahorrado en Españaaaa”… diría algún rezo de alguna de las religiones que tanto detestan los progresistas, jejeje…

Me fui de mi “España querida” al ver venir este descalabro, ya hace algunos años… Me fui decepcionado de la sociedad española y, después de estos dos años, mi decepción llega ya a niveles “críticos”… Ya me identifico con aquellos emigrantes españoles que salieron de España y ya nunca más quisieron saber nada más de ella… Lo entiendo perfectamente. No hay nada de lo que sentirse orgulloso. Al igual que otros “paisuchos”, como Grecia que se niegan a pagar sus deudas, España siempre ha sido el “hazmerreír de Europa” y del mundo entero (hasta algunos australianos sabían de nuestras “proezas” políticas). Al principio me ofendía, ahora ya lo entiendo.

Vaticino que no sólo Grecia saldrá pronto de la Comunidad Económica Europea, sino otros “paisuchos”, con España a la cabeza, seguirán a los griegos… ¡De nuevo a la peseta! ¡Bien!!! Me pregunto cuál será la nueva versión del seicientos que España tendrá como coche “único” (se volverá a hablar de “artículos de importación”, como bienes de lujo, claro). Quien se compre un mísero “Polo” (Volkswagen alemán) será envidiado como el “rico del barrio”, ¡jajaja! Me río por no llorar señores… Desolador panorama se nos avecina… Catastrófico…

Amigos de derechas, yo creo que muchos de vosotros también deberíais haber abandonado el estercolero en el que se estaba convirtiendo España y que ahora ya ratificará su “new status”… Ya lo huelo desde Kuwait.

Por otra parte, “Potemos”, la gran “promesa” (¡jajaja!) no ha sido ni mucho menos lo que muchos fanáticos comunistas vaticinaban… Una gran alegría más real, por supuesto. Al menos, el fantasma de un gobierno comunista radical puro, se aleja… Y Ciudadanos ha quedado como la tercera fuerza política, aunque sea a mucha distancia, después de la alianza “oculta” PP/PSOE. Otra gran alegría. Junto a la debacle de PP, me quedo con estas dos “alegrías” por las que estar “contento”…

Finalmente, el panorama español para los próximos cuatro años, al menos a nivel autonómico, está claramente marcado por la izquierda y los naZionalistas, en las desgraciadas autonomías donde sufren esta invasión terrible… Y mucho me temo que el triunfo general de la izquierda (PSOE-IU-Potemos…) será un presagio de lo que pasará en las generales… A no ser que sean tan, tan, tan estúpidos de poner en práctica sus absurdos idearios políticos de forma inmediata… No lo descarto, realmente creo que esta gente tiene “muy pocas luces políticas”. En ese caso, aún cabría alguna esperanza de que las generales den otra sorpresa, en este caso grata para los de derechas y España entera.

Pero sin adelantar acontecimientos, lo que nos espera a partir de ya mismo, es muchísima más pobreza, muchísimos más impuestos, muchísimo más paro (que parecía empezar a recuperarse), muchísima más corrupción…; muchísima más delincuencia (como consecuencia directa)… En general, nos queda muchísima más mierda que aguantar en España. Con riesgo de equivocarme, lo veo claro y cristalino.

En general, yo creo que España va a empezar a SUFRIR DE VERDAD… Lo que ha pasado en los últimos 8 años ha sido un juego de niños comparado con lo que se avecina ahora… Por de pronto, cualquiera que tenga “dos duros” ahorrados ya los puede ir sacando de España a toda leche antes de que los ladrones de la izquierda se lo confisquen por la “face” y en “pro del bienestar de la comunidad” (esos que ROBAN del paro aunque estén trabajando en negro claro…).

En fin, yo recomiendo encarecidamente un “sálvese quien pueda” y cuanto antes mejor. Querido amigo de derechas, si estabas esperando una señal para abandonar definitivamente tu tierra; ni lo dudes, este es el momento. ¡Corre y deja a los social-comunistas que se “diviertan en su fiesta particular”! No te equivoques, España ya no tiene una solución a corto plazo.

