¿Qué nos hace verdaderamente felices?

Hace ya muchos años formulé una teoría que me lleva inspirando desde entonces. La “Teoría de la Expansión Personal”, la llamé, de una forma no demasiado comercial tengo que admitir. Lo cierto es que me siento muy orgulloso por ese ejercicio filosófico que, en aquel momento, no conocía, al menos en los parámetros básicos que yo formulé.

He sido un perezoso…, un humano perezoso, eso sí. Quiero decir, que no quiero fustigarme por mi falta de voluntad para seguir investigando esa hipótesis, para darle publicidad, para incluso volverme mi fan número uno… Pero lo cierto, es que, a pesar de creer muy seriamente en toda esa teoría, y de lo profunda que era, no he sido coherente con ese “descubrimiento” tan esencial sobre la Vida y he continuado siendo un “mortal más”, consolándome con eso de que “solo soy un hombre más”…

Pero acabo de ver una película realmente inspiradora: “Living proof”… Una película de las que te hacen reflexionar profundamente sobre tu vida y sobre la de los demás, sobre todo, los más queridos… Sobre el sentido final de la Vida, sobre mi teoría… Sobre si hago realmente lo correcto, lo que “se supone” que debo hacer… Sobre si no tengo la obligación de hacer algo realmente importante, es decir, algo que realmente pueda ayudar a mucha gente, cuando tengo la certeza, la intuición e incluso la seguridad de que puedo hacerlo. Y cuando, en lugar de esforzarme, aunque sea mucho, me dejo llevar por el estúpido “sólo soy un hombre más”…

No sé…, quizás este escrito sólo sea uno más de los “arranques de caballo”, al que le siguen “llegadas de burro”, que supongo tenemos todos en nuestras vidas, al menos en algunas pocas ocasiones a lo largo de la vida… Y posiblemente, mañana, pasado o el otro, volveré a ser “uno más”, que se deja llevar por la “inercia social” que es la auténtica muerte del individuo… Es que hay muchas muestras de que las comunidades “aborregan”, más que ayudan. Basta ver las pandillas de adolescentes, en las que todos parecen idiotas y que, individualmente, esos chicos tienen muchísimo potencial que, lamentablemente, muchos perderán por el camino, para convertirse en “uno más”… “Uno más” que acabará su vida siendo “uno menos”… en el “libro del olvido” de la historia humana… ¡Cuántos “Einstein”, “Da Vinci”, etc… se han perdido por el camino!

O quizás no… Quizás me ha llegado el momento en mi vida, a mis casi ya 48 años de vida, de no rendirse a esa “inercia social” que parece susurrarte al oído lo minúsculo que eres y que lo que mejor puedes hacer es seguir la corriente general…

Nunca he sido “un trasto”…, siempre he intentado ser un hombre de principios, honesto conmigo mismo, luchador, voluntarioso… Ahora tengo mucho más claros y ratificados mis ideales, muchos de los cuales, he macerado durante muchos años ya. Pero también es cierto que me he ido “desinflando” a lo largo de mis años de madurez. Me he dejado llevar por esta inercia social que, inevitablemente, a todos nos envuelve más pronto que tarde. Y esa inercia no es nada buena, creo yo. Te hace más “perrito”, más “obediente” y, por lo tanto, te evita problemas, pero también evita algo muy triste: Que seamos nosotros mismos. Y es muy frustrante ver como, sin dejar de pensar en tus principios, cada vez los respetas menos, dejándote llevar por esta inercia social, que nos idiotiza a todos, en mayor o menor medida. ¿Y es que es muy cómodo verdad? “Si lo hacen todos, será porque no es tan malo”, pensamos, para consolar nuestra pereza infinita, nuestra auto-traición infinita…

Pero es que luego, películas como esa, nos “tiran a la cara” la cruda realidad: Que lo establecido y aceptado por la sociedad, es una farsa… y además una farsa muy peligrosa, que acaba con nuestras vidas, no sólo desde un punto de vista emocional, espiritual, intelectual… sino físicamente! Farmacéuticas compradas, que viven de las donaciones robadas a los incautos que creen en el Sistema y de las subvenciones de gobiernos más corruptos si cabe… Farmacéuticas que no dudan en denunciarte y hacerte la vida imposible por denunciar su repugnante actitud…

¿Qué estamos haciendo? En la Naturaleza, los seres vivos forman comunidades que les ayudan a sobrevivir, les ayudan a ser más “felices”, aunque sea a su manera muy especial. Pero a nosotros, los seres humanos, nuestra sociedad nos está matando, desde todos los puntos de vista…

¿Quienes de vosotros recuerda eso de que nuestra generación (tengo 47 ahora) iba a ser la primera en vivir 100 años de media? ¿Dónde queda esa “promesa” ahora que veo morir a bastantes conocidos y amigos de terribles enfermedades, como el cáncer y otras similares y a edades muy tempranas? También oí recientemente que ya las generaciones nuevas tendrán menos esperanza de vida que las de sus padres!…

¿Qué más pruebas queremos de que estamos idiotizados por unas reglas sociales que nos están arruinando la vida? Empezando por lo más esencial: Nuestros hábitos culinarios…, nuestro sedentarismo… Pero sin descuidar nuestro intelecto… o nuestra ausencia de él, donde ya mucha gente se cree que piensa por sí misma, pero no hacen más que repetir como loros lo que otros, que son casi tan idiotas como ellos, dicen.

Es realmente alarmante, la idiotez profunda a la que estamos llegando y en todos los niveles y áreas de nuestras vidas. Y todo porque se ha perdido el sentido del INDIVIDUO… Nos hemos aborregado todos, como los adolescentes pandilleros, que pueden cometer cualquier idiotez, al estar arropados por la pandilla. En nuestros caso, nos sentimos arropados por la “masa”… Una falsa protección, dados los datos más reales, aunque no oficiales, puesto que la “oficialidad” es la menos interesada en que despertemos de nuestra idiotez profunda, claro.

