Naturismo versus Naturalismo

arbolEXISTIR_thumb[23]

Para empezar, una pequeña aclaración semántica: No es estrictamente lo mismo “naturalista” que “naturista”. Lo primero es una corriente filosófica que toma la Naturaleza como modelo de vida, mientras que lo segundo es una doctrina naturalista centrada en la conservación de la salud y prevención de enfermedades (fuente: RAE).

Otra aclaración necesaria es que ambos términos también representan dos conceptos que poco tienen que ver con los precedentes. Naturalismo es también una corriente artística que tiene bastante relación con el concepto filosófico pero no es exactamente lo mismo. Por otro lado, naturista también se considera un sinónimo de nudista. No queda muy claro si un nudista es también un naturalista en su sentido más estricto pero dejaré ese debate de lado, y hablaré de naturistas y naturalistas en el sentido expresado en el anterior párrafo.

 

Los naturistas, por definición, tienen una actitud naturalista sólo en lo que a la alimentación y el tratamiento de enfermedades se refiere. Pero no es seguro que un naturista tenga esa misma “confianza natural” en otros aspectos de su vida.

La gran cuestión que siempre he tenido en mente es ¿por qué los naturistas no son habitualmente naturalistas también en otros aspectos de sus vidas? ¿Por qué hay gente que cree casi ciegamente en el beneficio de las dietas y los tratamientos de salud naturales y, sin embargo, rechazan (incluso violentamente) cualquier otro tipo de naturalismo en sus vidas? Veamos…

Yo no tengo claro si el cuerpo humano conseguirá, con los años, adaptarse finalmente a tanta basura que le metemos dentro y que mal llamamos “comida” y, por lo tanto, no tengo muy claro si los beneficios de comer sano son realmente tan necesarios para nuestra vida particular y la de la especie en sí misma. Lo que si tengo bastante más claro es que hay otros tipos de comportamientos no naturales, que de mantenerse, serán el fin definitivo de la especie humana.

Porque la gente entiende bastante bien sólo lo experimenta en primera persona. Pero cuando se trata de entender situaciones abstractas la cosa cambia mucho. Yo creo que hay dos procesos naturales abstractos (“intangibles”) esenciales en la vida del cualquier ser vivo que los Humanos estamos deliberadamente masacrando. Y como procesos naturales esenciales, finalmente acabarán pasándonos factura. Y es posible que nos la pasen antes de la ingesta de “comida basura”.

Me refiero  a la falta de respecto “natural” por los niños no nacidos (pero ya engendrados) y a la legalización de la descendencia homosexual.

En el primer caso, me refiero al mal llamado aborto y que sólo es un eufemismo de asesinato de seres no natos. Nuestra supina ignorancia natural, nos hizo creer que un Ser Humano no nacido no era una persona. Que no tenía derechos naturales esenciales, como la vida. Y por eso, empezamos a matarlos, sin contemplaciones. De muy poco ha servido el extraordinario avance TÉCNICO de los últimos años. Un avance que nos ha mostrado la naturaleza realmente humana de los embriones y fetos. Un avance técnico que no ha implicado un avance MORAL.

Como en otros muchos aspectos, el Hombre ha avanzado mucho técnicamente, pero muy poco moral o éticamente. Seguimos masacrándonos en guerras injustas, seguimos luchando por poder, dinero, placer… Y el dinero y el placer son básicamente nuestros “principios” a la hora de abortar, por supuesto. Porque abortamos para no tener que “cargar” con un ser inocente porque hemos querido disfrutar de nuestra sexualidad, desvinculándola por completo de nuestros sentimientos. Porque quien “hace el amor”,  no le teme al embarazo. Esa es una regla natural que muchos desprecian y/o ignoran. Nos hemos creído que el placer es el criterio más importante. Mucho más que el respeto a la vida, la coherencia con los sentimientos y la responsabilidad materno-paternal. Es el triunfo del placer ante todo.

Por otro lado, el aborto limita extraordinariamente la capacidad regenerativa/evolutiva de la especie humana porque además, en nuestras sociedades egoístas-individualistas, se alarga artificialmente la vida de los ancianos mucho más allá de sus posibilidades naturales. Es decir, matamos niños y mantenemos vivos a los ancianos a toda costa… (suena bastante… estúpido?).