Mi mayor miedo es que, después de esta primera etapa de calvario “serio”, los social-comunistas-nacionalistas hagan como en latino-américa, y secuestren la democracia… Entonces uf…, quien no se haya ido ya, lo tendrá muy complicado… Ahí ya no veo el fin del sufrimiento, la verdad. España pasará a ser la “nueva Venezuela europea”, o peor aún , la “nueva Cuba europea”… ¡Qué pesadilla por favor!

Esperemos pues que, el fascismo social-comunista (y el nacionalista en las comunidades más desafortunadas) no se instaure en España, por miedo a la reacción de la gente ante la gran debacle y “pronto” (4 años), España pueda empezar de nuevo a renacer de sus cenizas, cual ave fénix…

De momento, y a la espera de las “cantadas” generales, RIP España…

Social-comunismo versus liberalismo económico

 

frase-la-verdad-puede-ser-dulce-o-amarga-pero-no-puede-ser-mala-la-mentira-puede-ser-dulce-o-amarga-constancio-c-vigil-177792

Ricos y pobres…, es decir, BUENOS y MALOS… Esa es la base del pensamiento social-comunista. Me he estado tragando (no hay mejor manera de expresarlo) algunos vídeos del actual dirigente de “Podemos” y es el punto de partida de su discurso. Creo que hasta aquí todos estaremos bastante de acuerdo.

El problema es que esa visión EXTREMISTA del mundo (buenos y malos, sin más) es, para empezar, ya muy DEFICIENTE por su radicalidad precisamente. En la sociedad hay de todo menos BUENOS y MALOS de forma absoluta. O ricos y pobres, como estas personas indican… Las sociedades modernas están compuestas por infinidad de niveles sociales y no sólo relacionados con el DINERO… Porque, muy social-comunistas son, pero parecen más obsesionados con el dinero que el resto de opciones políticas.

Por otra parte, otro punto de partida del social-comunismo es la obsesión de convertirse en “PAPÁ-ESTADO”… Un papá sobreprotector que no ayuda en absoluto a que la sociedad se EMANCIPE realmente y que se acostumbre a PEDIR misericordia y a EXIGIR cuando ya no se le da… Genial, el social-comunismos es el “cría vagos” mejor diseñado para una sociedad… Y así lo demuestran el bajo nivel de productividad de los gobiernos de izquierdas! Eso, sin analizar el problema de concentrar el poder en una institución pública (CORRUPCIÓN por un tubo!)… En fin, perfecto este modelo de “papá-estado”. Es genial! 😉

Otro gran problema de la izquierda es creer en la MALDAD… Y es que viendo que no entienden más niveles que dos (rico-pobre, bueno-malo, etc), no es de extrañar que crean profundamente en la maldad, claro. Y evidentemente, no se van a situar nunca en el papel de malos, claro! Los malos siempre somos los demás! 🙂 Aquí es donde se advierte la facilidad de la izquierda a convertirse en TOTALITARIA (nosotros somos los buenos, los demás son muy malos, jajaja!). Particularmente, para un social-comunista, cualquiera que tenga dinero es directamente MALVADO, horrible, despreciable… ¿Será por su sobrevalorarción oculta del dinero?… Mmm…, ¿será por eso que los social-comunistas son habitualmente los gobiernos más corruptos? Interesantes cuestiones para quién quiera analizarlas de verdad… 😉

Para acabar con este breve repaso de la opción social-comunista, otro de sus grandes problemas es que NUNCA EXPLICA cómo va a conseguir esas cosas tan “bonitas” que predica… Es decir, son los reyes de la DEMAGOGIA… Como es muy difícil argumentar a favor de la izquierda, no le queda más que MENTIR para convencer… Y no es que crea que nacen mentirosos, sino que nacen ILUSOS y su ilusión, muy por encima de su capacidad de análisis, les lleva a la mentira y la demagogia para manipular a los pobres desgraciados que aún son más ilusos e “incapaces” de analizar que ellos… Fantastico! 😀