En fin, todo este “descargue emocional” viene porque, de nuevo, estoy cansado de seguir a la manada y abandonar cada vez más a ese proyecto de Ser Humano que se llama Alberto y que cada vez está más decepcionado de mi actitud personal ante la vida… No puedo seguir dejándome llevar por esta inercia social y menos cuando ya tengo muchísimas pruebas de que no lleva a ningún lado bueno…

Tengo ideas muy interesantes que aportar a una sociedad, para volverla más sana y no tan inercial, tan aborregada, “pastosa”… Ideas en todos los ámbitos y niveles…, tantos que no sé bien por donde empezar y que posiblemente sea uno de los motivos por no haber empezado aún… Pero sea por donde sea, debo empezar. Supongo que el inicio más coherente, es por mí mismo, al intentar ser más estricto con mi propia salud, que siempre he cuidado bastante y que, paradójicamente ahora, que ya soy “mayor” y que debería ser más cuidadoso, estoy haciendo todo lo contrario… Debo mejorar mi alimentación, volver a hacer el deporte que regularmente siempre había hecho… Paralelamente, plasmar en algo concreto todas mis ideas humanísticas y técnicas…

También una tarea que me persigue en los últimos tiempos: Intentar ayudar con todas mis posibilidades a mis padres, concretamente a mi padre, que sufre de Alzheimer… Ya no confío casi nada en las instituciones, ni las médicas… No puedo, tampoco en este área, seguir confiando en que se está haciendo lo mejor para mi padre. Para empezar, el Estado no es más que un escollo que ni ayuda a mi padre, ni deja que la familia le podamos ayudar… Y el tiempo pasa y cada vez se “aleja” más y más… Es realmente patético como el Estado, de nuevo, en lugar de ayudar, no hace más que fastidiar la vida de la gente, y además, tenemos que mostrarnos agradecidos… Confiar en estados corruptos e ineficientes como el nuestro es quizás la idiotez más grande que nos infesta a todos…

¿Y qué tiene que ver todo este “rollo” con conocer el “santo grial” de la felicidad? Pues ni más ni menos, que SER UNO MISMO… Ya, esa “tontería” que dicen algunos pero que, ni significa mucho ni es realmente práctica, cual pastilla que te tomas para quitarte el dolor de cabeza, no? Jejeje…

Y es que, realmente, “ser uno mismo” significa mucho y es realmente muy práctico. Lo que pasa es que hemos llegado a tal nivel de idiotez y “bajeza intelectual” que ya muy poca gente es capaz de entender qué significa “ser uno mismo”. Y mucho menos, estamos dispuestos a invertir nuestra entera vida para ver que, ser uno mismo, es realmente algo muy práctico para ser felices… Es más, es la única vía para la felicidad. La única vía práctica, no sólo teórica.

Pero yo ya tengo la mitad del camino recorrido para “ser yo mismo”: Sé quién esa persona que quiero ser… Bueno, yo creo que es más de la mitad del camino, dado lo complicado que suele resultar saber eso, para la gran mayoría de personas… perdón “borreguitos”, que circulan por esta manada, llamada sociedad…

Pero me cuesta seguir en el camino para cumplir con esa última parte de él. Supongo que sufro de “perfeccionismo” también: Esa “enfermedad” que te impide llevar a cabo un plan porque siempre lo ves defectuoso… Entre este problema, la pereza, la inercia social y otras banalidades mundanas, mi proyecto personal (“Alberto”) no avanza, sino me temo que todo lo contrario, porque a determinadas edades (como la mía) parece que si no avanzas, retrocedes… Y entonces, parece lógica la alarma: ¿Quiero empezar a envejecer también a nivel psíquico? ¿O quiero seguir en esa lucha que nunca dejé incluso cuando era un jovencito enérgico y sano? No nos mata la edad, nos mata pensar que ya debemos parar de luchar… esa falsa creencia que, por cierto, también intenta inocularnos el repugnante estado (jubilados).

Yo decido Vivir… y con eso decido ser feliz… Así de simple se consigue ser feliz: Viviendo… pero no la vida de los otros, ni de un “otro” inexistente, representado por una sociedad idiotizada que nos lleva a barranco…

Para ser feliz el único camino es vivir tu vida propia, con tus propias “reglas”, con tus propios retos y, por lo tanto con tus propias luchas, unas ganadas o otras no tanto…, pero que siempre te dejarán el buen sabor de boca de haber hecho todo lo posible, de haber luchado hasta es final… No existe la felicidad como objetivo final, sino como un camino personal, un camino en el que puedes arroparte con los demás, pero que no debes “colgarte” de nadie… Punto y final… 😉

Y finaliza otro año decadente…

deca

Finaliza el 2016 y ahí van mis reflexiones…

Ha finalizado una etapa personal que ha sido bastante dura para mí: Mi expatriación… En 2013 me marché a Australia, ya cansado de la falta de reacción de la sociedad española ante una situación económica y social muy crítica y que ya me afectaba al bolsillo de una forma muy objetiva. Desde Australia, en 2014, me marché a Kuwait con la promesa de poder ahorrar para asegurarme una vida un poco más confortable y, sobre todo, asegurarme una jubilación digna, esa que el Estado español cada vez asegura menos y promete más… Y ahora, a finales de 2016 “he vuelto a casa por Navidad” e indefinidamente.

Pero lo cierto es que sigo viendo una sociedad española bastante… decadente?