En el segundo caso, el derecho de adopción homosexual, ya hace un tiempo que las sociedades “progresistas” han decidido también dar un vuelco absoluto a las formas de paternidad del futuro. Por lo visto, a tenor de estos “principios progresistas”, la descendencia deberá dejar de ser una consecuencia directa de las relaciones sexuales. Porque de esa forma se “iguala” a los heterosexuales y a los homosexuales. Es decir, si conseguimos desvincular sexo y descendencia, habremos conseguido eliminar la discriminación por orientación sexual… Eso es lo que piensan los “sabios” progresistas, claro. Evidentemente, es uno de los mayores errores socio-culturales de toda la historia de la Humanidad. No tengo ninguna duda de ello.

Lo correcto sería reclamar el RESPECTO por cualquier condición humana, la etiquetemos de natural o no. De forma tradicional y conservadora, se ha discriminado a los homosexuales por no ser “naturales”, por enfermizos y/o depravados. Pero sea cual sea el origen de esta orientación sexual, lo que hay que fomentar es el respeto a la misma, no la IGUALDAD entre estos individuos. Y la razón es única pero fundamental: Los homosexuales no pueden tener hijos NATURALES…  Eso, es suficiente para no considerar a un heterosexual “igual” a un homosexual. O, si se quiere, somos iguales en todos los aspectos menos en ese: Un homosexual JAMÁS debería tener derecho de adopción, como cualquier otro heterosexual, puesto que eso es otorgar el derecho paternal/maternal a un individuo que, por NATURALEZA, no lo tiene. Fin del debate.

Ambos gravísimos errores, aborto y descendencia homosexual, marcarán el principio del fin de la especie. Y sino, esperemos “unos años”… (Quizás me esté leyendo ahora mismo algún tataranieto mío y, desgraciadamente, esté asintiendo con la cabeza mientras lee esto).

 

Conclusiones…

 

Sin entrar en la importancia del “respeto natural”, con el que se puede estar o no de acuerdo, este artículo sólo quiere llamar la atención a todos aquellos que viven obsesionados  por intentar comer natural, por intentar hacer ejercicio cada día, por observar a la naturaleza para decidir cuestiones simples en sus vidas y, sin embargo, la ignoran completa y absolutamente cuando se trata de decidir nuestro “rumbo” en estas dos materias esenciales, las dos relacionadas con la reproducción/descendencia…

Si todos los movimientos naturalistas actuales fueran realmente coherentes y aplicaran su naturalismo a todas las facetas de su vida (no solo a la alimentación, por ejemplo), podríamos empezar a pensar que el aborto y el matrimonio gay tienen los días contados y por lo tanto, respetando todas las opciones individuales que no impliquen matar a nadie indiscriminadamente, conseguiríamos sociedades mucho más sanas y equilibradas en todos los aspectos.

Lamentablemente, la mayor parte de los naturalistas lo son sólo parcialmente, sin razón aparente. En realidad yo creo que son “rebeldes sin causa” que sólo se dejan manipular por discursos demagógicos de los movimientos progresistas. Sólo son naturistas porque el naturismo no va en contra del progresismo, nada más. En caso contrario, los progresistas se hubieran cuidado de limitar el naturismo, claro.

Y ese es el verdadero error social de nuestros tiempos: Este falso “progresismo” que ya ha dinamitado las bases de nuestra civilización: Sus principios naturales reproductivos… Y con ese discurso demagógicamente falso, han manipulado a millones de personas que, paradójicamente, se creen muy naturalistas…

 

¿Conseguirnos eliminar esta lacra social del progresismo a tiempo? ¿O sólo nos daremos cuenta de que estos energúmenos (progresistas) nos llevaron por la senda de la muerte cuando ya no haya camino de vuelta?

No sé, somos aún muchos los habitantes humanos de la Tierra y “la vida da muchas vueltas”, pero por desgracia, de momento, todo apunta que nuestro camino es sin billete de vuelta… Antes que los gases nocivos, las hormonas o los pesticidas, nos matarán los progresistas con su simplista, incoherente y demagoga manera de ver la Vida…

4 Comments

  1. “A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara esa gota”

    — Madre Teresa de Calcuta

    Responder

    1. Totalmente de acuerdo. Cada persona es un mundo en si misma. Pese al dicho que indica que todo el mundo es prescindible, yo no estoy de acuerdo. Todos tenemos potencial para hacer algo realmente importante en nuestras vidas. Aunque sólo sea dar ejemplo con nuestra actitud. Saludos.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s