——————————————————–

Sin embargo, las otras opciones políticas, denominadas “económico-liberales” pensamos que ni existen ricos ni pobres, ni buenos ni malos, ni tampoco hay que fomentar “un papá estado”, ni siquiera tenemos esa visión tan CAPITALISTA como ellos quieren hacer creer a su electorado… “Se cree el ladrón que todo el mundo es de su condición”. En este caso, los verdaderos capitalistas (los que viven por y para el dinero) son ellos, por lo expuesto anteriormente…

Los “económico-liberales” creemos en el SER HUMANO y, por eso, no intentamos ETIQUETARLO de partida sólo porque sea RICO, por ejemplo. Preferimos pensar en que si alguien es rico es porque, primero le interesa bastante el dinero (una opción respetable) y segundo ha trabajado mucho para conseguirlo… Siii…, es cierto que el sistema es muy deficiente y necesita mejorarse mucho para que eso sea una buena teoría y también una cuestión realmente PRÁCTICA… Pero si el sistema tiene problemas de “puesta en práctica” hay que intentar solucionar esos problemas, no cambiarlo “todo”… Pero claro, a los extremistas no les hables de cambios moderados.., como se demuestra también en sus políticas sociales (otro gran tema de debate).

Un “hippy”, por ejemplo, seguramente le importa muy poco todos los millones que pueda acaparar un gran empresario… El “hippy” es mucho más feliz en su auto-caravana, viviendo con muy poco dinero… ¿Esa es la clase de igualdad que exigen los social-comunistas? ¿Todos IGUALES, sin respetar las opciones personales de cada uno, dando por hecho que no debe haber ricos y pobres? Yo prefiero un liberalismo económico que ponga las leyes justas para que no haya ladrones ni corruptos y que cada uno sea LIBRE para ser lo que quiera ser y a la vez se ESFUERCE en conseguirlo, no lo que otros le dicen lo que realmente debe querer…

Éstos sólo son algunos de los puntos por los que yo denuncio con todas mis fuerzas la gran MENTIRA del social-comunismo… Que tu frustración y tus ilusiones de mejor vida no te lleven por el camino más fácil: Normalmente suele ser el peor y el más miserable…

Privatizar, el punto de partida del liberalismo económico.

DINERO1

El “dinero público” no tiene intrínsecamente ningún responsable directo. Además, eso se constata cuando los gobernantes lo malgastan o lo roban y no pasa absolutamente nada… Esa falta de responsabilidad sobre el dinero público hace que algo que debería tener intrínsecamente VALOR, deje de tenerlo en gran medida.

El “dinero privado”, por otro lado, no pierde ni un ápice de su valor, porque es responsabilidad directa de uno o varios individuos que deberán RESPONDER personalmente ante cualquier muestra de derroche o robo… Si una empresa detecta que su dinero se derrocha o roba, los responsables previamente designados, pagan con su propio dinero cualquier perjuicio ocasionado (aunque sea con el despido). Una excepción, a comentar posteriormente, son los bancos…

Por lo tanto, lo más correcto es privatizar todo lo “privatizable”, por supuesto. Y el único criterio para saber si se puede o no privatizar es evitar el MONOPOLIO. Es decir, si por las características del servicio, hacerlo privado puede derivar fácilmente en un monopolio, entonces ese servicio debe ser público.

Por ejemplo, la red de carreteras no se puede privatizar porque no se pueden construir infinitas carreteras entre dos puntos geográficos. Por lo tanto, una carretera privada es susceptible de convertirse en un monopolio y asignar precios exagerados por su uso.