Cuando me fui de España veía una sociedad esencialmente ignorante, terriblemente manipulada… Una sociedad que andaba impasible hacia un destino que no era el suyo, sino un destino elegido por un grupo de iluminados que eran de todo menos sabios o gente comprometida socialmente. Una clase política que ya se vislumbraba como un grupo social muy mediocre y a la altura del betún, más que a la altura de una sociedad en crisis, desde muchos puntos de vista.

Y es que la falta de principios esenciales es ya muy evidente en nuestra sociedad. Una carencia que no sólo afecta al bolsillo como resultado más evidente, sino también a la actitud general de los individuos y que no excluye, como es lógico, a la clase política, totalmente corrupta y cada día más carente de principios y super-populista, al servicio de la ignorancia social. Bajo estas condiciones, la Democracia ha dejado de ser el “menos malo de los sistema de gobierno”, para ser un sistema nefasto de gobierno, donde la manipulación reinante hace que la Democracia compita alarmantemente con el peor de los totalitarismos del pasado.

En lugar de Principios Fundamentales, la sociedad, en masa, está acogiendo en su seno unos pseudo-principios que ni entienden ni son realmente los que la sociedad necesita. No lo digo yo, con mis principios particulares, sino el nivel objetivo de contradicción, paradoja y enfrentamiento social, casi siempre acompañado de un enfrentamiento individual interno de muchas personas. En muchos ámbitos sociales estamos matando moscas a cañonazos y aún estamos muy lejos de llegar a detectar semejante error. Por lo tanto, la solución está aún más lejana… El drama del maltrato que muchas parejas sentimentales están sufriendo es sólo uno de los ejemplos más hirientes y que me crea más impotencia… El aborto, con su generalizada aceptación, otro. El desprecio indirecto (y no tan indirecto) que está sufriendo la Familia es otro ejemplo más… Millones de personas están sufriendo por semejantes errores y billones de personas los sufrirán en el futuro… Y será responsabilidad de los adultos que formamos la generación actual… Nuestros descendientes tendrán mucho que reprocharnos; muchísimo!

Nos estamos adentrando cada vez más y con un paso más firme y arrogante en un callejón sin salida… o mejor, una jungla repleta de predadores que nos van a fagotizar si no reaccionamos a tiempo.

Pero el único camino para el verdadero cambio social sólo puede venir de la Educación, una Educación que, como no podía ser menos, está en el momento de más decadencia de la historia reciente de la Humanidad. Países modelo en el ámbito educativo, como Suecia, resulta que tienen los mayores índices de suicidio adolescente del mundo… Pero claro, en una sociedad totalmente manipulada como la actual, sólo se da publicidad a los datos que interesa a esa jauría de individuos intolerantes, totalitarios, obsesivos con unas ideas absurdas que no aguantan ni un primer combate en la lucha de la lógica, la moral, la ética… Pero es igual, hasta los que presumen de ser los sabios de nuestra sociedad, han sucumbido al poder del miedo de ser tachados como elementos anti-progresismo… con todos los calificativos que son usados habitualmente por este movimiento para acallar cualquier voz discordante… Es realmente dantesco el panorama que se nos avecina.

Estamos llegando a tal nivel de sinrazón en la sociedad moderna actual que, aunque en nuestra vida más particular, personal e íntima; actuemos de una forma radicalmente distinta, seguimos defendiendo absurdos que, sólo porque parezcan “bonitos”, merecen la consideración de dogma de fe religioso… Otra de las paradojas de esta sociedad progresista actual: El perseguir las religiones (especialmente la católica) y demostrar actitudes emocionales, casi siempre muy alejadas de la racionalidad y la objetividad… Es definitivamente el triunfo de las apariencias: “Si es bonito, será bonito”, sin más análisis ni consideración… Realmente patético en una sociedad de individuos que se auto-definen como seres racionales… (ja!)

Algo que modera mi decepción de la sociedad española es comprobar que es una tendencia occidental: Europa, Estados Unidos y gran parte de Latino-América están en una situación muy parecida. Asia, de momento, se está librando pero si no hay un cambio radical de dirección, sólo es cuestión de tiempo que Asia también una al “pelotón de la sinrazón”… Para entonces sólo cabe una conclusión: El inicio de un proceso paulatino pero relativamente rápido de extinción de la raza humana… Sí…, no creo exagerar en absoluto. Es tal la locura reinante en la Humanidad actual que no creo que ni la super-población actual pueda aguantar semejante situación. No sé si esta extinción (o casi extinción) vendrá precedida de la tan temida tercera guerra mundial o si esta guerra será el colofón final a una sociedad mundial totalmente desquiciada e inestable… o si simplemente las absurdas políticas contra la familia y la procreación “se pasarán de frenada” y no sólo evitarán la super-población mundial (su objetivo oculto pero ya muy claro para los que pensamos un poco), sino que, por inercia, la gente dejará de reproducirse… para sólo disfrutar mucho de su sexualidad “libre” y sin compromisos… Pobres estúpidos, dirá ese Dios tan discutido que, en caso de existir y tener un mínimo de conciencia, debe de estar ya preparando la versión x.1 de ese experimento que se llama Ser Humano…

En fin… que sí, he vuelto… con más dinero y con una vida personal bastante más agradable puesto que estoy felizmente enamorado de una chica maravillosa que, a pesar de todo, es una muestra muy clara de cómo el poder de la manipulación es brutal y no se achanta ni ante los más inteligentes… De la forma más humilde y cariñosa posible intento sacarla de este sectarismo tan poderoso, pero muchas veces me veo totalmente impotente. Lo que sé seguro es que, al igual que la gran inmensa mayoría, el fondo de esta excepcional persona es eso, muy valioso y es una gran pena que los que podríamos ser el motor de esta “recuperación humana” estemos perdidos también en un mar de contradicciones y paradojas que sólo nos enfrentan, en lugar de ponernos a trabajar todos juntos en la tan ansiada recuperación humana.

Por todo lo cual, sí, he vuelto; pero ya no debería decir que he vuelto a casa, porque ya no siento España como mi casa, debo ser sincero y honesto. Ni siquiera ya creo a ciegas en el proyecto europeo. Europa sólo está demostrando ser el control central de una sociedad progresista, en su peor acepción: Intolerancia, adoctrinamiento, falta de libertad individual, etc. Y a pesar de eso, Europa sigue siendo el salvavidas para España y otras muchas naciones europeas… Lamentable que nuestra primera opción sea más o menos la misma “receta” que nos ha llevado a la actual situación de decadencia. Muy pocos países europeos están resistiendo el envite del progresismo y el “monstruo progresista europeo” sigue acechándoles de una forma insistente.

Y aquí estoy yo, en una España igual de patética o incluso más que cuando la dejé, con la única alternativa de volver a emigrar, esta vez a una Europa que no es ni mucho menos la solución definitiva… Me gustaría desconectar de esta perdida sociedad y hacer mi vida personal y profesional, sin dejar de intentar influir con mis ideas en la sociedad.  Pero sigo sin encontrar el punto medio que me permita vivir con paz interior y luchar socialmente, sin desesperar de impotencia e indignación al ver televisiones-secta o periódicos-secta, que no cesan de decir estupideces casi a gritos y sin nadie que ya les replique, en parte por ignorancia pero también por miedo legal a ser demandado y el miedo social a ser apartado… Es realmente una situación decepcionante e impotente.

En fin, me queda el consuelo (de tontos) de recordar que la sociedad kuwaití, o la árabe asentada (con dinero), es aún mucho más decadente que la sociedad occidental… Pero es un consuelo a medias, puesto que cuando a este tipo de sociedades (Kuwait, Arabia Saudí, etc) se les acabe su verdadero Dios (el dinero)… espero que el verdadero Dios (si es que existe!) nos pille confesados a todos los occidentales… Si el Jihadismo aún está bajo control es porque parte de unos grupos realmente minoritarios, que se han quedado sin su Dios real (el dinero) y acuden a uno muy incierto (Alá) para así tener la excusa perfecta para resarcir su frustración, con bases aún mucho más absurdas que las que están asolando el mundo occidental. Pero insisto, cuando el dinero desparezca del Medio Oriente adinerado, prepárense a sufrir la verdadera Jihad señores… Será la Tercera Guerra Mundial?…. Quién sabe, pero ya son muchos los analistas que han hablado de esta posibilidad, no es ninguna de mis particulares locuras…, en absoluto.

Ni siquiera Australia, un verdadero paraíso comparado con Kuwait o España, se libra del terrible análisis de la sociedad mundial que he realizado… Se podría resumir diciendo que Australia es un país de “niños de papá” que han explotado una tierra con muchísimos recursos naturales pero que ya hace unos años le están viendo las orejas al lobo y que, como verdaderos niños mimados que son, son incapaces de reaccionar y darse cuenta de sus errores. No llegan al nivel de estupidez español, donde a un tipo con coleta, diciendo sandeces monumentales, le votan millones de ignorantes, pero no son ni mucho menos el modelo social a seguir y, donde el populismo se está haciendo también su lugar.

En fin, será difícil, pero ojalá 2017 obre el milagro (en su versión más religiosa o laica) y la sociedad global, al menos la más occidental, empiece a despertar de su ignorancia y arrogancia y podamos empezar a hablar de una real y verdadera recuperación humanista.

Feliz año 2017; nunca se necesitó más ese deseo…

¿Capitalismo o manipulación salvaje?

frase-por-la-ignorancia-se-desciende-a-la-servidumbre-por-la-educacion-se-asciende-a-la-libertad-diego-luis-cordoba-136334

En términos generales, yo creo que la libertad es imposible sin RESPONSABILIDAD. Y a la vez, la responsabilidad es imposible sin EDUCACIÓN. Y ahí es donde radica el problema del capitalismo, digamos ideal: Necesita que la gente esté “educada”.

Yo entiendo “Educación”, no como un concepto MORAL, sino como un concepto PRÁCTICO, para facilitar la vida de cada INDIVIDUO, sin olvidar su pertenencia a una SOCIEDAD. Es decir: No es más listo el que fastidia a su semejante en beneficio propio, porque en definitiva, esa otra persona es, un posible aliado en el futuro y, si también está instruido, esa persona detectará la “inmoralidad” previa y no le ayudará en el futuro. Esto es sólo la punta de iceberg de una teoría filosófica muy personal y basada en el “todos somos uno y uno somos todos”.

Pero como todo ideal, esta sociedad capitalista ideal, nunca será real. Pero, también con el tema del Idealismo, el que nunca se alcance plenamente, no significa que no “haya que poner rumbo hacía él”.

¿Qué hacer en sentido práctico? Pues muy sencillo: Actuar de forma NATURAL. Es decir, dejar que la gente se ENFRENTE A LA CRUDA REALIDAD de la vida para que, de esa forma, tenga motivaciones reales para progresar.

“La necesidad agudiza el ingenio”, fabulosa cita…

De ese enfrentamiento contra la Realidad, nacerá irremediablemente, la propia necesidad educativa, y el rumbo hacia una sociedad capitalista muy instruida (y por lo tanto, muy justa) ya se habrá puesto.

El concepto de ideal capitalista es realmente SIMPLE… y complicado si no se entiende y se insiste en recetas absurdas que, en lugar de apostar por la NATURALIDAD de la “crudeza de la vida”, se insiste en mentir a la gente, al decirle que tiene una serie de derechos, inventados por los que quieren mantener a la sociedad en la pobreza indefinidamente, al haber acabado con su instinto natural de evolucionar y mejorar día a día.