La Educación o Enseñanza, sin embargo, es muy difícil de monopolizar… Un colegio privado no puede poner los precios que quiera puesto que siempre sería posible que otros individuos COMPITIERAN contra esos precios y finalmente anularan el posible monopolio. En este tipo de casos, la privatización estimula la CALIDAD del servicio y asegura que se pague un precio muy justo por el servicio dado (mucho más, cuanta más competencia aparezca, claro). La Sanidad es otro ejemplo similar…

El problema que aparece a la hora de considerar la privatización de servicios BÁSICOS, como los expuestos anteriormente, es el MIEDO a la MALDAD… Sí, ni más ni menos que eso, por extraño que parezca… El que un servicio sea básico no es razón suficiente para que se haga público, en absoluto. El argumento “maligno” se basa en que no se puede dejar algunos derechos básicos (como la educación o la sanidad) a la variable capitalista exclusivamente, porque la MALDAD, supuestamente intrínseca al Ser Humano, no lo permite. Un inciso sería que, bajo esa premisa, cualquier servicio no debería privatizarse, aunque no fuera esencial. Pero hay hay dos premisas erróneas en esa argumentación.

  1. El Ser Humano no es malo por naturaleza.
  2. Que un servicio sea privado no implica necesariamente que siempre deba afrontarlo el individuo. Por lo tanto, en el hipotético caso de que existiera esa maldad intrínseca al Hombre, no afectaría demasiado. Este punto se explica a continuación.

El ESTADO debería entrar en escena como supervisor del grado de accesibilidad de la sociedad a los servicios básicos: Alimentación, sanidad, educación, etc… Y en los casos donde se demuestre objetivamente que un individuo no puede afrontar los gastos de los servicios esenciales, el Estado debería apoyar a ese individuo para que pueda acceder a ellos. “Apoyar” no implica “regalar” sino elaborar planes de “evolución individual” para que esas personas con problemas esenciales en sus vidas, puedan recuperarse sin que se conviertan en “parásitos eternos” de la sociedad, como está pasando en sociedades con mentalidades comunistas o incluso socialistas.

Incluso en casos de deficiencias y/o enfermedades crónicas, el Estado siempre debería intentar ayudar a esos individuos a encontrar una vía de AUTO-MANTENIMIENTO. Eso no sólo deriva en un ahorro de los costes públicos brutal sino que favorece un valor esencial en las sociedades: La LIBERTAD INDIVIDUAL… Un individuo que depende del Estado para sus necesidades básicas, permanece “atado” a este Estado, lo que paradójicamente limita su propia libertad individual. Y la libertad individual es un parámetro fundamental en la vida de cualquier persona que viva en una sociedad humana, por supuesto. No es casualidad que en los gobiernos comunistas, la falta de libertad sea una de las principales consecuencias. En los gobiernos socialistas, esa falta de libertad queda a menudo oculta a los ojos menos expertos y analíticos. Pero  también se da, y a veces en la misma medida que en gobiernos comunistas.

Como conclusión, un gobierno liberal-económico debería privatizarlo casi todo y establecer un servicio público muy centrado en solucionar los problemas particulares y esenciales de los individuos, sobretodo en cuanto a su acceso a los servicios sociales básicos. Es decir, todo el esfuerzo de gestión pública de unos servicios dados, debería dirigirlo a ayudar a aquellos individuos que no pueden acceder a unos servicios que el propio Estado controlara como no monopolizados (la otra gran tarea estatal, claro).

Por supuesto, la primera y más importante vía para evitar y aminorar esos problemas particulares de los individuos es intentar ASESORAR y COLABORAR muy de cerca con la EDUCACIÓN y la ENSEÑANZA (privadas, según lo expuesto), controlando la calidad de los centros de enseñanza, privados en este caso. Este punto de auditoría de la Educación sería uno de los puntos más críticos en este tipo de gobierno puesto que sería un punto de fragilidad muy evidente de la sociedad. Estas auditorias deberían estar absolutamente abiertas y trasparentes, totalmente CONSENSUADAS por la sociedad, para evitar manipulaciones de la sociedad en su conjunto por posibles políticos “fraudulentos”.

——————————

ANEXO: Los bancos privados, se salen de esa ideología “responsable” del dinero porque “chantajean” al Estado con su poder capitalista: “Si me dejas arruinarme como empresa privada, no podré ayudarte después”…. Ese es el “lema oculto” de muchas entidades bancarias privadas. Con esa premisa, muchas de esas entidades privadas pasan tácitamente a comportarse como entidades públicas, en las que de nuevo, el valor práctico del dinero vuelve a bajar en picado. Por eso, estoy totalmente en contra del RESCATE a los bancos privados con problemas económicos: El resto de bancos comprueban que no deben ser tan responsables con el dinero, se relajan y a efectos prácticos se convierten en entidades públicas que, por lo tanto, siguen derrochando y robando nuestro dinero… (aunque sólo sea para pagar los sueldos de todos sus trabajadores, altos ejecutivos sobretodo).

El catastrófico panorama de la Enseñanza en España

imagesLa universidad pública en España es de las peores del mundo. Que no os engañen más: Estamos en los últimos puestos en el ranking internacional. Los resultados académicos en todos los niveles son pésimos y la universidad no se escapa de esta cruda realidad.

En mi opinión, esta situación se debe a dos circunstancias esenciales: La politización del sistema educativo y al exceso de subvenciones a la educación.

En la realidad española actual, servicio público es sinónimo de servicio politizado. Es decir, tanto en el lado de los responsables de ese servicio político, los políticos, como en el lado de los trabajadores del servicio, los funcionarios, existe corrupción dado que todos ellos hacen que el servicio que deben dar, finalmente no es lo prioritario. En su lugar, aparecen multitud de prioridades que delegan a puestos muy retrasados esos servicios que están obligados a ofrecer.

La Educación es un trágico ejemplo de servicio público/politizado. Anteriores etapas de gobiernos contrarios al actual promovieron la contratación de profesorado afín a sus ideologías y también muy politizados. Como los políticos que los contrataron, estos profesores estaban mucho más interesados en difundir sus ideas políticas más que en enseñar. En la práctica, eran políticos encubiertos trabajando como profesores. Y por el otro lado, al estar exageradamente protegidos por su condición de funcionarios, estos profesores politizados, podían obrar a sus anchas, sin temer a ningún tipo de represalia laboral.

Por otra parte, muchos de esos profesores que no estaban politizados también optaron por esta profesión no por vocación pedagógica sino por los beneficios sociales tradicionalmente asociados a la profesión de profesor y a su condición de funcionario: Pocas horas lectivas, muchas vacaciones, sueldos por encima del mercado laboral, garantía de trabajo, etc.

Es decir, el sistema educativo español está infestado de profesores politizados, de profesores no vocacionales y de políticos (los jefes) con muy poca honorabilidad y honestidad. Y todos ellos han utilizado este servicio público para otros objetivos totalmente ajenos a la Enseñanza… Han corrompido la Enseñanza desde Primaria hasta la Universidad… Bonito panorama.

Con todo ésto tenemos que a unos profesores sólo les interesa difundir sus ideologías políticas (ademas con mucho fanatismo) y a otros muchos sólo les interesa disfrutar de sus privilegios como funcionarios y muy poco más. El efecto inmediato de esta situación es que, en general, el profesorado no tiene la enseñanza como prioridad, por lo que la calidad de la enseñanza pública a caído en picado, claro.

Además, este corrupto sistema educativo se realimenta a sí mismo:

  1. La concepción de servicio público actual, permite que el gobierno en curso pueda utilizar la Educación en pro de sus propios intereses políticos, manipulando y adoctrinando a las nuevas generaciones.
  2. Los profesores fanáticos son el brazo ejecutor de la corrupción política indicada en el punto anterior. Estos profesores se encargan de generar nuevas hordas de fanáticos para reemplazarles y no sólo en el sector educativo de la sociedad, sino en otros muchos también. Como si fuera una plaga social.
  3. Otra gran parte de los profesores, no fanáticos políticos, no están realmente interesados por la enseñanza y no luchan contra los anteriores ni por mejorarla de una manera activa.
  4. Finalmente, los bajos resultados educativos hacen que los profesionales titulados fracasen estrepitosamente y se vean obligados a “buscar refugio” como funcionarios-profesores sin la preparación adecuada para ese cargo.