Como conclusión, NO existe eso que algunos llaman “capitalismo salvaje”. Lo que existe es la manipulación salvaje, que va de la mano de mantener a la gente ignorante (no educada) y que así necesite a un “papá-Estado” que sea el que dirija a la sociedad ignorante por el “camino de la luz y del bienestar”… Nada más absurdo, mentiroso y manipulador, por supuesto. Eso sí que es verdaderamente salvaje.

La alternativa a la democracia

frase-la-democracia-no-es-mas-que-una-dictadura-elegida-por-el-pueblo-no-nos-enganemos-bob-marley-121127

Ser demócrata implica aceptar que la sociedad puede aplastar los intereses individuales de cualquiera, si con esa acción la mayoría va a salir ganando… ¿Puede haber actitud más ruin?!

Sí, existe una alternativa al “menos malo” de los sistemas de gobierno: Que no haya gobierno.

Habría que dejar que cada individuo sea EDUCADO en total RESPONSABILIDAD de sí mismo, para hacerse cargo de su vida al 100%, aprendiendo a CONVIVIR realmente, RESPETANDO los derechos de los demás individuos y COOPERANDO con ellos para obtener mutuamente aquello que necesitamos para ser… FELICES…

En todo el proceso descrito anteriormente, no hace falta ningún Estado, coaccionador y desestabilizador de la verdadera naturaleza e intereses Humanos.

No, ya no me considero demócrata… La democracia es la dictadura del pueblo; un pueblo, además!, ignorante que no duda en aplastar los derechos esenciales de cualquier minoría, aunque sea la de un sólo individuo.

A partir de ahora me declaro abstencionista… Quizás algún día toda la sociedad se de cuenta de esta gran farsa y los Estados, como acaparadores de poder absoluto, queden ilegitimados por siempre jamás. Evidentemente, soy consciente de que eso, hoy por hoy, es una gran utopía. Pero no me distingo por ser demasiado pragmático en temas profundos. Prefiero seguir mis razonamientos personales y meditados.

Cómo un conservador se vuelve libertario

libertario-e1324186424277A partir de ahora me declaro libertario, que no es liberal o neo-liberal, no confundir términos.

Ser libertario significa abogar por la libertad máxima del individuo. Una libertad tanto en el plano económico como en el plano social. Muchos diréis que ser liberal en el plano social es ser progresista social, pero también os estáis equivocando y ahora os explicaré porqué.

El conservadurismo es un movimiento político que busca imponer un modelo social basado en la supuesta naturaleza del individuo.

El conservadurismo es un movimiento político que busca imponer un modelo social basado en la supuesta naturaleza del individuo. Digo “supuesta” porque siempre es discutible qué se entiende por “naturaleza del individuo”.

En el otro extremo está el progresismo. El progresismo es un movimiento político que busca imponer un modelo social basado en la imposición de ideas de ingeniería social, que nunca o casi nunca tienen nada que ver con la realidad natural del individuo: Feminismo radical, ideología de género, creencia absoluta en el concepto de maldad, etc; son sólo algunas de las ideologías que se intentan imponer desde un gobierno progresista.

El progresismo es un movimiento político que busca imponer un modelo social basado en la imposición de ideas de ingeniería social.

Filosóficamente, me sigo confesando conservador porque creo que, en general, este movimiento es el más realista y general posible. No obstante, a nivel político, real y práctico, he optado por el libertarianismo porque eso libra de la imposición progresista a toda la sociedad, que yo considero poco menos que delirante en casi todos los aspectos de esa ideología.

En el libertarianismo cada individuo decide qué hacer en su vida, no sólo con su vida, sino con las de sus congéneres. Es decir, operar con total libertad. La cara amarga de tal situación es que hay que ser muy responsable de los actos que, en libertad absoluta, se realizan. Por lo tanto, si por ejemplo uno mata injustamente, se arriesga a que la sociedad le condene. Y la condena social puede llegar a ser mucho peor que la de un juez, sobre todo en la era de la globalización, donde “todo se sabe”…

En el libertarianismo cada individuo decide qué hacer en su vida, no sólo con su vida, sino con las de sus congéneres.

Puede ser que haya muchos lectores que crean que hay hechos obviamente perversos para toda la sociedad y que, por lo tanto, no es necesario que sean juzgados a nivel individual, sino colectivamente, instaurando las leyes necesarias; y que su ausencia llevaría a un caos social extremo. Pero hay un ejemplo muy claro donde esta hipótesis falla rotundamente: La aprobación/desaprobación del aborto en nuestra sociedad:

Para un conservador, un aborto es un crimen que está, cuando menos, a la misma altura que un asesinato común. Sin embargo, siendo legal, la sociedad no se derrumba. Los progresistas pueden argumentar que esta es la prueba que demuestra que el aborto no es un crimen, pero los conservadores dirán que lo que ocurre es que la justicia estatal es injusta, porque en libertad real, la sociedad acabaría por condenar el aborto, al igual que hoy todos condenamos la muerte de otros individuos totalmente indefensos, como son los bebés (nacidos).

Inciso: Yo diferencio tres tipos de justicia:

  • Justicia natural: “La ley del más fuerte”, tanto a nivel físico como mental.
  • Justicia social: “La ley de la sociedad”, como conjunto de individuos, no como Estado, ni tampoco relacionado con el concepto de democracia. Es decir, que sea la sociedad, independientemente de cómo esté organizada (Estado-anarquía), ni de donde provenga (totalitarismo-democracia) sea la que imparta justicia, según sus propias respuestas a los actos de sus individuos.
  • Justicia estatal: “La ley del Estado”, independientemente de cómo se haya instaurado ese Estado (totalitarismo-democracia).