Dado el proceso anterior ya tenemos el reemplazo perfecto para nuestras instituciones educativas: Fanáticos políticos come ollas y profesionales muy poco vocacionales a los que la Enseñanza les importa muy poco.

Como efecto colateral último, los universitarios que no pueden acceder al sistema funcionariado/politizado siguen sin valer nada, aunque puedan ser muy competentes en sus profesiones. La razón es muy simple: La ley de la oferta-demanda aplicada al mercado laboral. Al ser producto de un sistema educativo excesivamente subvencionado, sobran los universitarios y sus salarios han caído en picado… Con esta situación, a los universitarios sólo les queda resignarse a salarios miserables, dedicarse a otras profesiones no universitarias pero mejor pagadas/consideradas o la solución final: Abandonar…, desistir…, es decir, emigrar…

Y toda esta situación se debe a algunas circunstancias políticas muy importantes:

  1. A un socialismo hipócrita en busca únicamente de poder o un socialismo demagogo que no ha considerado la realidad social para obrar en consecuencia.
  2. Una ideología política de corte fascista como el nacionalismo en España que se ha encargado de contaminar la sociedad a través de lo más sagrado: La educación de nuestros propios hijos.
  3. Para acabar, la derecha española, representada por el PP, no ha sabido eliminar los anteriores dos puntos de la sociedad española. Es más, los ha fomentado con políticas pro social-nacionalistas… Con todo lo grave que el término nacional-socialismo conlleva…

¿Hasta cuándo vamos a seguir aguantando estos partidos políticos que están destrozando la sociedad española desde su base: La Educación?

Y después del PP… el caos…

guernica11

Si el PP (nacional) no vuelve a sus IDEALES POLÍTICOS de una forma evidente e inmediata, en las próximas elecciones perderá su mayoría absoluta seguro. Y posiblemente también la mayoría relativa…

El PP ha querido complacer a todos. Pero todos estamos muy en desacuerdo con la generalidad de su política actual. Sus votantes estamos decepcionados por su política ACOMPLEJADA, que no deja de ceder ante socialistas y nacionalistas de rasgos FASCISTAS todos, ya que no RESPETAN los resultados de las últimas elecciones y han bloqueado desde el “minuto uno” cualquier acción política del gobierno…

Socialistas y nacionalistas realmente han conseguido su objetivo “anti-democrático” y de ahí, la decepción de los votantes del PP, ante un gobierno “flojeras y acomplejado”. Un gobierno que, en lugar de cumplir sus promesas electorales, se ha dedicado a “jugar en tierra de nadie”, dando “palos de ciego” y engañando a todos…

Aznar quizás (no lo tengo muy claro) se pasó de “chulo” pero “marianito” es que va todo el día con el pañal puesto… :O Así que ya verán lo que hacen…

Ojalá la gente de izquierdas fuera realmente RESPONSABLE con su voto y tampoco se lo dieran al PSOE, como haremos la mayoría de los votantes del PP si todo sigue igual. Pero dudo mucho de esa faceta de “responsabilidad política” en los que se dejan engañar por argumentos tan demagógicos como los utilizados por los socialistas…

Desde luego, vaticino un FUTURO MUY NEGRO PARA ESPAÑA par la próxima legislatura. El PP estoy casi seguro perderá mucho poder (todo?). Entonces España pasará a manos de socialistas y nacionalistas, que se encargarán de acabar de DESTROZARLA TOTAL Y ABSOLUTAMENTE…, y a todos los niveles: Social, económico, judicial, legal… Los socialistas porque pasan del “concepto España” y no tienen ni la más remota idea de cómo solucionar los problemas de los españoles. Y los nacionalistas porque ese es su objetivo fundamental y prioritario: Destrozar España para fundar sus naciones particulares con los restos que queden de ella…

Así que “Dios nos pille confesados” porque puede ser el caos absoluto… :O