Yo entiendo que la justicia social es una evolución de la justicia natural, cuando se trata de individuos sociales como los Seres Humanos. La justicia estatal debería ser una copia calcada de la justicia social, pero como entidad compleja que es, una sociedad es muy difícil de analizar y determinar qué es realmente justo para ella. Es decir, un Estado nunca o casi nunca estará ni cerca de determinar que es justo o no es justo en su sociedad. El ejemplo del aborto es el más claro ejemplo de esta afirmación. Por lo tanto, al contrario que progresistas y conservadores, el libertarianismo cree que la justicia social no puede provenir del Estado, sino directamente de los individuos que forman la sociedad, con sus críticas activas o pasivas y sus actitudes de aprobación o desaprobación correspondientes.

Como ejemplo de verdadera justicia social, y siguiendo con el ejemplo del aborto, si los conservadores tienen razón, la justicia social (real) acabaría por apartar a los abortistas de la sociedad y esa actitud acabaría como una actitud residual, así como otras muchas, que sólo demostraría la variabilidad del Ser Humano debido a su libertad intrínseca, que le puede llevar incluso a su propia infelicidad (ser apartado socialmente, en este caso). Lo mismo se puede decir si fueran los progresistas los que tienen la razón en este tema: Acabarían arrinconando a los conservadores. Pero mientras haya un estado manipulado por lobbies de presión, eso nunca se sabrá y siempre se mantendrá un clima de tensión social con éste u otros muchos temas polémicos y controvertidos.

Personalmente, creo que el Estado está tremendamente manipulado por pequeños grupos de presión (“lobbies”) progresistas, que dirigen la justicia estatal muy lejos de la social, la real. Por lo tanto, desde el libertarismo ya me basta que al menos los progresistas no puedan imponer a la fuerza sus ideas. Ya me encargaré yo (y los que piensan como yo) que las ideas coherentes del conservadurismo sean adoptadas libremente: Si los conservadores (filosófico en mi caso) estamos en lo cierto, nuestras ideas serán la mayoría en la sociedad y se habrá derrocado el progresismo como movimiento generalizado en la sociedad. En caso contrario, lo mismo; pero en el camino no se habrá crispado la sociedad, llena de fanatismo agresivo que, al final, no hace más que cohibir la verdadera y última expresión de… LIBERTAD INDIVIDUAL…

Soy un ser despreciable… :'(

machismo630

Qué mala suerte tuve… Nací varón y además heterosexual!.. 😦

Por lo visto, yo no lo sabía, pero ya desde el principio, al nacer varón, ya tengo un “chip de la maldad”, que me convierte de forma ineludible en mala persona…, sobre todo para las mujeres… Pobrecitas ellas también, que tienen que sufrir mi naturaleza masculina… Por suerte para ellas, la ley las protege de mi maldad absoluta y me pre-condena con mucha anterioridad si ella me denuncia ante cualquier acto que la pueda incomodar. Hasta un insulto, que yo creía una actitud negativa pero bidireccional en una pareja… Pero no!, un simple insulto es también una actitud realmente de naturaleza masculina… Estúpido de mi! Soy lo peor… soy escoria masculina… y además ignorante absoluto!

Sí, tendré el “poder masculino”, no sólo por mi evidente mayor fuerza física, sino porque soy malvado y egoísta y me aprovecho de todos y cuantos seres débiles me encuentro a mi paso: Mujeres, niños, ancianos y, por qué no, otros hombres que no son tan mezquinos como yo… Con esta actitud no sólo abuso de individuos sino que llevo toda la sociedad a la ruina en todos los sentidos, a destruir la paz social… Qué desastre!!!

Pero la verdad es que me entristece mucho mi destino inalterable por culpa de mi hormonas… Yo también querría querer y ser querido, como, por lo visto sólo las mujeres pueden hacer… La verdad, es que, después de todo, desprecio ese “poder masculino” que se me fue concedido desde mi fecundación… Maldito poder que no me permite amar y que destruye el mundo!

Y claro, además soy heterosexual! Qué desgracia la mía! ¿Se puede ser más desgraciado que sentirse atraído por un género que nunca te amará de verdad porque eres un monstruo? ¿Se puede ser más desgraciado que pensar que si amo a una mujer y la pobre confía en mi, la maltrataré y abusaré inevitablemente de ella siguiendo el dictado de mi sistema hormonal?… Y ya nada qué decir de mis futuros hijos, a los cuales, como seres realmente débiles, mi maldad intrínseca, educará a palos, día sí, día también! Madre mía qué angustia más extrema…

Pero… tengo una solución a mi desgracia personal! 😀 Ufff…, qué alivio me ha dado una inteligentísima mujer que me ha propuesto algunas soluciones a mis problemas personales… Qué afortunado soy de, al menos, tener una esperanza a este futuro frío y sombrío, que me esperaba para el resto de mi vida! 😀

Esta bellísima mujer (ya de por sí buena persona, por no tener el chip de la maldad masculina) me ha propuesto tres soluciones. Todas serán difíciles de tomar, pero con esfuerzo y, sobre todo, el refuerzo social y educativo, son posibles, me ha asegurado. Como es mujer, bondadosa por naturaleza, voy a confiar plenamente en ella…

Las tres alternativas que tengo según esta mujer son las siguientes:

  1. Dejar de ser hombre! 😀 Siii… Esta señora me ha dicho que no sería una mujer real, pero sí legal, sería un transsexual… pero que me quitarían ese chip malvado que me vuelve un ser tan deleznable… Dice que no confíe más en la Naturaleza. La Naturaleza es sólo un concepto inventado por el varón heterosexual para poder seguir aplastando el resto de personas, a su antojo! Joder!, qué gran enseñanza me ha dado esta bondadosa mujer… Uf!, qué revelación más esperanzadora! Gracias, gracias! Me explicó que ya puedo abandonar mi condición masculina de forma artificial, sin ningún problema ni impedimento de ningún tipo!!! Además, no hace falta ni que tenga dinero para eso, puesto que la sociedad me lo paga!!! Ufff… es genial, por fin un rayo de luz en mi sombría vida como varón…
  2. Pero, como sabia y bondadosa persona que es, esta mujer me ha dado otra alternativa, si es que me da algún miedo dejar de ser hombre: Me ha propuesto dejar de abusar de las mujeres con mis actitudes viriles (machistas, me ha dicho que se llaman). Es decir, me ha recomendado que me haga homosexual!!! Fantástica idea!!! Uf… con lo poco que me gustan los quirófanos y medicarme toda la vida para anular mi “chip masculino”.., no sé si podría optar por la transexualidad, la verdad. Me dice que, al igual que mi género, mi orientación sexual natural es gran otra mentira del “patriarcado heterosexual”! Jo!…, no sabía del poder ilimitado de la Maldad masculina y que yo mismo tenía inserta en mi mismo por ser hombre heterosexual… Uf, sabias y bondadosas palabras las de esta mujer, como no podría ser de otra forma por ser mujer, claro!
  3. Como tercera opción; esta mujer; sabia, bondadosa y comprensiva con mis limitaciones como hombre; me ha dado una alterativa “de mínimos”: La bisexualidad… Me lo ha dicho con la boca un poco pequeña porque es un “mal menor”, pero que al menos, ayuda a derrotar este “patriarcado heterosexual” que tantísimo daño está haciendo a la sociedad, oponiéndose ferozmente a aceptar su maldad intrínseca y luchando con todas sus fuerzas contra toda la sociedad, aplastándola cual insectos infectos!

Uf… por fin… tengo alternativas, fuera de la asquerosa Naturaleza, que me hizo pensar, junto a una sociedad arcaica, que debía seguir siendo un hombre heterosexual, malvado y ruín… No… ya no me voy a dejar engañar más y voy a iniciar una nueva etapa en mi vida ayudado por el colectivo LGTBI, que es el colectivo donde se agrupan todas estas personas maravillosas que han decidido tomar alguna de esas tres inteligentes alternativas.

Un último consejo que me ha dado esta sabia señora, es que no me alarme si veo en el colectivo LGTB algunas mujeres que han decidido volverse hombres… “Que?!!!”, exclamé yo indignado!… Pero enseguida me lo explicó, tan sabiamente como era de esperar:

“Estas mujeres no serán hombres reales nunca: El nivel de hormonas ‘malignas’ que les suministran nunca llegará a ser nocivo para su salud y siempre mantendrán su ‘pureza femenina’. Son la mejor versión del varón que hemos conseguido CREAR, fuera de la asquerosa Naturaleza, que sólo sabe crear monstruos machistas”.

Ufff…, fantástica estructura social, pensé enseguida. Estas personas lo tienen todo pensado para ir eliminando el “varón natural” de la sociedad. Incluso me comentan que está muy ilusionad@s porque se espera que, en el futuro ya no habrá más varones (“naturales”, claro), porque ya se está consiguiendo fecundar óvulos con el material genético de otros óvulos! Maravilloso!, vamos hacia la sociedad perfecta! Sin horribles machos, rebosantes de hormonas masculinas, causantes de todos los males de la sociedad actual! Genial!!! Me encanta el plan!, si señor!… señora!!, a partir de ahora!, putos machistas asquerosos que hasta en la lengua nos han pisoteado! Buaaahg!!!

En fin, hoy en día, estoy en mi “viaje LGTB”, hacia un futuro mejor, como persona. Me alegra por fin saber que podré amar de verdad sin tener que hacer daño a nadie y contribuyendo a un mundo mucho mejor, lejos del repugnante “patriarcado heterosexual”… Ganaremos!, porque el Amor siempre triunfa, aunque para ello haya que superar a la sobrevalorada Naturaleza!

—————————————————–

Fin de la parodia acerca de la supuesta maldad intrínseca del varón y de cómo los líderes del colectivo LGTBI (Lesbianas, Gays, Transexuales y BIsexuales) quieren imponer un modelo social anti-natura, sólo porque no son capaces de aceptar las limitaciones de sus orientaciones sexuales y/o de género.

Esta supuesta maldad intrínseca del varón es promovida por el colectivo feminazi (no confundir con feminista), que a su vez forma parte del colectivo LGTBI, porque sus integrantes suelen ser lesbianas radicales que odian al varón infinitamente.

Los líderes del colectivo LGTBI (no todo el colectivo) intuyen/saben que, en el fondo, tienen un problema psicológico importante que no están dispuestos a asumir y a aceptar y, por lo tanto, buscan otras causas a sus problemas personales derivados de ese problema psicológico esencial.

Un LGTBI tine un problema psicológico que le impedirá ser padre/madre natural. En lugar de aceptar ese hecho esencial y vivir conforme a él, muchas de estas personas (no todas, por suerte) intentan modificar las reglas sociales, para permitir que ellos también puedan tener hijos, de alguna forma artificial.

Muchos heterosexuales defensores de las leyes naturales esenciales, nos oponemos a las pretensiones del colectivo LGTBI. No aceptamos que quieran imponer un nuevo “orden social” que no sea el que directamente dicta la Naturaleza. Por eso, los líderes del colectivo LGTBI culpan de sus problemas personales al colectivo heterosexual que se opone a sus pretensiones. Concretamente, odian al hombre heterosexual, que promovido por el colectivo feminazi, es como Satán para los religiosos.

El colectivo LGTBI profesa la IDEOLOGÍA DE GÉNERO, cuyo eje central es la abolición de las diferencias entre géneros, que consideran insignificantes y que generan discriminación.

El colectivo LGTBI realmente considera que el varón heterosexual es muy nocivo para la sociedad: Desde el capitalismo salvaje hasta las guerras en el mundo, pasando por el problema de la violencia en el seno familiar, lo que llaman ellos con mucho odio, “violencia machista”… Incluso tachan de machistas muchas actitudes típicamente varoniles de otras épocas como la caballerosidad, la ayuda a la mujer en cualquier ámbito, el piropo… Recientemente, incluso he leído que algunas feminazis aconsejan a las mujeres volverse homosexuales para que no les permitan a los hombres heterosexuales tener el “poder de crearles orgasmos”…

En general, la Ideología de Género va contra la Naturaleza. La considera injusta por no dar al colectivo LGTBI la opción de reproducirse y la quiere ignorar. De hecho, la Ideología de Genero aboga por la separación total entre sexualidad y reproducción. Esa asociación natural les discrimina y no están dispuestos a tolerarla mucho tiempo. Poco a poco, el colectivo LGTBI irá manipulando la sociedad para que piense que la reproducción natural es algo retrógrado y absurdo en las sociedades modernas. En su lugar, dirán que hay que generalizar la reproducción artificial, donde la sexualidad no tenga ningún protagonismo y lo más importante, los heterosexuales no tengamos ninguna ventaja natural. La sexualidad pasará entonces, a ser un mero “juego lúdico-afectivo” para todos, no sólo para los LGTBI.

Las líderes feminazis odian tanto al varón que incluso aspiran algún día a poder eliminarlo de la sociedad y pasar a un método reproductivo artificial y “homosexual”, basado en la fertilización de óvulos con material genético de otros óvulos. Esta es una técnica puede ser viable en muy poco tiempo (si no lo está ya). Por supuesto, mediante esta técnica, sólo nacerían niñas.

Este texto puede considerarse muy absurdo por mucha gente cabal, pero es una hipótesis que podría ser finalmente muy cierta si no se prohíbe la Ideología de Género. Es dañina y nociva para la sociedad, ya que crea grupos sociales enfrentados e incluso podría acabar con ella en sólo algunas generaciones, si se logra implantar con todas sus consecuencias: Eliminación de la reproducción natural (sexual) e imposición de sistemas reproductivos basados sólo en óvulos…

Partido Libertario de España

Nb6Srxt3

A continuación, la propuesta política de LIBERALISMO (liberales, tanto en el sentido económico, como el social):

http://www.p-lib.es/wp-content/uploads/2012/07/PPM-del-P-LIB.pdf

(web del Partido Libertario español: http://www.p-lib.es/)

Sí, un documento de 85 páginas, pero es fácil de leer… 😉 A mi me ha enganchado y finalmente, me lo he leído prácticamente entero. Dada mi base social-conservadora, se me hace muy difícil asimilar muchas de las ideas social-liberales. Pero acepto que todo su postulado es muy lógico y comprensible.

En el fondo de la ideología, hay un tema muy importante en mi opinión: Reclamar la libertad del individuo y sólo limitarla para mantener los mismos niveles de libertad entre TODOS los individuos de la sociedad. Esta idea es algo casi “indiscutible”; aunque se abre un debate enorme acerca del concepto de MORAL y ÉTICA, de PRINCIPIOS y VALORES…, que se supone afectan a la libertad social de todos los individuos por igual…

Pero claro, ¿qué sentido tiene obsesionarse por establecer una supuesta moral en una sociedad que acepta de forma generalizada la DEMOCRACIA y que, por lo tanto, podría establecer leyes potencialmente inmorales? Y desde el punto de vista económico, ¿qué sentido tiene obsesionarse por implantar un modelo económico supuestamente eficiente si esa misma democracia podría arruinar a toda la sociedad de una forma similar?

Un solo individuo, en una sociedad democrática, no tiene ninguna autoridad moral ni económica, de forma colectiva (por muy experto que pueda considerarse). Por lo tanto, si aceptamos humildemente que ninguno de nosotros podrá jamás imponer su modelo político, lo más sensato y conveniente (un mal menor) es asegurarse que ningún otro lo podrá hacer tampoco; dejando que sea la propia “acción individual conjunta”, la que de una forma verdaderamente demócrata (“democracia dinámica”), sea la que decida finalmente el rumbo de la sociedad, mediante su acción directa, su voluntad.

Dada la falta de consenso casi eterno al que parecen estar condenadas las sociedades actuales, que van alternando constantemente entre derecha e izquierda, sólo parece haber un camino: No instaurar de partida ni un sistema ni otro… Es decir, establecer unas leyes que aseguren las opciones individuales, sin que se pisen unas a otras, bajo la supervision del gobierno (“árbitro”). Parece que el único paradigma político que permitiría esto es el liberalismo.

Finalmente, después de un periodo de mutua aceptación, dada la imposibilidad de “alienar mentes”; podría darse un proceso real de DEBATE de ideas, con el que las sociedades podrían poner un rumbo mucho más consensuado, natural y eficiente para toda la sociedad… Es decir, como seríamos los últimos protagonistas del rumbo de la sociedad mediante nuestro “pensamiento-acción”, finalmente estaríamos verdaderamente abiertos a escuchar propuestas y a seguirlas si realmente nos conviniera a título personal. Y se supone que comunidades de individuos liberadas de “prejuicios ideológicos” y “descargadas de EGO”, irían más o menos en el mismo rumbo, al menos más de lo que parecen ir ahora mismo.

Vaya, me está gustando esta opción política… Mucho… 😉